Las consecuencias de vivir en el pecado (2 de 2)

Ésta es la segunda parte de nuestro estudio cobre las consecuencias del pecado. En la primer parte del mismo habíamos hablado de dos consecuencias, las cuales eran: 
» Ser esclavos del pecado y tener una enemistad con Dios«. 

Habíamos considerado la necesidad de conocer la definición de pecado, para lo cual habíamos provisto al lector del siguiente link: 
https://graciayvida.com/el-pecado/  

Y habíamos expresado que solo enunciaríamos tres consecuencias fundamentales, aún sabiendo que existen muchas más. (Se mencionarán algunas otras entonces al finalizar este estudio).

Si quieres leer el primer estudio puedes hacerlo a través del siguiente link:

Pero por ahora comencemos a ver la tercer consecuencia:

Una vida eterna excluídos de la presencia de Dios

¿Destrucción o vida eterna?

En el siguiente versículo te pido que prestes especial atención al contraste entre dos posibilidades: destrucción o vida eterna. La palabra “destrucción” es un poco fuerte, así que en breve intentaré explicar su significado, el cual no es literal. Leamos:

El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.


Gálatas 6:8 – NVI

El apóstol Pablo intenta graficar la situación en que se colocan, por un lado, los que quieren vivir en pecado, y por otro, lo que quieren vivir como a Dios le agrada. El texto habla de la naturaleza pecaminosa, algo que ya hemos visto en otro estudio sobre el pecado y que te invito a leer luego (https://graciayvida.com/el-pecado/).

Lo que Pablo nos dice en este texto es que, quienes persisten en vivir para sus propios deleites pecaminosos, terminarán alejados de Dios; en un lugar que la Biblia llama infierno. Por otro lado quienes vivan haciendo lo que a Dios le agrada, dejándose ayudar por el Espíritu Santo, éstos cosecharán la vida eterna en la presencia de Dios.

Es de notar que no se niega la existencia de una vida eterna para los que no vivan en la presencia de Dios. En muchos pasajes se habla también del castigo eterno; y más abajo te dejaré algunos versículos referidos a tal castigo y al lugar en el cual se ejecutará el mismo. Pero por ahora sigamos viendo un poco más sobre las consecuencias del pecado.

Imposibilidad de obtener la herencia de Dios

En el siguiente texto se nos dice qué se perderán los que viven continuamente practicando el pecado; pero veamos este detalle, luego de nombrar algunos pecados, vuelve a repetir el veredicto. Esto nos da la idea de que la sentencia existe, que está tomada y que es más que firme, leamos:

9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 


1 Corintios 6:9-10 – RVR1960

Para aclarar un poco más el término “reino de Dios” podríamos decir que es posible comenzar a vivirlo ya en la tierra. De esto hablaba Jesús cuando anunciaba que el reino de los cielos se había acercado (Mateo 4.17). Todos los hijos de Dios, que viven en comunión con Él, ya están viviendo dentro de ese reino, en el cual Dios reina en sus corazones.

Pero en el versículo que leímos se habla de una herencia, lo cual nos hace entender que en realidad se está hablando de algo más que únicamente el reinado de Dios en nuestras vidas. La Biblia habla de la herencia de los hijos de Dios en otros muchísimos pasajes, como por ejemplo en 1 Pedro 1.4-6.

(Los invito a investigar más sobre el tema de la herencia que Dios nos tiene preparada siguiendo el link: https://graciayvida.com/1-pedro-1-4-5-nuestra-herencia-de-dios/ )

¿Te sabes inscrito en el libro de la vida?
Un destino eterno, el infierno

El último de los pasajes que colocamos aquí, nos habla de lo que la Biblia llama infierno o, en este caso lo que es lo mismo, el lago de fuego. Esto se da en el contexto de un juicio al final de los tiempos, en el cual, los que no logren ponerse a cuentas con Dios en esta vida, afrontarán dicho destino, leamos:

Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.


Apocalipsis 20:15 – RVR1960

Éste será entonces el destino final de los que se oponen a la vida que Dios quiere para nosotros en este mundo. Nadie pasará directamente de esta vida a tal lugar de condenación, sino que antes, toda la creación pasará por un juicio. A este juicio el libro de Apocalipsis (O también denominado “Revelaciones”) lo llama “El juicio del gran trono blanco”, el texto dice:

11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 


Apocalipsis 20.11-13

No habría lugar en este estudio para hablar detalladamente sobre el juicio, sobre el castigo y sobre el infierno, así que más adelante y dejaré aquí un link hasta ese estudio. Por el momento solo colocaré más abajo unos cuantos textos que nos ilustran al respecto.

Más versículos que hablan sobre el castigo eterno y el infierno

Deuteronomio 32:22; Isaías 33.14; Mateo 5.22, 29-30, 10.28, 11.20-24, 12.36, 22.13, 25.30, 25.41-46, ; Marcos 9.43-48; Lucas 10.13-15, 12.4.5; Juan 15.6; Romanos 14.10-12; 2 Corintios 5.10; Hebreos 9.27, 10.26-27; 1 Pedro 4.5; 2 Pedro 2.4; Apocalipsis 20.10, 2015

Conclusión

Antes de terminar con este estudio, me gustaría que puedas ver la doble posibilidad que Dios pone a nuestra disposición. Podemos relacionarnos como hijos obedientes (1 Pedro 1.14) o como personas que desprecian a Dios (2 Crónicas 36.16). Esta es una decisión que cada uno de nosotros deberemos tomar.

Él, como nuestro creador, siempre elige el amor y la gracia para relacionarse con nosotros, pero nos hace decidir cómo queremos que se relacione, si no es con amor y gracia, entonces será a través de la condenación y de la ira. Eso queda nuevamente en nuestras manos. El libre albedrío sigue estando vigente, deberíamos por ende hacer algo al respecto.

Es aquí donde debemos decidir en qué creer, cómo relacionarnos con Dios y qué futuro queremos para nosotros. Tal vez, si no has tomado una decisión antes, éste sea el mejor momento para hacerlo. De ser así te dejo más abajo dos links a los que puedes acceder para entender mejor cómo hacerlo.

Dios nos ha revelado en su palabra todo lo necesario para que podamos conocer la manera correcta de relacionarnos con Él. Nos ha dado al Espíritu Santo para que nos ayude a entender todas las cosas y por ende, teniendo todo servido y a nuestra disposición, Él aguarda nuestra decisión.

¿Qué harás tú con Dios?

Te dejo los siguientes links

Los dos primeros por si decides acercarte a Dios

El que sigue para que veas que Dios quiere ayudarte a entender todo lo referido a la salvación, que dicho sea de paso, cuando la Biblia habla de salvación, lo hace en referencia a este último tema que vimos, el castigo eterno. Dios no quiere que pasemos por eso. De ahí la cruz de Cristo, de ahí el tiempo de espera. ¿Él te está esperando!

(https://graciayvida.com/dios-puede-ayudarte-a-entender-la-salvacion/)

Versículos prometidos sobre el amor de Dios

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna. 


Juan 3.16 – LBLA

Porque si Dios, cuando todavía éramos sus enemigos, nos reconcilió consigo mismo mediante la muerte de su Hijo, con mayor razón seremos salvados por su vida, ahora que ya estamos reconciliados con él. 


Romanos 5.10 – DHH

Mas id, y aprended lo que significa: “Misericordia quiero y no sacrificio”; porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores. 


Mateo 9.13 – LBLA

El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo, para que, ofreciéndose en sacrificio, nuestros pecados quedaran perdonados. 


1 Juan 4.10 – DHH

Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 


Romanos 5.8 -LBLA

Por último, solo mencionaré algunas

Otras consecuencias del pecado

Todo el mal de este mundo podría adjudicarse al pecado. La avaricia y el amor por el poder nos han llevado por ejemplo a los distintos conflictos armados en el mundo (guerras), traen hambre a los pueblos (Cientos de ricos en contraste con millones de pobres que ni comen, ni tienen acceso a la salud ni a la educación).

Si no hubiera tanta codicia, todos tendríamos trabajo, dignidad, salud y educación. Alejarse del plan de Dios parece grato, pero termina por enfermar a los individuos y a las sociedades. Podríamos seguir hablando de la decadencia de la familia como institución, del gran problema de la ecología, de los problemas raciales y de tantas otras cosas que nacen del pecado.

De continuar hablando de tantas otras consecuencias, no nos alcanzarían mil líneas de texto más, pero entiendo que idea está, por lo menos, presentada. El pecado no solo trae un deterioro en nuestra relación con Dios, sino que también destruye nuestras vidas y a quienes nos rodean.

De haber logrado vivir dentro del plan original de Dios, el mundo sería hoy un lugar feliz en vez de lo que hoy conocemos. Queda en nosotros hacer un cambio desde nuestras vidas y hacia afuera para beneficiar así al resto del mundo, haciendo de él un lugar mejor donde todos podamos vivir. Pero esto, otra vez, termina en una decisión. Tu decisión.

Aquí me despido hasta el próximo estudio, no dudes en escribirme si hay algo que no haya quedado bien explicado o si quieres que amplíe algún tema en particular. Que Dios te bendiga y dirija hacia toda verdad. Amén.


Las consecuencias de vivir en el pecado (2 de 2)


Nota:

Todas las Citas Bíblicas identificadas con LBLA fueron tomadas con permiso de LBLA – http://www.lbla.com

Las identificadas como NVI, fueron tomadas de:

Escritura de la Santa Biblia, NEW INTERNATIONAL VERSION®, NIV® Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 por Biblica, Inc.® Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Las identificadas como RVR1960, fueron tomadas de:

la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.

Las identificadas como DHH, fueron tomadas con permiso de:

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.


¡Haz click si te gusta! (Si no estás viendo los íconos para compartir o para indicar que te ha gustado la publicación es porque tu detector de publicidades los está filtrando. Si deseas compartir el contenido en tus redes solo debes pausar el filtro de publicidades y recargar la página. Luego de compartir ya lo puedes habilitar nuevamente.)
Comparte con quien lo desees

Publicado por Gracia y Vida

Muchas gracias por habernos visitado¡Que Dios te bendiga mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *