Somos lámparas de Dios – Devocional Diario

Somos lámparas de Dios – Devocional Diario – Marcos 4.21, 4.22 y 4.23

¿Sabías que Dios nos llama a llevar Su luz al mundo? Al recibir la luz de Dios, al conocer el evangelio y al volvernos parte de Su familia, Él nos llama a anunciar a otros las verdades del evangelio. Ésta será nuestra responsabilidad y nuestro llamado.

Te invitamos a pensar juntos sobre todo esto en nuestro devocional de hoy, pero antes, si te es posible, te pedimos que dediques unos momentos a hablar con tu Padre Celestial. ¿Lo has hecho? Si es así entonces comencemos por leer el

Texto base de nuestro devocional de hoy

21 También Jesús les decía: «¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de una vasija o debajo de la cama? ¿No es para ponerla en el candelero? 22 Porque nada hay oculto, si no es para que sea manifestado; ni nada ha estado en secreto, sino para que salga a la luz. 23 Si alguno tiene oídos para oír, que oiga».

Marcos 4.21-23 – NBLA

Pensemos juntos

La enseñanza del texto

Antes de dar esta enseñanza, Jesús había hablado de la parábola del sembrador (4.1-20) y, siguiendo el relato de Marcos, luego de la misma vendrá la parábola de la semilla (4.26-29). La palabra de Dios y su obra en el corazón de los hombres es el tema que podemos ver como denominador común en las mismas.

En medio de ellas, Jesús habló sobre la verdad de Dios, la cual debe ser manifestada a los hombres. De esto es de lo que habla esta enseñanza de la lámpara que debe ponerse en un candelero (o como lo traduce la NVI, sobre una repisa). El evangelio no debe ser escondido. Son buenas nuevas para toda la humanidad y todos deben conocerlas. ¿Cierto?

Pensando en nuestras vidas

A la hora de compartir las buenas nuevas del Evangelio ¿Cómo te sientes? ¿Te resulta fácil, te da vergüenza, lo anuncias a todo el que veas, o solo a unos pocos y tímidamente? Y por otro lado, ¿Te has preparado para hacerlo, sabes cómo hacerlo y qué decir cuando estás en medio de una charla?

Según nuestra personalidad es natural que a unos nos cueste más que a otros, y además, el que tenga el don de evangelismo será al que menos le cueste, pero al fin y al cabo, todos debemos mostrarle a otros el camino. Ya sea que nos cueste o no, la responsabilidad es de cada uno de nosotros. ¿Lo sabías?

Más allá del llamado a la gran comisión (un texto muy conocido – Mateo 28.19-20), en 1 Pedro 2.9 se nos dice que:

Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anuncien las virtudes de Aquel que los llamó de las tinieblas a Su luz admirable.

1 Pedro 2.9 – NBLA

Esa entonces es nuestra tarea y a eso hemos sido llamados, ahora, es bien cierto que si nunca lo has hecho te puede resultar difícil saber qué decir ¿Te sucede? Es por eso que es necesario que nos preparemos para hacerlo

La necesidad de estar preparados

Ésto es lo que nos dice Pedro en su primer carta:

Sino santifiquen a Cristo como Señor en sus corazones, estando siempre preparados para presentar defensa ante todo el que les demande razón de la esperanza que hay en ustedes. Pero háganlo con mansedumbre y reverencia.

1 Pedro 3.15 – NBLA

¿Conocías este texto? Ésto es lo que Dios nos pide a través de su palabra. Ahora, tal vez te estés preguntando: ¿Cómo nos preparamos? ¿Qué debemos hacer para estar listos? Bueno, no solo estudiando versículos de memoria, o algún plan determinado, sino también nivel espiritual, buscando la comunión con Dios, su dirección y sabiduría.

El evangelio de Dios contiene el poder para llevar a los hombres al conocimiento de su situación y a la revelación sobre qué deben hacer para iniciar una nueva vida con Dios. Y un mensajero del Reino de Dios debe estar a la altura del mensaje que lleva. ¿Estás de acuerdo?

Por eso, ¿Te estás instruyendo en la palabra? ¿Buscas la comunión con Dios cada día? ¿Oras por las personas a las cuales les hablarás de Cristo? ¿Conoces algún plan evangelístico? ¿Has preparado algunos versículos para estar siempre lista/o? Todo esto es más que necesario a la hora de transmitir el mensaje.

Somos lámparas de Dios - Devocional Diario
Somos lámparas de Dios – Devocional Diario

Para finalizar

Nadie pone una lámpara debajo de una mesa, eso no tiene sentido. La luz que has recibido la debes poner bien en alto para que sea bien visible. Por tanto, por favor, no escondas la verdad de Dios, no les prives a otros de alcanzar la paz y la comunión con Dios. 

Si lo hacemos, ¿Cómo llegarán otros a obtener su salvación?

Muchos han habido que han querido guardarse el mensaje para sí mismos, tal vez por miedo, a veces por vergüenza o por no ser el o la distinta/o del grupo. Pero eso no es lo que Dios nos pide.

Si la sal no sala se vuelve insípida y para nada sirve (Lucas 14.34-35), nosotros debemos ser siervos fieles, personas en las que Dios pueda confiar. ¿Has leído la parábola de los talentos? Seguramente, al igual que nosotros, tú también anhelas que el Señor te diga:

“Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”

Mateo 25. 21 – NBLA – Si te es posible, lee toda la parábola – Mt 25.14-29

Por tanto preparémonos y hagamos nuestra tarea. ¿Estás de acuerdo? Te invitamos a orar:

Oración

Padre Celestial te agradecemos por habernos hecho tus hijos, gracias Señor por la oportunidad de conocerte y también de servirte. Ahora queremos ser nosotros los que llevemos el mensaje a otros, y por tanto te suplicamos que nos guíes, nos prepares, y nos llenes de tu Santo Espíritu para hacerlo de la mejor manera.

Señor, también necesitamos tener coraje y sabiduría, y además, poder dar las palabras correctas y tener el testimonio adecuado, por favor, ayúdanos en todas estas cosas. Queremos ser siervos buenos y fieles, y por eso es que te entregamos nuestras vidas y te decimos que queremos vivir según tu voluntad y para tu gloria.

Dejamos cada uno de estos motivos en tus manos, y te los pedimos en el nombre del Señor Jesús. Alabado y glorificado sea tu Nombre Señor, amén y amén.

Saludo y despedida de esta reflexión bíblica cristiana

Te agradecemos por llegar a este punto en tu lectura. Esperamos que Dios te hable más sobre este tema, y que te ayude en todo esto que estuvimos pensando juntos.

Si gustas, puedes escribirnos, nos gustaría saber qué piensas sobre todo lo hablado aquí. Y por otro lado, por si lo consideras útil, te dejamos más devocionales en estas dos publicaciones:

¡Dios te bendiga mucho!

También, por si te resulta de utilidad, te dejamos una publicación de Gracia y Vida sobre cómo hacer evangelismo: Método evangelístico de Jesús – basado en Juan 4.

Notas

La Cita Bíblica fue tomada con permiso de Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.

Y a su vez, la imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida sobre la imagen original de Momentmal, la cual fue descargada de Pixabay.

Somos lámparas de Dios – Devocional Diario – Marcos 4.21, 4.22 y 4.23

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *