Parábola del Sembrador – Escuela Bíblica para niños  (Mateo 13:1-9, 18-23)

Escolares

Temas principales

  • El mensaje del evangelio y el corazón de las personas
  • Nuestra relación con Dios

Temas secundarios

  • Significado de parábola
  • Quién es el que siembra
  • Qué significan los distintos terrenos
  • Nuestro llamado a anunciar el evangelio

La clase

Introducción

Para iniciar la clase podemos decir algo como sigue:

Buenos días niños, el día de hoy vamos a charlar sobre una de las enseñanzas más importantes de Jesús acerca de las personas que escuchan su palabra. Hoy hablaremos de la parábola del sembrador.

Antes que nada: ¿Recuerdan qué es una parábola? (dejar que respondan)

Una parábola es algo así como un cuento que tiene una enseñanza. Jesús utilizó este método para que las personas pudieran entender más fácilmente sus enseñanzas.

Nota

No nos importa dar la definición exacta, solo una aproximación entendible para ellos sobre el significado. (Pero si el maestro/a entiende otra cosa, por favor siga las instrucciones que el Señor ponga en su corazón. No se ate a las sugerencias ni de este ni de ningún otro material. ¡Dios le llene de sabiduría!).

En la parábola de hoy veremos que no todos los que escuchan el evangelio responderán de la misma manera. Algunos creerán muy rápido pero luego se alejarán de Dios. Otros vendrán a la Iglesia y serán fieles creyentes, y otros no creerán en Dios y seguirán lejos de Él.

Charla introductoria

En este punto es posible que puedan tener una muy breve charla al respecto. Algunos temas para la charla a priori:

  • ¿Le hablaron alguna vez a sus amigos de Dios?
  • ¿Mostró alguno interés en Él?
  • ¿Sigue hoy interesado?

Jesús nos enseña qué pasa en el corazón de las personas a través de la parábola que vamos a leer hoy. Leamos:

El texto bíblico

1. Aquel mismo día salió Jesús de casa y se sentó a la orilla del lago. 2 Como se reunió mucha gente, Jesús subió a una barca y se sentó, mientras la gente se quedaba en la playa.

3 Entonces se puso a hablarles de muchas cosas por medio de parábolas. Les dijo: «Un sembrador salió a sembrar. 4 Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y llegaron las aves y se la comieron.

5 Otra parte cayó entre las piedras, donde no había mucha tierra; esa semilla brotó pronto, porque la tierra no era muy honda; 6 pero el sol, al salir, la quemó, y como no tenía raíz, se secó.

7 Otra parte de la semilla cayó entre espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron.8 Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio buena cosecha; algunas espigas dieron cien granos por semilla, otras sesenta granos, y otras treinta.

9 Los que tienen oídos, oigan.»

18 »Escuchen, pues, lo que quiere decir la parábola del sembrador: 19 Los que oyen el mensaje del reino y no lo entienden, son como la semilla que cayó en el camino; viene el maligno y les quita el mensaje sembrado en su corazón.

20 La semilla que cayó entre las piedras representa a los que oyen el mensaje y lo reciben con gusto, 21 pero como no tienen suficiente raíz, no se mantienen firmes; cuando por causa del mensaje sufren pruebas o persecución, fallan.

22 La semilla sembrada entre espinos representa a los que oyen el mensaje, pero los negocios de esta vida les preocupan demasiado y el amor por las riquezas los engaña. Todo esto ahoga el mensaje y no lo deja dar fruto en ellos.

23 Pero la semilla sembrada en buena tierra representa a los que oyen el mensaje y lo entienden y dan una buena cosecha, como las espigas que dieron cien, sesenta o treinta granos por semilla.»

(DHH)

Charla con los niños

En este punto deberemos explicar la parábola y su significado. Dependiendo de sus edades se podrá ahondar más sobre su significado, lo cual quedará en el conocimiento del maestro/a de sus niños y en la sabiduría que Dios le regale en el momento de dar la clase.

Qué es importante:

  1. Que los niños puedan identificar qué tipo de tierra representa su vida. (Esto será preguntado luego en la actividad 3) El maestro pondrá gran énfasis en que los niños no se juzguen entre sí, ni tampoco a sí mismos. El hecho de identificarnos es para llegar a darnos cuenta de cómo estamos en relación a lo que se espera de nosotros. Si no estamos lo suficientemente bien (Nadie lo está), tenemos la oportunidad de mejorar todas nuestras áreas de relación con Dios. A eso apuntan las preguntas 4 a 7.
  2. Que los niños entiendan que no todas las personas aceptarán a Cristo como su Salvador.
  3. Que el maestro/a enfatice que esto último no debe desanimarnos sino por el contrario, sin importar los resultados, todos debemos anunciar el evangelio. (Podemos leer el texto de la gran comisión donde Jesús nos manda que anunciemos el evangelio – Mateo 28.19-20)

Una vez que aclaremos estas cosas, podemos pasar a las actividades. Cada maestro/a verá cuál de ellas son apropiadas para su clase. No es importante dar todo el material, lo que más importa es que el niño comprenda y se lleve una enseñanza clara sobre el tema.

Parábola del Sembrador – Escuela Bíblica para niños  (Mateo 13:1-9, 18-23)

Actividad Nº 1: Colorea

Nota: El dibujo fue descargado de: https://pin.it/3hbl7aqi4annp2

Utilizado con permiso de su autora:

Actividad Nº 2

Busca en tu Biblia Mateo 13.23 y transcríbelo en el recuadro

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Actividad Nº 3

Responde las siguientes preguntas

  1. ¿Qué siembra el sembrador? __ __  palabra de __ _ __ __
  2. Qué representan los campos?
  3. Los  __ __ __ __ __ __ __ __ __ de __ __ __ p__ r __ __ n__ __   que escuchan la Palabra.
  4. ¿Tú qué creés, cómo está tu corazón? ¿A qué tipo de tierra sería parecido?________________________________________________________________________
  5. Cuando tus padres no te lo piden y/o cuando no estás en la escuela bíblica, o sea, cuando nadie te ve. ¿Buscas tener tiempos a solas con Dios? ¿Charlas con Él?
    ________________________________________________________________________
  6. ¿Lees la biblia por tu cuenta en algún momento del día? ¿Por qué?

    ________________________________________________________________________
  7. ¿Cómo es tu relación con Dios? Justifica. ________________________________________________________________________

  8. Subraya si es verdadero o falso: Dar buenos frutos es primeramente vivir como Dios quiere y después hacer cosas que Él nos muestre para su servicio.
  9. ¿Le has hablado a alguien sobre Dios en estos días?

    ________________________________________________________________________
  10. ¿Cómo te preparas para ello?

    ________________________________________________________________________

Parábola del Sembrador – Escuela Bíblica para niños  (Mateo 13:1-9, 18-23)

Para el maestro

Se entiende que el maestro/a debe seguir la dinámica de la clase que más le resulte. Aún así se sugiere que, antes de comenzar con la enseñanza de clase, haya algún pequeño lugar para:

  1. Una bienvenida amorosa para cada niño.
  2. Un momento de charla previa con todo el grupo (Cómo fue su semana, cómo se sienten hoy, si tienen motivos de oración, etc.).
  3. Una oración de comienzo y por cada niño, mencionado los motivos enunciados por los niños (¿Se animan sus niños a orar? ¡Podemos incentivarlos al respecto!).
  4. Si la iglesia está de acuerdo, un momento para las ofrendas, esto les enseña que todo lo que tenemos se lo debemos a Dios.
  5. Si hay tiempo, unas canciones de alabanza. Es bueno que ellos tengan su propio espacio para adorar al Señor de esta manera.
Un pequeño consejo

No olvides de estudiar bien el texto y de entenderlo como corresponde; ni dudes en pedir ayuda a otros maestros si hay algo que no entiendes; no hay nadie que lo sepa todo. La humildad es la actitud más sabia y es preferible a enseñar mal la Palabra de Dios.

Si hubiera algo que quieras consultarme no dudes en hacerlo. Intentaré ser de ayuda en todo lo que me sea posible. Dios bendiga tu ministerio, tus niños y tu Iglesia.

Respuestas a la actividad 2

  1. ¿Qué siembra el sembrador? La palabra de  Dios
  2. Qué representan los campos? Los  corazones de las personas que escuchan la Palabra.


Parábola del Sembrador – Escuela Bíblica para niños  (Mateo 13:1-9, 18-23)


Nota sobre el texto utilizado

Fue tomado con permiso de:

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.


Link

Si lo deseas te invito a ver otras clases bíblicas para niños


¡Haz click si te gusta! (Si no estás viendo los íconos es porque tu detector de publicidades los está filtrando. Si deseas utilizarlos solo debes pausar el mismo y recargar la página. Luego de compartir ya lo puedes habilitar nuevamente.)
Comparte con quien lo desees

Publicado por Gracia y Vida

Muchas gracias por habernos visitado¡Que Dios te bendiga mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *