Consejos cristianos para padres de adolescentes (2)

Comparte con quien tú quieras

 


Consejos cristianos para padres de adolescentes (2 de 2)


 

Segunda parte

En la primer parte de este estudio hemos visto las características del adolescente y sus problemáticas, para después intentar llegar a distintos consejos útiles para actuar ante diferentes situaciones. En esta segunda parte veremos qué versículos son apropiados para ayudar a nuestros hijos en su vida y en su fe.

 


Si gusta leer la primer parte del estudio lo invito a hacerlo desde el siguiente link:

Consejos cristianos para padres de adolescentes


Bases bíblicas para abordar distintos temas con nuestros hijos adolescentes

 

Seleccioné sólo algunos de los posibles temas a ser tratados y algunos de los versículos disponibles en la Palabra. Es muy evidente que no se podrán tratar todos en este lugar. Espero que el Santo Espíritu le guíe a encontrar los pertinentes para su caso. Si gusa puede escribirme e intentaré ser de utilidad.

 

Lo fundamental en cada caso será demostrarles que la Biblia trata tal tema, que Dios está interesado en ellos y que tenemos consejos a través de la Palabra, que pueden ayudarnos a afrontar las diferentes situaciones. Será además vital fomentar su propia búsqueda de lo espiritual; en especial, la comunión con Dios a través de su Santo Espíritu.

 

Ante las tentaciones adolescentes

“No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.” Romanos 12:21

“Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.” 2 Timoteo 2:22

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.” 1 Corintios 6:18

“Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.” 1 Corintios 10:23

“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.” Gálatas 19:21

“Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.” Salmos 37:25

“De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; conforme a tu misericordia acuérdate de mí, por tu bondad, oh Jehová.” Salmos 25:7

“Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.” Eclesiastés 11:9-10

“El que guarda su boca y su lengua, Su alma guarda de angustias”  Proverbios 21:23

 

Dios nos pide que vivamos de manera diferente, en santidad

“…porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” 1 Pedro 1:16

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.” Gálatas 5:22-25

Frente a la rebeldía

“Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.” 1 Pedro 5:5

“No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos; las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza.” 1 Timoteo 5:2

“Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud.” Lamentaciones 3:27

Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa. Efesios 6:1-2

“Honra a tu padre ya tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da “. Éxodo 20:12

Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no abandones la enseñanza de tu madre, porque son una guirnalda de gracia para tu cabeza y collares para su cuello. Proverbios 1: 8-9

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe. Hebreos 13:7

“Te he hablado en tus prosperidades, mas dijiste: No oiré. Este fue tu camino desde tu juventud, que nunca oíste mi voz” Jeremías 22:21

 

Consejos cristianos para padres de adolescentes (2)

Acuérdate de tu Creador

 

Si está desanimado

“El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.” Isaías 40:29-31

“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” 1 Timoteo 4:12

“Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os escribo a vosotros, hijitos, porque habéis conocido al Padre.” 1 Juan 2:13

“Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han entrado al corazón del hombre, son las cosas que dios ha preparado para los que le aman.” 1 corintios 2:9.

 

Frente a la falta de entrega al Señor

“El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.” Mateo 19:20-21

“Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento…” Eclesiastés 12:1

 

Nuestra meta debería ser vivir así:

Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la {vida} que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20

 

Deberíamos tener esta entrega:

Como el ciervo anhela las corrientes de agua, así suspira por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios viviente; ¿cuándo vendré y me presentaré delante de Dios? Salmos 42:1-2

 

Confusión respecto a la Fe

Debemos pedir a Dios que se manifieste, que nos oriente y nos guíe.

“Encaminame en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; En ti he esperado todo el día.” Salmos 25:5

“Enséñame, oh Jehová, tu camino, Y guíame por senda de rectitud A causa de mis enemigos.” Salmos 27:11

 

Si no existe una verdadera entrega y por lo tanto experiencias espirituales vividas hasta el momento, pudiéramos prescindir de las mismas y charlar por ejemplo, sobre la obra de Dios en la creación, ya que al verlas, podremos ver a Dios:

 

Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa. Romanos 1:20

“Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.” Salmos 139:14

 

Debemos hacernos hacerles notar que Él quiere manifestarse a quienes lo buscan.

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Y seré hallado por vosotros, dice Jehová, y haré volver vuestra cautividad, y os reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde os arrojé, dice Jehová; y os haré volver al lugar de donde os hice llevar.” Jeremías 29:11-14

 

Consejos cristianos para padres de adolescentes (2)

No seas vencido de lo malo

 

Ante la tentación de unirse a yugo desigual

No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: HABITARE EN ELLOS, Y ANDARE ENTRE ELLOS; Y SERÉ SU DIOS, Y ELLOS SERÁN MI PUEBLO. 2 Corintios 6:14-16

 

Sigue siendo verdad lo que Dios le dijo a su pueblo en Deuteronomio

Cuando el SEÑOR tu Dios te haya introducido en la tierra donde vas a entrar para poseerla y haya echado de delante de ti a muchas naciones: los hititas, los gergeseos, los amorreos, los cananeos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos, siete naciones más grandes y más poderosas que tú, y cuando el SEÑOR tu Dios los haya entregado delante de ti, y los hayas derrotado, los destruirás por completo. No harás alianza con ellos ni te apiadarás de ellos. Y no contraerás matrimonio con ellos; no darás tus hijas a sus hijos, ni tomarás sus hijas para tus hijos. Leer más.
Porque ellos apartarán a tus hijos de seguirme para servir a otros dioses; entonces la ira del SEÑOR se encenderá contra ti, y El pronto te destruirá. Deuteronomio 7:1-4

 

Ante el apuro por estar de novios

“Más buscad primeramente el reino y la justicia de Él, y todas estas cosas os serán añadidas.”  Mateo 6:33

“Deléitate asimismo en el Señor, y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino, y confía en él; y él hará.” Salmos 37:4-5

 

Ante el pecado cometido

“Hijitos míos, estas cosas os escribo, para que no pequéis; pero si alguno hubiere pecado, un abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el Justo.” 1 Juan 2:1

 

Conclusiones finales

 

Esta es una etapa muy dura para nuestros niños. Deben crecer, desarrollarse y lograr madurar para llegar a la etapa de la adultez. Como padres debemos estar atentos, llegar a ese tiempo con la preparación necesaria para enfrentar la etapa, y con la firmeza suficiente para mantener la autoridad frente a situaciones muy complejas que la misma nos demanda.

 

Busquemos por tanto, toda la ayuda espiritual a la que tengamos acceso, preparémonos espiritualmente nosotros y también a ellos. Sepamos que tener una convicción firme en la fe, una relación fluida con Dios, la sabiduría que solo Dios puede darnos y el Espíritu Santo trabajando en nuestras vidas, nos servirán a ambos, padres y adolescentes, como roca firme en donde apoyarnos mientras pasamos por esta etapa.

 

Debemos considerar que esta relación con Dios no se logra de la noche a la mañana. No es así en nuestras vidas y no lo será tampoco en la de ellos. Si queremos que ellos se mantengan firmes en la fe, debemos construir el edificio con tiempo. Y nunca deberíamos olvidarnos de Proverbios 22:6

 

“Enseña al niño el camino en que debe andar, y aun cuando sea viejo no se apartará de él.”

 

Para terminar, por favor tenga en cuenta que crecer con pares en la fe nos servirán de contención, estímulo y ayuda. No deje de congregarse. No lo obligue a su hijo a hacerlo, sino que con humildad, sabiduría y mansedumbre condúzcalo al entendimiento de que aquel ámbito es el mejor para él. Y ore, ore mucho.

 

Dios lo bendiga en todo, lo llene de sabiduría y lo acompañe en cada etapa de este proceso.

 


Consejos cristianos para padres de adolescentes (2)


 

¡Haz click si te gusta!

Comenta a través de Facebook

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *