Categorías
Reflexiones sobre la vida Cristiana

Josué, un gran hombre de Dios

Josué, un gran hombre de Dios


¡Yo puedo ser un gran hombre de Dios!

Texto Bíblico:

Josué acompañó a Moisés, otro gran hombre de Dios, desde su juventud:

Entonces respondió Josué, hijo de Nun, ayudante de Moisés desde su juventud, y dijo: Moisés, señor mío, detenlos. (Números 11:28– LBLA)

Lo vemos subiendo con Moisés al monte:

Y se levantó Moisés con Josué su ayudante, y subió Moisés al monte de Dios, (Éxodo 24:13 – LBLA)

Siempre estaba esperando para servirle:

Y acostumbraba hablar el Señor con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo. Cuando Moisés regresaba al campamento, su joven ayudante Josué, hijo de Nun, no se apartaba de la tienda. (Éxodo 33:11 – LBLA)

Es elegido por Dios cuando Moisés está a punto de partir:

Y el Señor dijo a Moisés: Toma a Josué, hijo de Nun, hombre en quien está el Espíritu, y pon tu mano sobre él; (Números 27:18 – LBLA)

Dios lo reconoce y exalta:

Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo. (Josué 3:7 – RVR1960)

Dios se le presenta (teofanía):

Josué, un gran hombre de Dios
Imagen salida de sol entre las nubes

Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? (Josué 5:13 – RVR1960)

El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? (Josué 5:14– RVR1960)

Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo. (Josué 5:15 – RVR1960)

Resultado de una vida de servicio verdadero:

Durante toda la vida de Josué, el pueblo de Israel había servido al Señor. Así sucedió también durante el tiempo en que estuvieron al frente de Israel los jefes que habían compartido el liderazgo con Josué y que sabían todo lo que elSeñor había hecho a favor de su pueblo. (Josué 24:31 – NVI)

Meditación:

¡Cuánto me gustaría que se me recuerde como una persona que ayudó al pueblo de Dios a estar firme en sus caminos!

Nosotros necesitamos

  • En lo Personal: La decisión de entregar nuestra vida y de seguir a Dios.
  • En lo Grupal, como iglesia: Apoyo mutuo, oración, contención, desarrollar dones y servir en comunión con la Iglesia.

Preguntas para la Meditación:

  1. ¿De qué manera ayudo yo a mis hermanos a crecer, a estar firmes, a mantener una vida de testimonio auténtica?
  2. ¿Qué dones me dio Dios para lograr esto?
  3. ¿Qué estoy haciendo por mí iglesia?
  4. ¿Estoy yo como lo estuvo Josué, siempre dispuesto a servir a Dios, a colaborar con mis líderes?

Oración:

Padre por favor ayúdame a ser un siervo fiel, a tener un corazón limpio y dispuesto. Quiero ser un siervo útil, lleno de tu Santo Espíritu, vivir para tu gloria y servirte con amor. Me entrego hoy Padre y te reconozco como mi Señor. La gloria sea a tu nombre, en el nombre de Jesús, amén.

Josué, un gran hombre de Dios


Nota:

Todas las Citas Bíblicas identificadas con LBLA fueron tomadas con permiso de LBLA – http://www.lbla.com

Las identificadas como NVI, fueron tomadas de:

Escritura de la Santa Biblia, NEW INTERNATIONAL VERSION®, NIV® Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 por Biblica, Inc.® Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Las identificadas como RVR1960, fueron tomadas de:

la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *