Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Mis tribulaciones son su gloria

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión cristiana, basada en el texto bíblico de Efesios 3.13.

A pesar de su condición, estando preso del imperio Romano, Pablo pensaba más en el avance del evangelio que en su propia vida, más en sus hermanos que en sí mismo.

Por eso oraba por ellos y por eso se preocupaba tanto. ¡Cuán grande es su ejemplo para cada uno de nosotros! ¡Cuánto deberíamos aprender de este querido apóstol y siervo de Dios!

Te invitamos a leer este estudio y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo Clave: Efesios 3.13

Ruego, por tanto, que no desmayen a causa de mis tribulaciones por ustedes, porque son su gloria.

Contexto bíblico: Efesios 3.10-19

10 De este modo, la infinita sabiduría de Dios puede ser dada a conocer ahora por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que llevó a cabo en Cristo Jesús nuestro Señor, 12 en quien tenemos libertad y acceso a Dios con confianza por medio de la fe en Él. 

13 Ruego, por tanto, que no desmayen a causa de mis tribulaciones por ustedes, porque son su gloria.

14 Por esta causa, pues, doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15 de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra. 16 Le ruego que Él les conceda a ustedes, conforme a las riquezas de Su gloria, el ser fortalecidos con poder por Su Espíritu en el hombre interior;

17 de manera que Cristo habite por la fe en sus corazones. También ruego que arraigados y cimentados en amor, 18 ustedes sean capaces de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, 19 y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que sean llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios.

Estudio Bíblico Devocional – Reflexión – Explicación: “Mis tribulaciones son su gloria – Efesios 3.13”

Al leer esta maravillosa carta, y al bucear por las profundidades de las verdades reveladas, corremos el riesgo de perder de vista en qué situación fue escrita.

El apóstol Pablo era prisionero de Roma, pero este hecho, a pesar de que le traía diversas aflicciones, ni le nublaba el entendimiento ni le quitaba el gozo.

Pablo sabía que sus sufrimientos eran pasajeros y que tenían un propósito en Cristo. Por eso mismo, en otra de sus cartas supo decir:

«Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación» 2 Corintios 4:17

¡Cuánta fe tenía este Apóstol, y cuán claro el propósito de su vida! Y por esto mismo, ¡cuán buen ejemplo para todos nosotros! ¿Cierto?

Él sabía que todo lo que sucedía lo ayudaría para bien (Romanos 8.28-30). Y por lo tanto, no se dejó vencer por la situación, sino que antes que eso, continuó sirviendo a su Señor.

Anuncio

Una actitud, una fe y una entrega, dignas de imitar.

Por ende, ¿es de extrañar que el resultado de esta fe haya sido tan glorioso?

¡Por supuesto que no!

Leamos lo que les dice a los Filipenses:

«Quiero que sepan, hermanos, que las circunstancias en que me he visto, han redundado en un mayor progreso del evangelio, de tal manera que mis prisiones por la causa de Cristo se han hecho notorias en toda la guardia pretoriana y a todos los demás. La mayoría de los hermanos, confiando en el Señor por causa de mis prisiones, tienen mucho más valor para hablar la palabra de Dios sin temor». Filipenses 1:12‭-‬14

¡Cuán impactante es este testimonio!

¿Ves como obra el Señor en personas con este tipo de entrega y convicción? ¿No te gustaría entregarte de esta misma manera para el servicio del Reino?

Habiendo visto todo esto, volvamos ahora nuevamente a nuestro texto de Efesios 3.13:

«Ruego, por tanto, que no desmayen a causa de mis tribulaciones por ustedes, porque son su gloria».

Anuncio

Ahora sí podemos comprender más fácilmente por qué Pablo pretendía que los receptores de su carta no se entristezcan ni se preocupen en demasía.

El sufría, sí, pero el evangelio avanzaba. Esto era lo importante para Pablo, quien no se miraba a sí mismo ni pensaba todo el tiempo en su propio bienestar.

Él tenía una meta, y dado que Cristo vivía en él (gálatas 2.20), no se permitía el error de decaer emocional o espiritualmente, a pesar de sus muchos sufrimientos.

Lejos de eso, leamos lo que escribió en su epistola a los Colosenses:

«Ahora me alegro de mis sufrimientos por ustedes, y en mi carne, completando lo que falta de las aflicciones de Cristo, hago mi parte por Su cuerpo, que es la iglesia». Colosenses 1:24

Por las dudas, tenemos que aclarar que Pablo ¡no estaba loco! Lo que sucedía con él es que tenía un gran entendimiento sobre qué era importante y eterno, y que qué no lo era.

¿Nos sucede lo mismo a nosotros o, en vez de eso, nos preocupamos más de lo debido por lo terrenal y por nuestro bienestar personal?

¿Cómo es nuestro caso?

¿Será que deberemos comprender mejor el Evangelio, y conocer más y mejor los planes y propósitos de Dios?

Lo que sí sabemos es que Pablo oraba a favor de sus hermanos. No quería que se entristezcan ni se atemoricen por sus propias vidas.

Anuncio

Sino, que en vez de eso, ellos pudieran comprender más y mejor cuál era su situación, quién era su Señor y cuál su esperanza eterna.

Teniendo todo esto claro y afirmado en sus corazones, también ellos podrían pasar por diversas aflicciones sin desmayar.

También por eso escribió: “Mis tribulaciones son su gloria”. Él sufría por Cristo, pero a ellos les llegaban estas enseñanzas y este testimonio.

El evangelio seguía adelante y ellos podían afirmarse y seguir creciendo. Por tanto, las tribulaciones de Pablo redundaban en la gloria de ellos.

Por ende, sin importar cuál sea tu situación en este momento. Entrégate por completo a tu Señor, quien sabrá sostener tu vida, consolarte y auxiliarte oportunamente.

Sírvele y confía, Él nunca dejará de ser el omnipotente Dios que tiene todas las cosas en Su control y bajo Su eterno poder.

¿Qué tal si tomamos un tiempo para hablar con nuestro Padre sobre todo esto?

Oración:

Padre eterno y todopoderoso, gracias te damos por tener consideración de nuestras vidas y control sobre cada cosa que nos sucede.

Señor, dependemos de ti y nos entregamos a tus designios para que obres en nosotros y a través de nosotros para que tu voluntad sea hecha tanto en los cielos como en la tierra.

Quisiéramos tener la misma confianza de Pablo, su misma madurez espiritual y fortaleza para poder decir, aún en medio de la prueba, a todos aquellos a quienes servimos: “Mis tribulaciones son su gloria”.

Bendice nuestras vidas Padre, para que podamos crecer hasta esa estatura espiritual, te lo suplicamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, amén.

Mis tribulaciones son su gloria
Mis tribulaciones son su gloria – Efesios 3.13

Links


A más estudios de Efesios:


Estudio Anterior

Libertad y acceso a Dios
Libertad y acceso a Dios – Efesios 3.11-12

Siguiente Estudio

Toda familia recibe nombre del Padre
Toda familia recibe nombre del Padre – Efesios 3.14-15

Anuncio

A otros estudios:

También te invitamos a leer reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

O si gustas,

Comentarios bíblicos devocionales

Que son explicaciones y estudios exegéticos del texto de distintos libros de la Biblia, pero con una mirada más devocional que técnica.

Si quieres, puedes escribirnos a través de la caja de comentarios.

Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida, utilizando una imagen de Bessi.

Mis tribulaciones son su gloria – Efesios 3.13 – Significado y Aplicación

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio