Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Los procesos de Jesús

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 8.22-26.

Jesús realizó un maravilloso milagro, pero lo hizo en dos veces. Así también obra muchas veces en nuestras vidas, en etapas, o en procesos.

¿Lo has notado?

Te invitamos a meditar muy brevemente junto a nosotros con ayuda de este precioso ejemplo.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Texto Bíblico: Marcos 8.24

Y levantando la vista, dijo: «Veo a los hombres, pero los veo como árboles que caminan». 

Contexto: La sanidad del ciego de Betsaida – Marcos 8.22-26

22 Llegaron a Betsaida, y trajeron a Jesús un ciego y le rogaron que lo tocara. 23 Tomando al ciego de la mano, lo sacó fuera de la aldea; y después de escupir en sus ojos y de poner las manos sobre él, le preguntó: «¿Ves algo?».

24 Y levantando la vista, dijo: «Veo a los hombres, pero los veo como árboles que caminan». 

25 Entonces Jesús puso otra vez las manos sobre sus ojos, y él miró fijamente y fue restaurado; y veía todo con claridad. 26 Y lo envió a su casa diciendo: «Ni aun en la aldea entres».

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario

Aún siendo que muchas veces debamos esperar, debemos saber que Jesús siempre trabaja en nuestras vidas, que se preocupa por nosotros y que obra con verdadero amor y poder.

Por ende: ¡No nos desanimemos!

Él no siempre resuelve nuestras situaciones instantáneamente. Muchas veces pasamos por procesos hasta que la resolución definitiva llegue a nuestras vidas.

A veces Dios obra en etapas, lo cual no significa que no obre o que no se preocupe, sino que sus planes son distintos que los nuestros. Pero aún así no deja de hacerlo.

En el caso de esta historia bíblica, la sanidad fue en dos partes, pero llegó a ser definitiva. Jesús lo tomo aparte, lo trató de manera diferente que a tantas otras personas, y obró según su necesidad.

También es así con cada uno de nosotros. Él obra de manera diferente en cada persona, pero obra. No te deja, no se olvida de ti. Le importas, ¡le importas mucho!

Siendo así, no dejes de confiar, sigue adelante, Él sabe por qué estás pasando por esta tormenta, teniendo este problema o situación, y también sabe ser fiel y permanecer a tu lado.

Anuncio

Confía, quien comenzó la buena obra, no la dejará inconclusa. Dios no abandona. Te ama más de lo que puedes imaginar, y además, todo tiene un propósito y Él bien lo sabe. ¡Los procesos de Jesús siguen adelante ya sea que los veamos o no!

Háblale, ponte en Sus manos, permanecer fiel, y Él se encargará de todo. ¿Amén?

Oración

Padre Santo, gracias te doy por obrar en mi vida. Señor espero ver tu mano en mí cada día, te suplico que me bendigas, me cuides, me ayudes y me des sabiduría para todo lo que haga, pero en especial, te suplico que me ayudes a ver tu obrar y me abras los ojos para ver la vida desde tu propia mirada.

Señor, me entrego a ti, reconozco mi impaciencia, y te pido que por favor me ayudes a tener paz y a saber esperar tus tiempos. Pongo en tus manos todas mis necesidades, temores, planes y proyectos, ayúdame a seguir adelante cada día dependiendo sólo de ti.

Quiero aprender a confiar y a esperar solo en ti, ayúdame por favor para que pueda lograrlo. Yo sé que en ti puedo confiar, sé que ya has obrado en mi vida, y sé que lo seguirás haciendo, por eso confío y por eso te adoro. Para ti sea la gloria, bendito sea tu nombre, en el nombre de Jesús, amén.

Los procesos de Jesús
Los procesos de Jesús

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Anuncio

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation, a excepción de las explícitamente señaladas.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando la imagen original de Simon Berger.

Los procesos de Jesús

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio