Conduce a otros a Cristo – Devocional diario

Anuncio

Conduce a otros a Cristo – Devocional diario

Serie: El ministerio de Jesús


 

El texto: Mateo 9:2

 

 

Y le trajeron un paralítico echado en una camilla; y Jesús, viendo la fe de ellos, dijo al paralítico: Anímate, hijo, tus pecados te son perdonados. (Mateo 9:2 – LBLA)

 

 

Meditación

 

Muchas veces hemos escuchado y leído sobre la fe del hombre paralítico, y también, sobre la persona de Jesús; quien más allá de tener el poder para sanar, tenía la autoridad para perdonar los pecados.

 

Pero además de ambos protagonistas de esta historia, hoy quiero invitarlos a observar a otros personajes, quienes también fueron muy importantes en la misma.

Anuncio

 

Les invito a poner atención, por un momento, en las personas que llevaron a aquel hombre necesitado de perdón y de un milagro, frente al Hijo de Dios.

 

Ellos fueron los instrumentos de Dios para bendición de aquel hombre, ya que hicieron todo lo necesario como para lograr, que aquel, estuviera frente a Jesús.

 

Consideremos por un momento: La disposición, la voluntad, el amor y la valentía que tuvieron, para abrirse paso entre la multitud, hasta lograr su cometido.

 

Al observar a estos hombres y ver lo que hicieron para con aquel necesitado, pudiéramos contrastar nuestras actitudes y nuestra vida, a la luz de tal acto de amor.

 

Anuncio
Conduce a otros a Cristo – Devocional diario
Conduce a otros a Cristo

 

Les invito entonces a pensar en las siguientes preguntas:

 

¿Cuán dispuestos estamos para llevar a otros a Jesús?

¿Cuánto esfuerzo seríamos capaces de hacer para lograrlo?

¿Cuánto amor hay en nuestros corazones por aquellos que se pierden?

¿Cuán valientes somos a la hora de enfrentar las burlas y las situaciones de conflicto?

 

Quiera el Señor capacitarnos, darnos el entendimiento, el coraje y la fortaleza necesarios como para prestar atención a la necesidad de los demás y para llevarlos a los pies de Jesús.

 

Anuncio

Oración

 

Padre de amor, te entrego hoy mi corazón y mi vida entera; quiero servirte y quiero ayudar a otros para que te conozcan, y lleguen a tus pies.

 

Me pongo hoy en tus manos y te suplico que me ayudes a hacer tu voluntad. Que me conduzcas a toda buena obra y que me des sabiduría y valentía.

 

Te suplico que los que me rodean te conozcan, que me ayudes a dar buen testimonio y a predicar tu Palabra, por favor, dame denuedo para hablar de tí y de tu hijo Jesucristo.

 

Te pido esto en el nombre de Jesús. Amén.


Conduce a otros a Cristo – Devocional diario


 

Ir al índice del devocional diario: “El ministerio de Jersús”

 


Nota:

La Cita Bíblica fue tomada con permiso de LBLA – http://www.lbla.com


 

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio