Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Sellados con el Espíritu Santo

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión cristiana, basada en el texto bíblico de Efesios 1.13-14

Además de nuestra salvación, nuestro Dios nos regaló al Espíritu Santo, que es un sello, una garantía de que nos dará lo que nos ha prometido.

Te invitamos a leer este estudio y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo base: Efesios 1.13-14

13 En Él también ustedes, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de su salvación, y habiendo creído, fueron sellados en Él con el Espíritu Santo de la promesa, 14 que nos es dado como garantía de nuestra herencia, con miras a la redención de la posesión adquirida de Dios, para alabanza de Su gloria.

Contexto Bíblico: Efesios 1.3-14

3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.

4 Porque Dios nos escogió en Cristo antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él. En amor 5 nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante Jesucristo, conforme a la buena intención de Su voluntad, 6 para alabanza de la gloria de Su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros en el Amado.

7 En Él tenemos redención mediante Su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de Su gracia 8 que ha hecho abundar para con nosotros. En toda sabiduría y discernimiento

 9 nos dio a conocer el misterio de Su voluntad, según la buena intención que se propuso en Cristo, 10 con miras a una buena administración en el cumplimiento de los tiempos, es decir, de reunir todas las cosas en Cristo, tanto las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

11 También en Él hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de Aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de Su voluntad, 12 a fin de que nosotros, que fuimos los primeros en esperar en Cristo, seamos para alabanza de Su gloria.

13 En Él también ustedes, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de su salvación, y habiendo creído, fueron sellados en Él con el Espíritu Santo de la promesa, 14 que nos es dado como garantía de nuestra herencia, con miras a la redención de la posesión adquirida de Dios, para alabanza de Su gloria.

Estudio Bíblico Devocional – Reflexión – Explicación: “Sellados con el Espíritu Santo, la garantía (arras) de nuestra herencia”

Cuán interesante es encontrar una explicación tan clara del proceso de salvación:

  • Primero se necesita escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de salvación.
  • Luego se debe creer el contenido del mensaje.
  • Cuando eso sucede, el Espíritu Santo sella al Nuevo creyente, el cual, a partir de entonces, se transforma en un hijo de Dios.

Claro, sencillo, sin vueltas. Tanto así como la responsabilidad de cada quien:

  • Alguien debe anunciar el evangelio -> Nosotros.
  • La persona debe creer.
  • El Espíritu Santo sella al Nuevo creyente.

Tres actores para una sola salvación. Cada una es responsable de su propia parte.

Por ende, siendo que ya eres hija/o de Dios: ¿Comprendes tu parte en la salvación de otros?

Anuncio

Hablemos ahora del sello del Espíritu Santo.

Un sello es una marca, una señal que indica seguridad y pertenencia.

En los tiempos de Pablo el contenido de las cartas se protegían con sellos.

Cuando llegaba una carta, era evidente si la misma había sido leída por otras personas o no.

El sello del remitente debía estar intacto, si lo estaba, entonces la información había sido preservada, y seguía siendo privada.

Por otro lado, cada sello era personal y distinto del resto. Por ende, los sellos daban una indicación certera del remitente de la carta.

Por todo esto, la figura de un sello fue más que apropiada para que Pablo pudiera dar a entender lo que el Espíritu Santo proporciona a los creyentes.

Aquellos que somos sellados por el Espíritu podemos estar seguros de que somos hijos de Dios y de que le pertenecemos a Él.

Pero a la vez, ese sello indica posesión y por lo tanto, protección. ¿De quienes son los sellados? Los sellados son de Dios. Esta es una marca, no tanto para los hombres, sino también para la esfera espiritual.

Anuncio

El apóstol Juan nos dice:

Sabemos que todo el que ha nacido de Dios, no peca; sino que Aquel que nació de Dios lo guarda y el maligno no lo toca. (1 Juan 5.18).

Aquel con mayúscula es Jesús, Él nos guarda para que el maligno no nos toque.

¿Recuerdas la historia de las plagas de Egipto? El marco de las puertas pintado marcaba en cuales casas NO se debía entrar; cuales primogénitos estaban fuera del alcance del destructor.

Este sello me hace recordar esa historia. El Espíritu en nosotros marca posesión del Padre, de quien somos, y además, protección del Hijo.

¡Nada ni nadie puede tocar a los hijos de Dios, si Él no lo permite! ¿Lo comprendes?

Pero, todavía no es todo. ¡Aún falta!

El sello nos fue dado como garantía de parte del Padre, la palabra traducida como ARRAS (o garantía en esta traducción NBLA) era utilizada comercialmente como seña.

Significaba el compromiso de un comprador, quien daba su palabra, y una seña al vendedor, de que iba a comprar, por ejemplo, un terreno.

En nuestro caso, la seña es el Espíritu Santo, y quién se compromete con nosotros es el Padre.

Anuncio

¿Y a qué se compromete? A cumplir con Su palabra, a darnos nuestra herencia; es decir, la vida eterna en Su presencia, y todo lo que hemos venido viendo en los versículos previos.

Y todo por amor.

¿Logras comprender, aunque sea un poco más, cuán grande es el amor de Dios?

¿Qué necesidad tenía de salvarnos, de darnos una garantía, de poner un sello de protección en nosotros?

¡Cuán grande es el amor de Dios!

Por tanto, ten fe, adora a Dios, sírvele, haz tu parte en la salvación de otros, y aguarda confiado. El sello del Espíritu es tu garantía.

¡Dios cumplirá Su promesa!

¡Gloria, gloria, gloria al tres veces Santo! ¡Bendito sea tu nombre Señor!

Oración:

Padre santo y precioso, gracias por tanto amor, por tantas bendiciones, por la seguridad que nos ofreces, más allá de tantos regalos de amor.

Bendito Dios, ahora sé que el Espíritu Santo me ha sellado y que es mi garantía. Gracias por dármela aún cuando no la merecía. Sé que en ti puedo confiar, lo sabía antes, y ahora, todavía más.

¿Qué puedo ofrecerte Señor? ¿Qué podré darte en compensación? Solo quiero que sepas que me siento agradecido, que quisiera darte todo mi amor y mi vida entera.

Sólo tú mereces la gloria y el honor, la alabanza y toda adoración. Para ti sean Señor, junto con todo mi ser. Oro agradecido y admirado por tanto amor, en el nombre de Jesús, amén.

Sellados con el Espíritu Santo
Sellados con el Espíritu Santo, la garantía (arras) de nuestra herencia – Efesios 1.13-14

Links


A más estudios de Efesios:



Estudio Anterior

Predestinados para alabar Su Gloria
Predestinados para alabar Su Gloria – Efesios 1.11-12

Siguiente Estudio

Anuncio
Ejemplos de fe y de amor
Ejemplos de fe y de amor – Efesios 1.15-16

Otros estudios:

También te invitamos a leer reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

O si gustas,

Comentarios bíblicos devocionales

Que son explicaciones y estudios exegéticos del texto de distintos libros de la Biblia, pero con una mirada más devocional que técnica.

Si quieres, puedes escribirnos, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios.

Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida, utilizando una imagen extraída de Pixbay.

Sellados con el Espíritu Santo, la garantía (arras) de nuestra herencia – Efesios 1.13-14 – Significado y Aplicación

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio