Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Dios es Dios de vivos

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 12.27

Dios nos regala una Vida Eterna, por la cual todos sus hijos podemos tener paz y esperanzas.

Te invitamos a leer el devocional y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Texto bíblico base: Marcos 12.27

Él no es Dios de muertos, sino de vivos

Contexto Bíblico: Marcos 12.18-27

18 Algunos saduceos, los que dicen que no hay resurrección, se acercaron a Jesús, y le dijeron: 19 «Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si el hermano de alguien muere y deja mujer y no deja hijo, que su hermano tome la mujer y levante descendencia a su hermano”.

 20 Hubo siete hermanos; y el primero tomó esposa, y murió sin dejar descendencia. 21 El segundo la tomó, y murió sin dejar descendencia; y asimismo el tercero; 

22 y así los siete, sin dejar descendencia. Y por último murió también la mujer. 23 En la resurrección, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será mujer? Pues los siete la tuvieron por mujer».

24 Jesús les dijo: «¿No es esta la razón por la que están ustedes equivocados: que no entienden las Escrituras ni el poder de Dios? 25 Porque cuando ellos resuciten de entre los muertos, ni se casarán ni serán dados en matrimonio, sino que serán como los ángeles en los cielos. 

26 Y en cuanto a que los muertos resucitan, ¿no han leído en el libro de Moisés, en el pasaje sobre la zarza ardiendo, cómo Dios le dijo: “Yo soy el Dios de Abraham, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob”? 

27 Él no es Dios de muertos, sino de vivos; ustedes están muy equivocados».

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario

Ante la prueba de aquellos que poco comprendía del espíritu de la Ley, nuestro Señor les dio una grandísima lección:

Les dijo: “Él no es Dios de muertos, sino de vivos“. Los que le han tomado por Dios, los que le han obedecido, los que creyeron en Él, no han muerto, sino que viven eternamente.

Que el consuelo de esta afirmación llene tu alma, y que la paz de Dios, que está más allá de toda comprensión inunde tu corazón.

El mismo apóstol escribe en su epístola a los filipenses:

Anuncio

6 Por nada estén afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer sus peticiones delante de Dios. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús. (Filipenses 4.6-7)

Y también nuestro Señor hablando sobre quienes han muerto luego de haber creído en Él dijo:

«Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque muera, vivirá, 26 y todo el que vive y cree en Mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?».

Jesús promete vida eterna, y esa es nuestra confianza. Estaremos a su lado por toda la eternidad.

Tan solo un texto más del Apóstol Pablo:

13 Pero no queremos, hermanos, que ignoren acerca de los que duermen, para que no se entristezcan como lo hacen los demás que no tienen esperanza. 

14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con Él a los que durmieron en Jesús. 15 Por lo cual les decimos esto por la palabra del Señor: que nosotros los que estemos vivos y que permanezcamos hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

16 Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero. 17 Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre. (1 Tesalonicenses 4.13-17)

¡Cómo no adorarle! ¡Cómo no alabar Su nombre! ¡Gloria al Dios altísimo por toda la eternidad!

Oración

Padre Santo que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, tanto en la tierra como en el cielo.

Gracias Señor porque tu voluntad es que vivamos eternamente a tu lado, gracias, Señor, porque tenemos esperanzas y seguridad en ti.

Bendito sea tu nombre porque tu Palabra nos consuela, nos sustenta y nos alienta.

Te adoramos Señor porque sabemos que tenemos un destino eterno, algo que no pudiéramos pagar no comprar, porque tan solo es un regalo de tu amor.

Ayúdame a estar bien, consuela y sustenta mi corazón y mi alma. Lléname de paz, y también a todos mis familiares. Que todos y cada uno pueda conocerte.

Anuncio

Bendícenos Señor. Quita la aflicción de nuestros corazones. ¡Bendito sea tu nombre! Oro en el nombre de Cristo Jesús, amén.

Dios es Dios de vivos
Dios es Dios de vivos – Marcos 12.27

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Si gustas escribirnos, no lo dudes, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios. Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando las imágenes originales de Pixabay.

Dios es Dios de vivos – Marcos 12.27

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio