Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Cuidado con las señales

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 11.8.

Las señales que interpretamos como de Dios, no siempre lo son. Debemos cuidarnos de a qué señales observamos y por cuáles tomamos decisiones.

Te invitamos a leer el devocional y a pensar juntos este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Texto bíblico base: Marcos 11.8

Muchos tendieron sus mantos en el camino, y otros tendieron ramas que habían cortado de los campos.

Contexto Bíblico: Marcos 11.1-11

Cuando se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betania, cerca del monte de los Olivos, Jesús envió a dos de Sus discípulos, y les dijo: «Vayan a la aldea enfrente de ustedes, y tan pronto como entren en ella, encontrarán un pollino atado en el cual nadie se ha montado todavía; desátenlo y tráiganlo. Si alguien les dice: “¿Por qué hacen eso?” digan: “El Señor lo necesita”; y enseguida lo devolverá acá».

Ellos fueron y encontraron un pollino atado junto a la puerta, afuera en la calle, y lo desataron. Y algunos de los que estaban allí les dijeron: «¿Qué hacen desatando el pollino?». Ellos les respondieron tal como Jesús les había dicho, y les dieron permiso. Entonces trajeron el pollino a Jesús y echaron encima sus mantos, y Él se sentó sobre él.

Muchos tendieron sus mantos en el camino, y otros tendieron ramas que habían cortado de los campos. Los que iban delante y los que lo seguían, gritaban:

«¡Hosanna!
Bendito el que viene en el nombre del Señor;
10 Bendito el reino de nuestro padre David que viene;
¡Hosanna en las alturas!».

11 Jesús entró en Jerusalén, fue al templo, y después de mirar todo alrededor, salió para Betania con los doce discípulos, siendo ya avanzada la hora.

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario

¡Ten cuidado de las señales fugaces, ya que no siempre son de Dios! Y, por otro lado, ¡toma un buen tiempo para determinar en quién confías!

No todo es cierto y verdadero y, no todas las señales que creemos ver son indicaciones de Dios. ¡Cuidado!

En determinados momentos pasamos por situaciones de vulnerabilidad, y necesitemos decidir. Esas ocasiones son más que peligrosas.

Cuando lleguen, afírmate en lo que es verdadero. Ora una y otra vez. Busca respaldo bíblico. ¡No tomes decisiones rápidas!

Analiza, toma tiempo, pide consejo, ora y ora aún más. ¡Dios no soltará tu mano!

Anuncio

Ten en cuenta lo siguiente:

Muchas veces creemos estar viendo lo que queremos. Tendemos a interpretar así las supuestas señales porque es lo que anhelamos.

Una mirada fugaz, un diálogo corto, una llamada muy esperada, aunque no tenga el contenido, o no sea de la forma que esperábamos.

Hay muchos tipos de “señales” que podemos “recibir” e intentar interpretar según nuestra voluntad, deseo o anhelo. El tema es cuán objetivos podamos ser, y ahí radica uno de los principales recursos para no confundirnos.

Es por eso que más arriba hablamos de orar mucho, de buscar apoyo bíblico, de no apurarse; a lo cual agregamos ahora el consejo de no tomar determinaciones y/o decisiones apresuradas.

Dijimos que era bueno tomar consejo, pero por favor, debes ver bien a quién se lo pides. Normalmente una persona en tus mismas condiciones puede ser más objetivo, sin embargo, no siempre contará con mayor experiencia.

Un líder, un consejero, un pastor muchas veces son personas más confiables. Y no descartes un padre, un tío, una persona que te quiera y se preocupe por ti.

Cuídate de las señales. Ve bien cómo interpretar las que crees verdaderas. Eso te hará ahorrar multitud de malas decisiones.

Ten en cuenta lo que observamos en este texto bíblico. Tantas personas haciendo un día una cosa y lo opuesto al otro. ¿Era el Mesías, no lo era? Cómo es que actuaban sin convicción alguna?

Anuncio

Si Jesús hubiese sido otro, ¿cómo crees que hubiese tomado esta señal inicial? Todos vitoreando y alabando el nombre de Dios porque Él entraba en Jerusalén.

Jesús sabía bien a qué venía, quienes eran los que hacían reverencias, y cuál era su propósito. Pero nosotros no siempre tenemos tan claro todo. Por eso es que debemos cuidarnos.

Esperamos que Dios le hable a tu vida, que te guíe por Sus caminos, que te de discernimiento de Su voluntad y te llene de sabiduría.

¡Dios te bendiga mucho!

Oración

Padre Santo y Señor de todo, quiero ponerme hoy en tus manos. Me gustaría recibir discernimiento y sabiduría de tu parte. Necesito entender mi vida, necesito que me guíes y me des paz en las decisiones que debo tomar.

Señor sé que puedes ayudarme, hazme entender tus propósitos y cómo seguir tus caminos; me entrego a ti y te albo, me pongo en tus manos y dependo de ti. Para ti sea la gloria Padre, en el nombre de Jesús, amén.

Cuidado con las señales
Cuidado con las señales engañosas – Marcos 11.8

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Anuncio

Si gustas escribirnos, no lo dudes, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios. Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando las imágenes originales de pixabay.

Cuidado con las señales engañosas – Marcos 11.8

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio