Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Te avergüenza tu fe

¿Te avergüenza tu fe?

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 14.67-68.

Todos los hijos de Dios hemos sido llamados a anunciar Su palabra. ¿Lo sabías?

Te invitamos a leer el devocional y a pensar juntos este tema.

Marcos 14. 67-68

¿Te avergüenza tu fe?

67 y al ver a Pedro calentándose, lo miró y dijo: «Tú también estabas con Jesús el Nazareno». 68 Pero él lo negó, diciendo: «Ni sé, ni entiendo de qué hablas». Entonces Pedro salió al portal, y un gallo cantó.

Contexto Bíblico: Marcos 14.66-72

66 Estando Pedro abajo en el patio, llegó una de las sirvientas del sumo sacerdote, 67 y al ver a Pedro calentándose, lo miró y dijo: «Tú también estabas con Jesús el Nazareno». 68 Pero él lo negó, diciendo: «Ni sé, ni entiendo de qué hablas». Entonces Pedro salió al portal, y un gallo cantó. 69 Cuando la sirvienta lo vio, de nuevo comenzó a decir a los que estaban allí: «Este es uno de ellos».

70 Pero Pedro lo negó otra vez. Poco después los que estaban allí volvieron a decirle: «Seguro que tú eres uno de ellos, pues también eres galileo». 71 Pero él comenzó a maldecir y a jurar: «¡Yo no conozco a este hombre de quien hablan!». 72 Al instante un gallo cantó por segunda vez. Entonces Pedro recordó lo que Jesús le había dicho: «Antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces». Y se echó a llorar.

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario

Hay muchos cristianos que se atreven a juzgar a Pedro, pero que en sus lugares de estudio o trabajo ocultan su fe y se mimetizan con el resto.

Sin embargo, la situación de Pedro era muy distinta, él sabía que si decía que era seguidor de Cristo, posiblemente sufriría su misma suerte que Él.

Por lo tanto, aunque un momento atrás, no temió en perder la vida por su Señor, ahora, sin saber qué sucedería con Él, no se atrevió a decir la verdad.

Su vida volvió a estar en peligro y él decidió preservarla. Algo que probablemente todos haríamos estando en su lugar. Él estaba confundido y sin saber qué hacer…

Ahora, yendo a nuestra realidad, hoy en día, a menos que estemos en países musulmanes o con regímenes autoritarios cerrados, podemos hablar de Cristo libremente y sin miedos.

Entonces, ¿qué hace que nos escondamos y no hablemos de Cristo?, que es casi lo mismo que lo neguemos. ¿Falta de fe quizás? ¿Falta de convicción?

Lo importante en este punto es decir que con la convicción correcta y con la suficiente fe, todos podemos y DEBEMOS hablar de Cristo, y reconocer que somos de Él.

Si todavía no puedes hacerlo, sería bueno que tomes unos minutos para orar a tu Padre Celestial. Él de seguro te asistirá para que puedas hacerlo.

Si ya lo estás haciendo, si compartes el Evangelio con quienes te rodean, entonces, de seguro el Espíritu Santo se regocija dentro de ti, y te da las palabras para que puedas declarar el camino de la salvación a otros.

Es importante que podamos comprender que esa es nuestra misión, lo que Dios pretende de nosotros.

Más allá de comprender que la gran comisión, de Mateo 28.19-20, es algo que nos toca s todos por igual, seguramente te será de provecho leer 1 Pedro 2.9, por favor, léelo.

Ahora que lo has leído, ¿comprendes quién eres para Dios y qué debes hacer?

¡Todos debemos anunciar el evangelio!

Oración

Padre Celestial te agradezco por todo el amor que me tienes, gracias Señor porque me has llamado a ser tu hija/o.

Señor, sé que debo predicar la Palabra y que me has encomendado que lo haga, pero no siempre me es fácil.

Te pido tu ayuda, que me des las palabras necesarias y que me des valor para hacerlo.

Ayúdame también a estudiar tu palabra, que pueda aprender los versículos necesarios que me ayuden a exponer tu palabra.

Para ti la gloria, te entrego mi vida y me pongo en tus manos, en el nombre de Jesús, amén.

Te avergüenza tu fe
¿Te avergüenza tu fe? – Marcos 14. 67-68

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Si gustas escribirnos, no lo dudes, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios. Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 byThe Lockman Foundation.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando la imagen original de Foto de Mikhail Nilov.

¿Te avergüenza tu fe? – Marcos 14. 67-68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *