Mantener la FE en los momentos más duros

Anuncio

Mantener la FE en los momentos más duros – Devocional Diario – Marcos 5.35; 5.36

¡Bienvenida, bienvenido a tu devocional diario!

El día de hoy te invitamos a pensar juntos en la posibilidad de perseverar en la fe aún en medio de nuestros peores momentos y en la recompensa que Dios puede darnos por mantenernos firmes en la fe.

Pero antes de comenzar nos gustaría invitarte a orar. Si te es posible invierte unos segundos de tu tiempo para hablar con Dios.

Hecho esto, leamos el

Texto base de nuestro devocional de hoy

Mientras Él estaba todavía hablando, vinieron unos enviados de la casa del oficial de la sinagoga, diciendo: «Tu hija ha muerto, ¿para qué molestas aún al Maestro?». Pero Jesús, oyendo lo que se hablaba, dijo al oficial de la sinagoga: «No temas, cree solamente».

Marcos 5:35‭-‬36 NBLA

Nota

Hemos abordado la historia de la resurrección de la hija de Jairo en varios devocionales, tratando diferentes temas en cada uno de ellos. Puedes leer el texto completo en Marcos 5.21-24; 35-43.

Pensemos juntos

El contexto de los versículos que leímos

Jairo, un oficial de la sinagoga, tenía a su hija gravemente enferma, razón por la cual buscó a Jesús para pedirle sanidad para la niña. Mientras él lo hacía, ciertos enviados de su casa vinieron a informarle sobre su fallecimiento.

Al mirar la situación de tal hombre, podemos ver que el mensaje recibido era terrible, absolutamente desalentador; pero aún así Jesús, en ese momento tan difícil para Jairo, le pidió algo que a cualquiera de nosotros nos hubiese costado muchísimo: 

Fe en medio del dolor y de la desesperación, y valentía para obedecer a Jesús, para llevarlo hasta su hogar y para seguir adelante a pesar de tan dura situación. Él le dijo: «No temas, cree solamente».

Pensemos en nosotros mismos

De haber estado en esa situación tan difícil: ¿Qué hubieses hecho tú? ¿Hubieses pedido conservar tu entereza, tu fe y actuar en obediencia a Jesús?

Anuncio

Cuán difícil es conservar la fe en los momentos duros de nuestras vidas, ¿Cierto? ¿Has vivido situaciones límites en tu vida? ¿Lo estás haciendo ahora? ¿Te ha sucedido perder la fe o las esperanzas en momentos de mucho dolor, o de incertidumbre? Lamentablemente a muchos nos ha sucedido (muy posiblemente a todos).

Al observar la historia leída podemos ver que verdaderamente aquel hombre estaba en uno de esos momentos límite de la vida; en dicho momento es posible que el pedido de Jesús muy le haya costado demasiado. Pero sin embargo también debemos prestar atención al hecho de que Jesús no le pidió algo imposible a Jairo, sino algo que él podía hacer

La prueba de esto es que Jairo logró obedecer a Jesús y seguir adelante. Llevó al Señor a su casa y permitió que Él hiciera todo cuanto quiso al llegar a su hogar (como por ejemplo  echar a todos aquellos que se burlaban y quedarse solos con la niña). 

Eso pudo hacerlo solamente porque su fe siguió firme, y porque sus esperanzas en Jesús no se desvanecieron. ¿No lo crees? Las palabras: «No temas, cree solamente». se hicieron carne en él y su fe tuvo su recompensa.

También es claro que él hubiese podido darse por vencido, ya que el mensaje de los enviados de su propia casa lo llamaba a la desesperanza, al dolor y a darse por vencido; sin embargo las palabras de Jesús fueron mucho más poderosas para él que el mensaje de tales hombres.

¿Cuánto peso tienen las palabras de Jesús para ti?

Al ver a este hombre vemos que él se aferró a su fe en Jesús y se fortaleció en su esperanza a pesar de que, humanamente, todo parecía estar perdido. Este es un gran ejemplo para nosotros. La fe en Jesús, en el amor y en el poder de Dios es lo último que debemos perder. 

Dios puede obrar aunque todo el mundo nos diga que ya no hay esperanzas para nosotros. Eso es lo que hizo en esta historia. Eso es lo que vemos a través de este milagro. Jesús hizo algo que para la ciencia y para el mundo no era posible: Vencer a la muerte. Y aunque no siempre obrará de la misma manera, ni para todos los casos: 

Su poder y su amor para con sus hijos siguen intactos. Por lo tanto, la única pregunta que verdaderamente importa en este momento es: ¿Cómo está tu fe, confías en Él?

Mantener la FE en los momentos más duros
Mantener la FE en los momentos más duros – Devocional Diario

Conclusión

Dios espera que nosotros hagamos lo mismo que Jairo: Confiar y actuar. Que nos mantengamos firmes a pesar de las circunstancias, que no permitamos que las situaciones duras o de dolor nos lleven a dejar de lado nuestra fe. Eso podría resultarnos fácil, pero nunca nos llevará a la bendición de Dios.

Anuncio

Ciertamente Dios no evita que vivamos situaciones duras, pero lo que sí hace es acompañarnos y estar a nuestro lado en cada una de ellas. Él no espera que las resolvamos por nosotros mismos o que saquemos fuerzas de dónde no tenemos. Sólo espera que confiemos y que seamos valientes.

¿Estás viviendo un tiempo de dolor? Por favor, no pierdas la fe y no te des por vencido. No estás sola/o Dios está a tu lado. Te acompañará, te fortalecerá, te ayudará y te sostendrá. Eso es lo que hace nuestro Señor. Es lo que hizo en cada una de nuestras vidas y es lo que seguirá haciendo en cada persona que se acerque con fe a Él.

¿Sabes por qué? Por que te ama y porque quieres que salgas con bien de lo que sea que estés pasando. ¿Confías en Él? Espera en Dios y Él hará. Sé valiente y afronta la situación, esfuérzate y ponte en sus manos con humildad y con fe. Dios no te dejará no te desamparará. Te guardará y estará a tu lado cada uno de tus días. 

¿Lo crees? ¿Eres capaz de oír y de seguir su voz, de tomarte de sus manos? ¡Hazlo ahora!

Oremos

Padre Celestial te suplicamos que nos ayudes en nuestra situación, en este momento de tanto dolor para nuestras vidas. Te pedimos que obres así como lo hiciste en la vida de Jairo. Padre, si es posible, haz un milagro en nuestras vidas. Obra con poder. Por favor, te necesitamos.

Señor, te entregamos nuestras vidas, tú sabes que somos tus hijos y que dependemos de ti. Por favor sostén nuestras vidas, danos valentía, coraje y más fe; fortalece nuestros corazones Padre, y llénanos de tu sabiduría. Te adoramos y te alabamos Señor nuestro, y ponemos nuestra situación en tus manos en el nombre de Jesús, amén.

Saludo y despedida de esta reflexión bíblica cristiana

Te agradecemos por llegar a este punto en tu lectura. Esperamos que Dios te hable más sobre este tema, y que te bendiga para que puedas ver todo su poder y autoridad ante toda circunstancia de la vida.

Si gustas, puedes escribirnos, nos gustaría saber qué piensas sobre todo lo hablado aquí y si quieres, también podemos orar por tu vida. Por otro lado, por si lo consideras útil, te dejamos más devocionales en estas dos publicaciones:

¡Dios te bendiga mucho!

Notas

La Cita Bíblica fue tomada con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.

Anuncio

A su vez, la imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida sobre la imagen original de Natálie Šteyerová, la cual fue descargada de Pixabay.

Mantener la FE en los momentos más duros
Devocional Diario – Marcos 5.35; 5.36
Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio