Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Ya no seremos niños

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

El presente es un breve estudio bíblico basado en Efesios 4.14.

¿Qué necesitamos para estar firmes en nuestra fe?

El apóstol Pablo viene desarrollando este tema de la unidad de la Iglesia y de la madurez de la fe. Esto tiene un objetivo central en nuestra vida cristiana.

Te invitamos a leer este estudio y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo Clave: Efesios 4.13

Entonces ya no seremos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error.

Contexto bíblico: Efesios 4.1-16

1 Yo, pues, prisionero del Señor, les ruego que ustedes vivan de una manera digna de la vocación con que han sido llamados. 2 Que vivan con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándose unos a otros en amor, 3 esforzándose por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

4 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también ustedes fueron llamados en una misma esperanza de su vocación; 5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, 6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos.

7 Pero a cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo. 8 Por tanto, dice:

«Cuando ascendió a lo alto,
Llevó cautivo un gran número de cautivos,
Y dio dones a los hombres».

9 Esta expresión: «Ascendió», ¿qué significa, sino que Él también había descendido a las profundidades de la tierra? 10 El que descendió es también el mismo que ascendió mucho más arriba de todos los cielos, para poder llenarlo todo.

11 Y Él dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, 12 a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

14 Entonces ya no seremos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error. 15 Más bien, al hablar la verdad en amor, creceremos en todos los aspectos en Aquel que es la cabeza, es decir, Cristo, 

16 de quien todo el cuerpo, estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen, conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor.

Estudio Bíblico Devocional – Reflexión – Explicación: “Ya no seremos niños – Efesios 4.14”

En este texto vemos por qué es necesario tener fortaleza espiritual, en relación con las amenazas externas a nuestra fe.

En los versículos anteriores, Pablo venía hablando sobre nuestra unidad en la fe con el cuerpo de Cristo. La idea era que, unidos podemos desarrollarnos y crecer juntos.

Anuncio

Pero ahora, la mirada es más bien hacia el individuo dentro del cuerpo de creyentes. Pablo nos habla sobre lo que logramos individualmente al estar unidos al conjunto de cristianos.

Cada uno de nosotros, si es que hemos llegado a:

“La unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, [y] la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13).

Podremos llegar a tener una madurez tal, que nos permita mantenernos firmes, a pesar de las circunstancias que podamos experimentar.

Por tanto, nuestra meta como cristianos, es ser personas maduras y fuertes en la fe, seguras de lo que creemos; y, con esa base, vivir sirviendo a Dios y glorificando Su nombre.

Lógicamente, se entiende que el mundo, el diablo y la carne no están muy de acuerdo con esta meta y, por lo tanto, solo el cristiano fuerte y maduro podrá vivir de acuerdo a la misma.

Al mismo tiempo, es claro que todo cristiano comienza su vida espiritual siendo un niño en la fe, pero luego, con el tiempo, también se espera que vaya creciendo y se vaya fortaleciendo.

En la etapa de la niñez espiritual, corremos el riesgo de ser engañados y llevados por “todo viento de doctrina” y, “por las artimañas engañosas del error”.

Pero al ir creciendo podemos afrontar los desafíos de la vida. Esa es la idea aquí, y eso es lo que debemos lograr.

Anuncio

El mundo nos plantea desafíos, engañando a la humanidad por un sistema de creencias y filosofías contrarias a Dios, avanzando sobre la vida de las sociedades, familias e individuos.

Pero el cristiano debe poder mantenerse firme, a pesar de estar expuesto a esas influencias, y debe ser capaz de demostrar con su vida que existe una verdad mayor, un mejor camino y una esperanza gloriosa en Cristo.

Nosotros, como hermanos mayores, estamos para velar por la integridad y seguridad de nuestros hermanos más pequeños.

Pero cuando ya haya pasado un tiempo, lo que se espera es que su madurez los lleve a mantenerse firmes frente al mundo, sin que por ello corran el riesgo de volver atrás, o de perder la fe.

Claramente, eso depende de cada individuo, pero nosotros estamos llamados a ser de ayuda para el crecimiento espiritual de nuestros hermanos.

¿Será que todos entendemos y asumimos esta responsabilidad? ¿Tendremos esa meta de parte de Dios? ¿Estaremos dispuestos a realizar la tarea que nos corresponde?

Utilicemos bien nuestro tiempo, energías y dones espirituales. Centrémonos en lo que es importante y valioso para Dios.

Seamos siervos útiles, buscando el crecimiento y fortalecimiento del cuerpo de Cristo, y para ello, necesariamente, también nuestro propio crecimiento espiritual.

Luego, cuando estemos expuestos al viento de doctrina, a la astucia de los hombres y a las artimañas engañosas del error, podremos hacerles frente estando bien establecidos y edificados sobre la Roca que es Cristo Jesús, Señor nuestro.

¿Estás de acuerdo? Y si es así, ¿qué harás al respecto? ¡Dios nos bendiga mucho!

Anuncio

Oración

Padre Santo y bendito, sabemos que con tu ayuda y con tu actuar, a través de la Iglesia, podremos ir creciendo en la fe.

Estamos seguros de que cuando pase el tiempo ya no seremos niños, espiritualmente hablando, sino hombres y mujeres crecidos y fuertes.

Gracias porque esto también es un regalo de tu parte, porque deseas vernos fuertes y porque has preparado todo para que podamos lograrlo.

Señor, más allá de crecer, también nosotros quisiéramos hacer nuestra parte; queremos utilizar nuestros dones y ponernos a tu disposición para ayudar a otros a crecer y estar fuertes en la fe.

Te entregamos nuestras vidas y te adoramos Señor. Te pedimos que nos bendigas como Iglesia, que bendigas a cada uno de tus hijos. Esperamos que obren en nosotros y también a través nuestro.

Hacemos esta oración en el bendito nombre de Cristo Jesús, amén.

Ya no seremos niños
Ya no seremos niños – Efesios 4.14

Links


A más estudios de Efesios:


Estudio Anterior

Conocimiento del Hijo de Dios
Conocimiento del Hijo de Dios 4.13

Siguiente Estudio

Crecer hasta ser como Cristo
Crecer hasta ser como Cristo – Efesios 4.15

Links a otros estudios:

También te invitamos a leer reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

O si gustas,

Comentarios bíblicos devocionales

Anuncio

Que son explicaciones y estudios exegéticos del texto de distintos libros de la Biblia, pero con una mirada más devocional que técnica.

Si quieres, puedes escribirnos a través de la caja de comentarios.

Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida, utilizando una imagen de Pixabay.

Ya no seremos niños – Efesios 4.14 – Significado y Aplicación

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio