Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Evangelismo Reflexiones sobre la vida Cristiana

Preocupaciones cotidianas y ministerio

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

Esta es una meditación corta basada en Marcos 6.7-8, la cual puedes utilizar como Devocional Diario.

En este texto veremos una importante lección para todos los que queremos agradar a Dios.

Jesús les da una orden a sus discípulos, a través de la cual podemos ver qué es lo que Él espera de nosotros.

¿Confiamos verdaderamente en Él y en Su provisión para nuestras vidas?

Te invitamos a leer estas breves líneas y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo Base: Marcos 6.7-8

Entonces Jesús llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos; y les ordenó que no llevaran nada para el camino, sino solo un bordón; ni pan, ni alforja, ni dinero en el cinto.

Contexto: Marcos 6.1-6

Entonces Jesús llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos; y les ordenó que no llevaran nada para el camino, sino solo un bordón; ni pan, ni alforja, ni dinero en el cinto; sino calzados con sandalias. «No lleven dos túnicas», les dijo

10 Y añadió: «Dondequiera que entren en una casa, quédense en ella hasta que salgan de la población. 11 En cualquier lugar que no los reciban ni los escuchen, al salir de allí, sacúdanse el polvo de la planta de los pies en testimonio contra ellos».

12 Saliendo los doce, predicaban que todos se arrepintieran. 13 También echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los sanaban.

Reflexión – Meditación – Devocional

¿Por qué Jesús les ordenó a sus discípulos que no lleven mudas de ropa, dinero y otras cosas?

¿Tú qué crees?

Tal vez podamos pensar en lo siguiente:

Lo terrenal normalmente interfiere con nuestra fe. Y sí pensamos mucho en ello, perdemos nuestra perspectiva espiritual.

Es por eso que muchas veces, por poner demasiada atención en la concreción de nuestros deseos, dejamos de lado lo que en verdad es importante, duradero y eterno.

Entonces, ¿será cierto para nosotros que la preocupación por las cosas de la vida entorpecen nuestra visión espiritual, y por lo tanto nuestro ministerio?

¿Qué piensas tú al respecto?

Anuncio

Ahora, ¿Será que esto quiere decir que sólo debemos poner la mirada en las cuestiones del Reino, y que debemos dejar de trabajar, o que no tenemos que preocuparnos por pagar nuestros impuestos, o que podemos dejar de responsabilizarnos por distintas cuestiones de nuestra sociedad?

¡No, a través e toda la Biblia vemos que es más que claro que no!

Pero cada cosa debe estar en su justa medida. San Pablo no dejaba de trabajar mientras cumplía con su ministerio. ¡Ese es un gran ejemplo para nuestra vida!

Por ende: ¿En dónde está puesta tu mirada? ¿Cuáles son las cosas importantes para ti? ¿Cuánto tiempo le dedicas a fortalecer tu vida espiritual? Y, por último: ¿Te has negado a servir al Señor por falta de tiempo, o por el contrario, entiendes y llevas a cabo lo que Él espera de ti?

Que nuestro Señor ponga sabiduría en tu mente y corazón, y te ayude a desarrollar un carácter de sierva/o de Dios. Amén.

Preocupaciones cotidianas y ministerio
Preocupaciones cotidianas y ministerio

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Anuncio

Nota

Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.

Preocupaciones cotidianas y ministerio – ¿Qué es lo más importante para ti?

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio