Categorías
Escuela bíblica

Los dos deudores – Escuela bíblica para niños

Anuncio

Los dos deudores – Escuela bíblica para niños – Mateo 18:21-35

Escolares

Tema principal

El perdón

Croquis de la clase

  1. Bienvenida
  2. Charla previa con los niños
  3. Oración (Canciones/ofrenda)
  4. Charla introductoria sobre el tema de la clase
  5. Lectura del texto bíblico
  6. Actividades
  7. Oración
  8. Despedida

Este croquis solo es una guía, cada maestro puede seguir el orden que bien se adecue con las normas de su Iglesia y/o con lo que la clase necesite.

Nota para la/el maestra/o 1

En la charla previa lo que buscamos es un acercamiento con los niños. Cada uno habrá tenido una semana distinta, con diferentes situaciones en su familia, con distintas evaluaciones en su escuela (a muchos les gusta hablar sobre todas estas cosas).

Los niños deben sentirse a gusto, bien recibidos, tenidos en cuenta y deben poder percibir que son importantes para la clase, para el maestro, para la Iglesia y sobre todo para Dios (en eso también contribuye el maestro y no solo en enseñar y aplicar un texto).

El texto bíblico de hoy tiene muchos detalles interesantes, pero nosotros nos abocaremos al propósito principal de la parábola. Prestemos atención a dos cosas: La primera, qué motiva a Jesús a narrar dicha parábola (vs 21-22) y la segunda, cómo concluye la misma (vs 34-35).

Entendamos, primeramente nosotros, la importancia del perdón. Jesús está diciendo que, más allá de que admitamos nuestras deudas y nos arrepintamos frente a Dios, Su perdón, en cierta medida también depende de nuestra disposición a perdonar a otros.

Esto es muy coherente de su parte. Si somos perdonados todo el tiempo, ¿No deberíamos también nosotros mostrar compasión para con otros? Él espera que así sea. Eso es lo que debemos aprender para luego sí poder enseñarlo con nuestras palabras y con nuestro ejemplo. ¿Estás de acuerdo?

Charla introductoria

Podría ser algo así (obviando los saludos y la charla personal con los niños):

El día de hoy vamos a hablar sobre el perdón. ¿Qué tal les va a ustedes con eso? ¿Les cuesta o les resulta fácil perdonar?

Anuncio

¿Saben que hay muchas personas que no saben o no quieren perdonar? Muchos viven muchos años enojados con otras personas, pero eso no es algo que a Dios le guste.

Jesús nos dejó una parábola (cuento con enseñanza) para explicarnos qué piensa Dios sobre el perdón.

¿Les parece que leamos lo que nos dice la Biblia?

Veamos que Jesús cuenta la parábola porque Pedro le pregunta por el perdón, leamos:

Nota para la/el maestra/o 2

Si te es posible, permite que cada clase lea el texto Bíblico un niño distinto. Es importante que todos se sientan parte, y no importa tanto que no lea perfectamente, siempre tú como maestra/o reforzarás – harás énfasis en – las partes importantes de la historia.

También es bueno el recurso de leer entre todos, un versículo cada uno. Luego, si el texto no parece haberse entendido bien, la maestra podrá leer nuevamente la historia enfatizando lo importante.

Por otro lado, habrán niños a los que les guste participar, y otros que no se animen. Dios te llene de sabiduría, paciencia y amor, para saber a qué niña/o alentar sin que se sienta presionada/o, o incómoda/o.

Debe sentir que tiene la posibilidad y que es parte importante, pero no que es una obligación. Con el tiempo, y según su personalidad, mostrará sus talentos y se irá animando a más cosas.

En todo caso, para que se sienta parte, podrá ayudarte con alguna otra tarea a la que sí se anime. Lo importante es que sienta que tiene el espacio y la posibilidad, y que es respetada/o, y amada/o.

Anuncio

El Texto

21 Entonces acercándose Pedro, preguntó a Jesús: «Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí que yo haya de perdonarlo? ¿Hasta siete veces?». 22 Jesús le contestó: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

23 »Por eso, el reino de los cielos puede compararse a cierto rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. 24 Al comenzar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10,000 talentos (216 toneladas de plata). 25 Pero no teniendo él con qué pagar, su señor ordenó que lo vendieran, junto con su mujer e hijos y todo cuanto poseía, y así pagará la deuda. 26 Entonces el siervo cayó postrado ante él, diciendo: “Tenga paciencia conmigo y todo se lo pagaré”. 27 Y el señor de aquel siervo tuvo compasión, lo soltó y le perdonó la deuda.

28 »Pero al salir aquel siervo, encontró a uno de sus consiervos que le debía 100 denarios, y echándole mano, lo ahogaba, diciendo: “Paga lo que debes”. 29 Entonces su consiervo, cayendo a sus pies, le suplicaba: “Ten paciencia conmigo y te pagaré”. 30 Sin embargo, él no quiso, sino que fue y lo echó en la cárcel hasta que pagara lo que debía.

31 »Así que cuando sus consiervos vieron lo que había pasado, se entristecieron mucho, y fueron y contaron a su señor todo lo que había sucedido. 32 Entonces, llamando al siervo, su señor le dijo: “Siervo malvado, te perdoné toda aquella deuda porque me suplicaste. 33 ¿No deberías tú también haberte compadecido de tu consiervo, así como yo me compadecí de ti?”. 34 Y enfurecido su señor, lo entregó a los verdugos hasta que pagara todo lo que le debía. 35 Así también Mi Padre celestial hará con ustedes, si no perdonan de corazón cada uno a su hermano». Mateo 18.21-35 – NBLA

Nota para la/el maestra/o 3

Una vez leída la historia lo importante es charlar con los niños sobre la misma. Al hacerlo ellos lograrán fijar los conceptos del texto. Nunca olvides hablar con ellos con palabras que logren comprender.

Con respecto a esto último, nunca des por hecho que las palabras que utilizas son claras para ellos, muchas veces nosotros estamos acostumbrados a utilizar “vocabulario de Iglesia” (salvación, regeneración, comprar por sangre, expiación, etc., etc.).

Si te es posible, nombra esas palabras sólo cuando hayas explicado muy bien su significado con palabras claras para ellos. La forma de averiguar si han comprendido, será a través de preguntas que ellos puedan responder.

Por otro lado, diferentes versiones de la Biblia podrán ayudar a la comprensión, no olvides que esta es una importante herramienta (recurso) que puedes utilizar.

Pasemos ahora a las actividades:

Actividades

Elige las mismas según las edades de tus niños. Si lo que hallas aquí no es lo suficientemente apropiado, toma lo que quieras para tu clase y agrega otras cosas que encuentres. Por ejemplo, en pinterest tendrás muy buenos recursos para manualidades.

Anuncio

No te quedes con un solo material, haz que tu clase sea especial, pero también, adecuada para tus niños. ¡Dios te bendiga y dirija en la preparación de la misma!


Actividad Nº 1: Después de pintar, leé el siguiente texto en voz alta con tus compañeros.

“Y cuando estén orando, perdonen lo que tengan contra otro, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados” (Marcos 11:25, DHH).

Los dos deudores - Escuela bíblica para niños
Los dos deudores – Escuela bíblica para niños – Mateo 18:21-35

Actividad Nº 2: Preguntas para ir conversando con la maestra o el maestro

  1. ¿Qué significa pecar?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  1. ¿Puede una persona pecar contra otra? ¿Por qué?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  1. Setenta veces siete es una “hipérbole” (es decir, una manera de especial para hablar sobre una cosa, sería algo así como exagerar, para que los demás puedan entender lo que se está queriendo decir). Jesús usa este recurso para decirle a sus discípulos que hay que perdonar siempre. Discute con la/el maestra/o sobre este tema y escribe las conclusiones sobre:
  1. ¿Te resulta fácil perdonar? ¿Por qué?

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

5. ¿Debo perdonar cualquier cosa? ¿Qué es lo que más te cuesta perdonar? (Ojo aquí el maestro, debemos enseñar a perdonar, pero lo que está mal seguirá estando mal. Nuestros niños muchas veces son expuestos a distintos tipos de situaciones. Nosotros como maestros debemos estar alertas y hablar con las autoridades de la Iglesia en cuanto veamos algo que no sea normal).

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

6. ¿Puede Dios ayudarme con mis resentimientos? ¿Cómo?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

7. ¿Qué debo hacer si me cuesta perdonar?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

8. ¿Por qué debo perdonar ANTES de pedir perdón? ¿Por qué?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Anuncio

9. En la parábola, el Rey tiene compasión y misericordia, pero su siervo no. Eso hace que el Rey se enoje y le haga pagar toda su deuda. Tomate unos segundos para pensar y luego responde:

9.a. ¿Tengo actitudes parecidas a ese siervo? _____

9.b. ¿Qué debo hacer si es así?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Actividad Nº 3: Toma una hoja de papel y escribe en ella qué cosas tienes que perdonar (Son cosas privadas, nadie tiene por qué leer lo que escribes).

Después de escribirlas, ora por cada una de ellas y pídele a Dios que te ayude a perdonar.


Oremos

Padre Santo queremos darte las gracias porque tú siempre nos perdonas por lo que hacemos mal. Necesitamos pedirte que nos ayudes para poder perdonar a los demás. Por favor, ayúdanos a vivir como a ti te gusta. Te pedimos todo esto en el nombre de Jesús, amén.


Link

Si lo deseas, te invitamos a ver otras clases bíblicas para niños.

Notas

El texto utilizado fue tomado con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation

El identificado como DHH, fue tomado con permiso de:

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.

La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida sobre la Imagen original de CCXpistiavos en Pixabay

Los dos deudores – Escuela bíblica para niños – Mateo 18:21-35

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio