¿Qué significa aceptar a Jesús como nuestro Señor?

Aproximación al concepto

En los tiempos de Jesús las sociedades se conformaban, entre otras partes, por siervos y por esclavos. Por encima de ellos estaban sus señores o amos; quienes determinaban las tareas de los dos primeros y eran servidos por los mismos. En principio, esta es la idea por la que deberíamos comenzar para entender el sentido del concepto.

Cuando aceptamos a Jesús como nuestro Señor, entendemos que a partir de ese momento, debemos comenzar mirar a Jesús como alguien que tiene autoridad por sobre nuestras vidas. Debemos saber que Dios tiene un propósito para nosotros; y de aceptar a Jesús como Señor, Él nos guiará, y conducirá para poder hacer su voluntad.

A diferencia de aquellos siervos de antaño, si bien estamos llamados a servirle y a obedecerle, no estamos obligados a hacerlo. No seremos golpeados ni nadie vendrá a quitarnos la vida si no lo hacemos. Bien podemos decidir qué hacer con lo que Jesús nos pide, ya que somos libres para elegir. Es por eso que:

Podemos decidir entre obedecer a Dios y no hacerlo

Es nuestro libre albedrío el que nos brinda esta posibilidad. Y aunque obviamente sabemos que es mejor obedecer, los cristianos lo hacemos porque queremos obedecerlo, no como si estuviéramos obligados. Ya que no nos motiva el temor o la necesidad sino el amor y el agradecimiento por todo lo que Él hace en nuestras vidas.

Esto también es así porque sabemos lo que ya Dios hizo por nosotros y lo que quiere darnos en el futuro; conocemos los beneficios de la obediencia y las bendiciones que conlleva; es así que lo hacemos con placer, entusiasmo y también con alegría. Esto es lo que caracteriza al verdadero cristiano y lo diferencia de los que dicen serlo, sin saber realmente de qué se trata.

Por otro lado servir a Jesús no es fácil, pero Él nos ayuda para poder servirlo. Tenemos su guía, su fortaleza, nos regala dones (herramientas para su servicio); y además, nos da lo más grande que se pueda tener, el Espíritu Santo en nuestros corazones. Por lo tanto, ser siervos de Jesucristo es un privilegio y nos resulta un honor poder servirlo.

¿Qué significa aceptar a Jesús como nuestro Señor?
¿Quién es Jesucristo para tí?

¿Qué significa aceptar a Jesús como nuestro Señor?

Fundamento Bíblico

Te invito a que veamos algunos pasajes bíblicos que nos hablan del señorío de Jesús sobre nuestras vidas. En el primero que veremos se destaca la necesidad de aceptar a Jesús por nuestro Señor y como requisito para ser salvos, Leamos:

9 Si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; 10 porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación. 11 Pues la Escritura dice:Todo el que cree en Él no será avergonzado.

(Romanos 10: 9-11 – LBLA)

Ahora, no solo que debemos confesarlo, sino que debemos vivir según dicha verdad, o expresado de otra manera, este señorío debe ser efectivo en nuestro cotidiano vivir. Ésto obviamente implica que nosotros pasamos a ser sus siervos. Por eso el apóstol Pablo nos dice:

Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús como Señor, y a nosotros como siervos vuestros por amor de Jesús.

(2 Corintios 4:5– LBLA)

Veamos ahora el siguiente versículo, que Dios espera que nos comportemos como hijos obedientes. Esto implica que más allá de ser sus siervos, nosotros le servimos porque somos sus hijos. Leamos:

14 Como hijos obedientes, no vivan conforme a los deseos que tenían antes de conocer a Dios.15 Al contrario, vivan de una manera completamente santa, porque Dios, que los llamó, es santo;16 pues la Escritura dice: «Sean ustedes santos, porque yo soy santo.»

(1 Pedro 1.14-16 – DHH)

Jesús mismo también nos dice que no nos considera siervos sino amigos.

Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque os he dado a conocer todo lo que he oído de mi Padre.

(Juan 15.15 – LBLA)

¿Qué significa el señorío de Cristo para nosotros?

Todos estos versículos deberían ayudarnos a entender que el servicio a Dios no es por temor sino por amor. Esto mismo ya lo habíamos dicho antes pero sin haber visto los textos bíblicos. Lo importante es entonces que entendamos que:

Dios quiere que le obedezcamos y sirvamos, pero manteniendo una relación de amor con nosotros.

Tal como cuando ayudamos a nuestros hijos en alguna tarea que ellos no pueden hacer o como cuando ayudamos a nuestros padres cuando ya están mayores; lo que hacemos es motivado por el amor que les tenemos, por una relación de afecto, y eso nos llena de placer y nos hace sentir bien tanto con ellos como con nosotros mismos.


Cuando servimos a Dios, tenemos sentimientos y experiencias parecidas e incluso hasta mejores. Esto es porque la relación que tenemos con Dios es muy distinta a una relación terrenal, es espiritual, lo que hace que sea muy difícil de expresar o explicar.

Para ir terminando, debemos decir que hay muchísimos pasajes más por ver y temas que no hemos tocado, por ejemplo: en qué nos llama a servirle. Podríamos también hablar de los dones que nos da y de cómo el Espíritu Santo nos guía en su servicio (Y en nuestra vida toda).

Pero por una cuestión de brevedad, no lo haremos aquí, sino que esperamos colocaremos en breve algunos links hacia páginas que traten dichos temas.

¿Qué significa aceptar a Jesús como nuestro Señor?

Conclusión

Como conclusión, sobre el señorío de Cristo, podemos decir que obedecemos y servimos a Dios porque eso es lo que Él espera de nosotros y porque al ser nuestro Dios tiene autoridad por sobre nuestras vidas.

Pero nuestra motivación tiene que ver con el amor y el agradecimiento por su amor, su perdón y por la relación que podemos tener cada día con Él, a través del Espíritu Santo. Para finalizar, te dejo un texto más para que sigas meditando:

11 Pues la Escritura dice: Todo el que cree en Él no será avergonzado. 12 Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas para todos los que le invocan;13 porque: Todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo.

(Romanos 10.11-13 – LBLA)

¡Dios te bendiga mucho!


¿Qué significa aceptar a Jesús como nuestro Señor?


Me gustaría invitarte a leer el siguiente un estudio que nos dice qué debemos hacer para ser hijos de Dios. Si lo deseas, has click en el enlace.


Nota:

Todas las Citas Bíblicas identificadas con LBLA fueron tomadas con permiso de LBLA – http://www.lbla.com

Las identificadas como DHH, fueron tomadas con permiso de:

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.


¿Qué significa aceptar a Jesús como nuestro Señor?

¡Haz click si te gusta!
Comparte con quien lo desees
  • 9
    Shares

Publicado por Gracia y Vida

Muchas gracias por habernos visitado¡Que Dios te bendiga mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *