Cómo ser un verdadero siervo de Dios – Estudio bíblico


1 Samuel 8, 9 y 10

Introducción:

Hoy vamos a analizar brevemente algunos fragmentos de la historia del pueblo de Dios, cuando éste daba sus primeros pasos hacia instauración de la monarquía. Meditaremos en cómo ser un verdadero siervo de Dios, y veremos cómo Él prepara a sus líderes.

Los protagonistas de esta historia son: Dios, Samuel, Saúl y el pueblo de Israel.
De los actos de estos hombres y del obrar de Dios en los ejemplos que veremos, extraeremos algunos conceptos muy interesantes, y varias enseñanzas que nos ayudarán para desarrollar nuestro liderazgo.

Desarrollo de la historia

El pueblo pide rey, el motivo:

 

Cómo ser un verdadero siervo de Dios - Estudio bíblico
imagen de corona Cómo ser un verdadero siervo de Dios

Y aconteció que cuando Samuel era ya viejo, puso a sus hijos como jueces sobre Israel. (1Samuel 8:1 – LBLA)

Cuando Samuel ya no estuviera, ¿Cómo serían los jueces de Israel?

 

Pero sus hijos no anduvieron por los caminos de él, sino que se desviaron tras ganancias deshonestas, aceptaron sobornos y pervirtieron el derecho. (1Samuel 8:3 – LBLA)

Viendo esto, el pueblo reaccionó:

 

Entonces se reunieron todos los ancianos de Israel y fueron a Samuel en Ramá, y le dijeron: Mira, has envejecido y tus hijos no andan en tus caminos. Ahora pues, danos un rey para que nos juzgue, como todas las naciones.(1Samuel 8:4 -5  – LBLA)

 

El pueblo tiene la mirada puesta en los hombres y no en Dios. Es por eso que al ver a quienes los iban a juzgar, piden un rey.

 

Esto fue muy desagradable para Samuel:

 

Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová. (1Samuel 8:6  – RVR1960)

Otros ejemplos de hijos (desobedientes) de los siervos de Dios:

Véase las historias de los hijos de Aaron, Elí, y David.

 

APLICACIONES:

1. ¿Qué hace verdadero siervo de Dios cuando las cosas se salen de lugar? ¿Llora, grita, patalea, toma el toro por las astas? ¿O busca la guía del Señor? ¿Cómo es en nuestra vida?

2. Que seamos siervos de Dios no implica que nuestros hijos los sean. Es nuestra responsabilidad orar por ellos, enseñar con el ejemplo y ayudarlos a ver a Dios en los hechos cotidianos de la vida. (Ej.: mira hijo cómo Dios obró en nuestra situación, ¿Has visto el milagro que Dios hizo con aquel hermano?)

La respuesta de Dios a la oración de Samuel:

 

pero el Señor le dijo: «Hazle caso al pueblo en todo lo que te diga. En realidad, no te han rechazado a ti, sino a mí, pues no quieren que yo reine sobre ellos. Te están tratando del mismo modo que me han tratado a mí desde el día en que los saqué de Egipto hasta hoy. Me han abandonado para servir a otros dioses.Así que hazles caso, pero adviérteles claramente de cómo el rey va a gobernarlos». (1Samuel 8:7-9 – NVI)

Cómo respondió el pueblo al mensaje de Dios:

 

19 El pueblo, sin embargo, no le hizo caso a Samuel, sino que protestó:

—¡De ninguna manera! Queremos un rey que nos gobierne. 20 Así seremos como las otras naciones, con un rey que nos gobierne y que marche al frente de nosotros cuando vayamos a la guerra.

(1Samuel 8:19 y 20 – LBLA)

APLICACIONES:

3. Examinemos-nos siempre. Contrastemos nuestras decisiones con la palabra de Dios, en oración. No sea que también nosotros actuemos en forma testaruda e inconsciente sin considerar sus advertencias.

El comienzo de la historia del rey Saúl:

 

 1Había un hombre de Benjamín que se llamaba Cis, hijo de Abiel, hijo de Zeror, hijo de Becorat, hijo de Afía, hijo de un benjamita, un hombre poderoso e influyente.Y tenía un hijo que se llamaba Saúl, joven y bien parecido. No había otro más bien parecido que él entre los hijos de Israel; de los hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo. Y las asnas de Cis, padre de Saúl, se habían perdido, por lo cual dijo Cis a su hijo Saúl: Toma ahora contigo uno de los criados, levántate, y ve en busca de las asnas. YSaúl pasó por la región montañosa de Efraín y recorrió la tierra de Salisa, pero no las hallaron. Luego pasaron por la tierra de Saalim, mas no estaban allí. Después atravesaron la tierra de los benjamitas, pero no las encontraron. (1Samuel 9:1-4 – LBLA)

 

¿Qué salió a buscar Saúl?
¿Pero Dios tenía otra cosa preparada para él?

APLICACIONES:

 

4. Es por este tipo de ejemplos que siempre decimos que Dios da a sus hijos mejores cosas de lo que ellos piensan, sueñan o piden. Un reino con un burro, no hay comparación posible…

Dios prepara todo:

 

15 Y un día antes que Saúl viniese, Jehová había revelado al oído de Samuel, diciendo:

16 Mañana a esta misma hora yo enviaré a ti un varón de la tierra de Benjamín, al cual ungirás por príncipe sobre mi pueblo Israel, y salvará a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirado a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mí. (1Samuel 9:15 y 16 – RVR1960)

APLICACIONES:

 

5. Dios siempre tiene preparadas cosas muy buenas para sus hijos ¡Él tiene un plan para cada uno de nosotros! Su plan es maravilloso, sólo que nos corresponde seguirle y serle fieles.

6. Dios se siente rechazado pero igual bendice a su pueblo. ¡Cuán agradecidos debemos estarle por todas sus bendiciones! A pesar de nuestras rebeliones Él se preocupa y se ocupa de nosotros! ¡Cuán distinto a lo que presenta el mundo para nosotros!
Ver última parte del vss. 16

Dios le confirma a Samuel quien sería el rey:

 

Cuando Samuel vio a Saúl, elSeñor le dijo: «Ahí tienes al hombre de quien te hablé; él gobernará a mi pueblo». (1Samuel 9:17 – NVI)

APLICACIONES:

 

7. No es raro que Dios le revele a sus hijos su Voluntad, solo que para esto sus hijos deben ser primeramente sus siervos y andar en su camino. ¿Qué tal tu relación con Dios? ¿Crees que cumples con estas condiciones? Si la respuesta no es afirmativa, entonces: ¡Es tiempo de tomar una decisión! ¡Adelante!

Samuel le revela a Saúl la voluntad de Dios:

 

—Yo soy el vidente —respondió Samuel—. Sube delante de mí al santuario, y come hoy conmigo allí. Mañana temprano te contestaré todo lo que me quieras preguntar, y luego te dejaré marchar. 20 En cuanto a las asnas que se te perdieron hace tres días, no te preocupes por ellas porque ya las han encontrado. Además, todo lo más deseable de Israel será para ti y para tu familia.

21 Saúl respondió:

—¡Pero si yo soy de la tribu de Benjamín, la más pequeña de las tribus de Israel! Además, mi familia es la más insignificante de todas las familias de la tribu de Benjamín. ¿Por qué me dices todo eso?

(1Samuel 9:19-21 – DHH)

 

Él no se sentía digno de semejante honra, no entendía por qué se le hablaba de esa manera.

APLICACIONES:

 

8. Está bondad mostrada por Dios no se aplicó sólo en él. Se aplica cada día a nosotros. Sería un error no darse cuenta y no ser agradecidos.

 

Entonces Samuel tomó a Saúl y a su criado, los introdujo a la sala, y les dio lugar a la cabecera de los convidados, que eran unos treinta hombres. (1Samuel 9:22 – RVR1960)

 

Después de invitarlo a comer , aloja en su casa y al otro día lo unge como rey

Samuel unge a Saúl:

 

Tomó entonces Samuel la redoma de aceite, la derramó sobre la cabeza de Saúl, lo besó y le dijo: ¿No te ha ungido el Señor por príncipe sobre su heredad? (1Samuel 10:1 – LBLA)

Samuel profetiza todas las cosas que le iban a suceder:

 

Hoy mismo, cuando te alejes de mí y llegues a Selsa, en el territorio de Benjamín, cerca de la tumba de Raquel verás a dos hombres. Ellos te dirán: “Ya encontramos las burras que andabas buscando. Pero tu padre ya no piensa en las burras, sino que ahora está preocupado por ustedes y se pregunta: ‘¿Qué puedo hacer para encontrar a mi hijo?’ ”

»Más adelante, cuando llegues a la encina de Tabor, te encontrarás con tres hombres que se dirigen a Betel para adorar a Dios. Uno de ellos lleva tres cabritos; otro, tres panes; y el otro, un odre de vino.Después de saludarte, te entregarán dos panes. Acéptalos.

»De ahí llegarás a Guibeá de Dios, donde hay una guarnición filistea. Al entrar en la ciudad te encontrarás con un grupo de profetas que bajan del santuario en el cerro. Vendrán profetizando, precedidos por músicos que tocan liras, panderetas, flautas y arpas. Entonces el Espíritu del Señor vendrá sobre ti con poder, y tú profetizarás con ellos y serás una nueva persona.(1Samuel 10:2-6 – NVI)

APLICACIONES:

 

9. Cuando el Señor viene a nosotros el nos capacita para su servicio, tal vez en otro tiempo no hubiéramos sido capaces de servirlo, pero cuando El nos llama nos da todo lo necesario para hacer todo lo que Él quiere. No lo que a nosotros se nos antoje, hay una gran diferencia aquí…

Samuel le sigue diciendo:

 

Cuando te ocurran estas cosas, haz lo que creas conveniente, que Dios te ayudará. (1Samuel 10:7)

 

Con la presencia y asistencia del Espíritu Santo y con el corazón cambiado él ya era capaz de hacer plenamente la voluntad de Dios.

APLICACIONES:

 

10. ¡Nosotros también deberíamos!

Qué pasó después:

 

Descenderás delante de mí a Gilgal, y he aquí, yo descenderé a ti para ofrecer holocaustos y sacrificar ofrendas de paz. Esperarás siete días hasta que venga a ti y te muestre lo que debes hacer.

Y sucedió que cuando él volvió la espalda para dejar a Samuel, Dios le cambió el corazón, y todas aquellas señales le acontecieron en aquel día.10 Cuando llegaron allá a la colina he aquí, un grupo de profetas salió a su encuentro; y el Espíritu de Dios vino sobre él con gran poder, y profetizó entre ellos. 11 Y sucedió que cuando todos los que le conocían de antes vieron que ahora profetizaba con los profetas, los del pueblo se decían unos a otros: ¿Qué le ha sucedido al hijo de Cis? ¿Está Saúl también entre los profetas? (1Samuel 10:8-11 – LBLA)

 

(Algo parecido a los que decían los vecinos de Jesús…)

Siete días después:

 

17 Después Samuel convocó al pueblo delante de Jehová en Mizpa,

18 y dijo a los hijos de Israel: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Yo saqué a Israel de Egipto, y os libré de mano de los egipcios, y de mano de todos los reinos que os afligieron.

19 Pero vosotros habéis desechado hoy a vuestro Dios, que os guarda de todas vuestras aflicciones y angustias, y habéis dicho: No, sino pon rey sobre nosotros. Ahora, pues, presentaos delante de Jehová por vuestras tribus y por vuestros millares.

20 Y haciendo Samuel que se acercasen todas las tribus de Israel, fue tomada la tribu de Benjamín.

21 E hizo llegar la tribu de Benjamín por sus familias, y fue tomada la familia de Matri; y de ella fue tomado Saúl hijo de Cis. Y le buscaron, pero no fue hallado.

22 Preguntaron, pues, otra vez a Jehová si aún no había venido allí aquel varón. Y respondió Jehová: He aquí que él está escondido entre el bagaje.  (1Samuel 10:17-22 – RVR1960)

El rey se esconde.

¿No le había enviado Dios el Espíritu Santo? ¿No le había mudado el corazón? ¿Por qué él se seguiría escondiendo? (Ver 10.7) ¿No los había capacitado Dios para hacer lo que fuera necesario? ¿Qué pasó?

APLICACIONES:

 

11. Dios no cambia instantáneamente todo lo malo de nosotros, le cambió el corazón, pero no borró su personalidad. Somos nosotros los que debemos procurar el cambio. ¿Cómo? Orando a solas, rindiendo nuestra voluntad, buscando escapar de las situaciones que nos generen tentación, buscando ayuda, orando con un hermano fiel, que además sea reservado y maduro.

La historia sigue:

 

23 Fueron corriendo y lo sacaron de allí. Y, cuando Saúl se puso en medio de la gente, vieron que era tan alto que nadie le llegaba al hombro. 24 Dijo entonces Samuel a todo el pueblo:

—¡Miren al hombre que elSeñor ha escogido! ¡No hay nadie como él en todo el pueblo!

—¡Viva el rey! —exclamaron todos.

25 A continuación, Samuel le explicó al pueblo las leyes del reino y las escribió en un libro que depositó ante el Señor. Luego mandó que todos regresaran a sus casas.

26 También Saúl se fue a su casa en Guibeá, acompañado por un grupo de hombres ilustres, a quienes el Señor les había movido el corazón. 27 Pero algunos insolentes protestaron: «¿Y este es el que nos va a salvar?» Y fue tanto su desprecio por Saúl que ni le ofrecieron regalos. Saúl, por su parte, no les hizo caso.  (1Samuel 10:23-26 – NVI)

APLICACIONES:

 

12. No todos, ni siempre seremos líderes, pero aún así, en todo momento debemos estar preparados para escuchar la voz de Dios, y ser valientes para acompañar a quien esté liderando un ministerio, y a ayudarlo a enfrentar los obstáculos que se le pudieran presentar. ¿Cuántos valientes hay aquí?

 

Pero no faltaron malas lenguas, que dijeron: «¿Y éste es el que va a salvarnos?» Y lo menospreciaron y no le rindieron honores; pero Saúl se hizo el desentendido. (1Samuel 10:27 – DHH)

APLICACIONES:

 

13. Aún los de tu pueblo pueden estar en tu contra, pero si hay algo que uno debe hacer es seguir adelante, buscando la ayuda y su guía, y dejando a los que no entienden que se arreglen con el Señor. Algo nos enseña Saúl en este caso. Sí estoy con Dios, que los demás hablen de mi todo lo que quieran, yo no pierdo tiempo. Guardo silencio y confío en que si alguien va a hablar, ese será Dios!

 


Nota1:

Este estudio es largo y bien puede dividirse en dos. Una posible división sería en el título:

Dios le confirma a Samuel quien sería el rey.


Cómo ser un verdadero siervo de Dios – Estudio bíblico


Nota 2:

Todas las Citas Bíblicas identificadas con LBLA fueron tomadas con permiso de LBLA – http://www.lbla.com

Las identificadas como NVI, fueron tomadas de:

Escritura de la Santa Biblia, NEW INTERNATIONAL VERSION®, NIV® Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 por Biblica, Inc.® Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Las identificadas como RVR1960, fueron tomadas de:

la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.

Y las identificadas como DHH, fueron tomadas de:

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.


 

¡Haz click si te gusta! (Si no estás viendo los íconos para compartir o para indicar que te ha gustado la publicación es porque tu detector de publicidades los está filtrando. Si deseas compartir el contenido en tus redes solo debes pausar el filtro de publicidades y recargar la página. Luego de compartir ya lo puedes habilitar nuevamente.)
Comparte con quien lo desees

Publicado por Gracia y Vida

Muchas gracias por habernos visitado¡Que Dios te bendiga mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *