Superar obstáculos a la hora de ayudar a otros

Anuncio

Superar obstáculos a la hora de ayudar a otros – Devocional diario

Bienvenidos, en el texto del devocional de hoy veremos que a la hora de ayudar podemos encontrarnos con muchos obstáculos, pero que al ser superados, nuestro esfuerzo halla la bendición de Dios.

Antes de comenzar,

Te pedimos por favor que ores 

Para que sea Dios quien te hable más allá de lo que nosotros podamos escribir en la siguientes líneas.

Ahora sí, habiendo orado, leamos el texto bíblico:

Texto base del devocional

3 Entonces vinieron a traerle un paralítico llevado entre cuatro. 4 Y como no pudieron acercarse a Él a causa de la multitud, levantaron el techo encima de donde Él estaba; y cuando habían hecho una abertura, bajaron la camilla en que yacía el paralítico.

Marcos 2.3-4 – LBLA

Pensemos juntos

Esta historia bíblica trae muchos elementos de los cuales hoy nos centraremos sólo en tres, pensemos primeramente en la tenacidad de los amigos de aquella persona, luego en las bendiciones de ayudar a otros, y por último en todo lo que aquel hombre necesitó poner en funcionamiento para llegar hasta Jesús.

Los amigos de la persona paralítica

¿Has ido tú en ayuda de otros alguna vez? Seguramente lo has hecho. 

Por lo tanto, con toda seguridad, sabrás que aunque no en todos, en algunos casos habrá que planificar muy bien cómo hemos de ayudar (esto dependerá de cada situación y cada caso) y dejar a un lado nuestras propias cosas para ayudar a otros, lo cual nos demanda tiempo y esfuerzo. 

También debes tener en cuenta que es posible que nos podamos encontrar con diversas dificultades y/o problemas en en medio de nuestra tarea, y que de suceder, deberemos hacer lo necesario como para lograr nuestra meta a pesar de todo. Bueno, esas situaciones nos ponen a prueba y nos quitan mayor tiempo y energías ¿Cierto?

Este texto bíblico nos muestra que la tenacidad y determinación tienen sus recompensas, incluso en el ámbito espiritual (también vemos en él un buen grado de resolución y de ingenio para resolver una situación bastante complicada). Todo eso y todo lo que podamos sumar para ayudar al prójimo terminará en bendición. ¿Estás de acuerdo?

Esto último será real a pesar de que muchas veces las cosas no salgan tal y como nosotros las esperábamos. En esos momentos deberemos recordar que Dios sigue siendo soberano y que no siempre sabremos qué habrá en Sus planes para determinadas personas. Sólo Él lo sabe todo.

Anuncio

Permítenos decir que si nos toca pasar por dichas situaciones deberemos ponernos por meta el descansar en Dios, y por ende, descartar cualquier sentimiento de frustración o de tristeza. Nuestra comprensión del tablero de la vida en este mundo jamás llegará a ser tan amplia como la de Dios. Por tanto, si es ese el caso que te ha tocado vivir, por favor, ten paz.

Las bendiciones de ayudar

Ahora, aunque no veamos en este devocional los resultados de la tarea de dichos hombres, seguramente sabes que hubo gran bendición para el final de esta historia. Sin lugar a dudas ellos se sintieron más que felices al ver cómo su amigo fue sanado y con certeza Dios también puso gozo en sus corazones

Esto último es lo que nos sucede cada vez que ayudamos a otros, no olvidemos nunca que Dios nos dice que más bienaventurado es dar que recibir (Hechos 20.31). Sepamos y tengamos siempre en cuenta que Dios es galardonador (Hebreos 11.6), y que lo que hacemos por otros nos es tenido en cuenta como si se lo hiciéramos a Él (Mateo 25.34-40).

Entonces, a la hora de ayudar, haz todo tu esfuerzo. Cuando veas necesidad ponte a disposición. Dios siempre estará allí para bendecir tu vida y más cuando lo que haces redunda para Su gloria. ¿Quieres ser ayudado y bendecido por Dios? Ayuda y bendice a otros. Esa es una gran regla que siempre se cumple. ¡Ponla a prueba y verás!

Superar obstáculos a la hora de ayudar a otros
Superar obstáculos a la hora de ayudar a otros – Devocional diario

El hombre con parálisis

Él también utilizó toda su disposición y toda la valentía que le era posible. 

¿Te imaginas siendo bajada/o por un agujero en un techo, con la ayuda de sogas improvisadas y mientras estás postrada/o en una camilla? Sin lugar a dudas hay que ser valiente, pero también hay que estar dispuesta/o, y tener mucha fe.

Entonces, al ver este ejemplo bíblico observamos que a la hora de buscar la ayuda de Dios debemos:

  • Tener coraje para buscarlo y para pedir ayuda (a Dios, pero también a algunos hermanos o hermanas para que nos ayuden en oración, en la necesidad que necesitemos satisfacer y/o en la situación que debemos resolver).
  • Dejar de lado la vergüenza y el orgullo, tal cual lo hizo aquel hombre.
  • Ser tenaces, para buscar la ayuda a pesar de que la respuesta no llegue de inmediato o en forma fácil (como muchas veces sucede).
  • Tener Fe y ponerla en funcionamiento (de no tenerla, no hubiese tenido sentido permitir que sus amigos hagan todo ese trabajo para bajarlo. Si no hubiese tenido fe, les hubiese pedido que se vuelvan y que lo dejen otra vez en su propia casa, dado que no era posible ver a Jesús directa y fácilmente).

¿Tienes tú esa fe; eres tenaz en tu oración o te frustras fácilmente; eres orgullosa/o para con Dios y para con los demás; dejas la vergüenza de lado; usas todo el coraje necesario? Todo esto es más que necesario. Dios espera que nos acerquemos a Él con fe, determinación y en humildad. ¿Lo haces de este modo?

Él puede y quiere ayudarte, pero el hecho de acercarte a Dios es tu responsabilidad y tu tarea. ¿Lo haces? Esperamos que sí. Te invitamos a orar.

Anuncio

Oración

Padre Santo queremos alabarte y adorarte porque sabemos que nos amas. Nos ponemos en tus manos y te pedimos que nos ayudes en todas las situaciones que vivimos.

Señor también queremos ponernos a tu disposición para servirte y para ayudar a otros. Esperamos ser de bendición para otros y herramientas útiles en tus manos.

Para ti sea la Gloria. Dejamos todo esto en tus manos y te pedimos que nos sigas hablando y guiando en tu camino para vivir dentro de tu voluntad. 

Oramos y te pedimos todo esto en el nombre de Cristo Jesús, amén.

Saludo y despedida

Si has hecho esta oración, si estás dispuesta/o a que Dios obre en tu vida, y a mostrar a otros que Dios los ama, no podemos más que alegrarnos. 

Seguramente serán muchos los que recibirán ayuda y amor de parte de Dios a través de la ayuda de cada uno de sus hijos. Esperamos que Él te guíe en esto y que te ayude cada día.

Encuentra más devocionales en:

Por otro lado, si quieres comunicarte con nosotros, te estaremos esperando. ¡Que Dios te bendiga mucho!

Notas

La Cita Bíblica fue tomada con permiso de LBLA –http://www.lbla.com.

La imagen corresponde a un trabajo de Gracia y Vida sobre la imagen original de truthseeker08  descargada de Pixabay.

Anuncio

Superar obstáculos a la hora de ayudar a otros – Devocional diario

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio