Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

La vanidad de la mente

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

El presente es un breve estudio bíblico basado en Efesios 4.17.

¿Tenemos un propósito en la vida? Pablo ordena, juntamente con Jesucristo, que no andemos como aquellos que no conocen a Dios.

¡Que la vanidad de nuestra mente no nos domine!

Te invitamos a leer este estudio y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo Clave: Efesios 4.17

Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ustedes ya no anden así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente.

Contexto bíblico: Efesios 4.17-30

17 Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ustedes ya no anden así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente. 

18 Ellos tienen entenebrecido su entendimiento, están excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su corazón. 19 Habiendo llegado a ser insensibles, se entregaron a la sensualidad para cometer con avidez toda clase de impurezas. 

20 Pero ustedes no han aprendido a Cristo de esta manera. 21 Si en verdad lo oyeron y han sido enseñados en Él, conforme a la verdad que hay en Jesús, 22 que en cuanto a la anterior manera de vivir, ustedes se despojen del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, 23 y que sean renovados en el espíritu de su mente, 24 y se vistan del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.

25 Por tanto, dejando a un lado la falsedad, hablen verdad cada cual con su prójimo, porque somos miembros los unos de los otros. 26 Enójense, pero no pequen; no se ponga el sol sobre su enojo, 27 ni den oportunidad al diablo.

28 El que roba, no robe más, sino más bien que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, a fin de que tenga qué compartir con el que tiene necesidad. 29 No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala, sino solo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan.

30 Y no entristezcan al Espíritu Santo de Dios, por el cual fueron sellados para el día de la redención. 31 Sea quitada de ustedes toda amargura, enojo, ira, gritos, insultos, así como toda malicia. 32 Sean más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándose unos a otros, así como también Dios los perdonó en Cristo.

Estudio Bíblico Devocional – Reflexión – Explicación: “La vanidad de la mente – Efesios 4.17”

Esta es una de las muchas veces que Pablo se pone firme sobre una cuestión determinada.

Ya habíamos visto en otros versículos que, sobre otros temas, él rogó o recomendó, pero aquí está ordenando con toda autoridad.

Ahora, lo que el apóstol ordena, no es algo que sale de su propia mente o corazón, sino que proviene del mismísimo Señor Jesucristo, por eso es que él escribió: “y afirmo juntamente con el Señor”.

Esto determina que la orden es sumamente importante y, que por lo tanto, no es posible hacer oídos sordos a la misma.

Anuncio

Ahora, ¿a quienes les escribe? ¿Sobre quiénes tiene autoridad espiritual? Lógicamente, sobre la iglesia. ¡Nos escribe a nosotros!

Tú y yo debemos entender este texto como una orden directa, y no sólo del apóstol, sino principalmente de Jesucristo, quienes juntamente nos dicen:

YA NO ANDEN ASÍ COMO ANDAN TAMBIÉN LOS GENTILES, EN LA VANIDAD DE SU MENTE.

Pero, ¿qué significa andar en la vanidad de la mente?

En el original, la palabra vanidad conlleva la idea de estar sin rumbo, de no tener propósito, o de estar vacío.

Para tener otra referencia, podemos ver cómo se traduce la misma palabra en Romanos 8.20. En ese caso fue traducida como “inutilidad”.

Entonces, ¿Qué piensa tu mente? O, preguntando de otra manera, ¿en qué te permites pensar?

¿Piensas en cosas que tengan propósito, que sean para crecimiento espiritual, en cosas que sean de provecho o, por el contrario, en lo que te haga perder el tiempo, te hagan sentir mal, o te lleven al pecado?

¿Sabías que puedes controlar tus pensamientos? ¿Tenías conciencia de que, con la del Espíritu Santo, puedes llegar a gobernar tu mente?

Anuncio

Claro que esto es más difícil para unos que para otros y, que sólo depende de tu disposición a aferrarte de Dios. Pero, puedes hacerlo si es que así lo decides.

¡Es una decisión que deberías tomar!

Tal vez, antes de llegar a Cristo hayamos estado acostumbrados a pensar en toda clase de mal o, inclusive, en cosas que no sean pecado, pero que, de todas maneras, no te hayan dejado nada bueno.

Pablo nos pide que no andemos como los gentiles. Nosotros no tenemos tiempo que perder con respecto a pensamientos inútiles y sin sentido.

Nuestra vida debería ser productiva, tiene que tener un sentido y un propósito. Y, ¡Dios nos lo da!

En los versículos que siguen, el apóstol ampliará el significado de lo que estamos viendo aquí, diciendo que los que no conocen a Dios:

«Tienen entenebrecido su entendimiento, están excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su corazón. Habiendo llegado a ser insensibles, se entregaron a la sensualidad para cometer con avidez toda clase de impurezas» (Efesios 4:18‭-‬19).

Ese es el resultado final de aquel que deja libre y sin frenos a su mente. Nosotros no debemos permitirnos tal libertad, al contrario, debemos buscar tener la mente de Cristo (Filipenses 2.16).

Para terminar, hay dos aclaraciones que deberíamos tener en cuenta:

La primera es que la vanidad también tiene que ver con la arrogancia, la presunción, y el envanecimiento. Una persona con esas características no busca a Dios, sino que piensa que puede vivir por sí mismo sin depender de nadie.

Anuncio

Lamentablemente, muchos que se creen cristianos, viven de esa manera. Adoran a Dios con palabras, canciones y hasta con dinero, pero siguen viviendo como les parece…

Por otro lado, aunque hemos dicho que no podemos perder el tiempo como quienes no conocen a Dios, eso no implica que no podamos permitirnos disfrutar de un descanso.

Mirar una película, leer un libro, irnos de vacaciones, jugar con nuestros niños, conversar con nuestros cónyuges, todo eso, y más, también es parte de la vida cristiana. Y a su vez, en todo debe haber un equilibrio.

Dios nos dé la sabiduría necesaria para poder vivir una vida útil y provechosa, para encontrar el equilibrio y, para que en cada cosa que vivamos, podamos agradar y darle gloria a Dios. ¿Amén?

Oración:

Padre Santo y bendito, gracias te damos por habernos rescatado de una vana manera de vivir. Y gracias por iluminar nuestras mentes con la luz de Cristo.

Hoy ya no queremos andar en la vanidad de la mente, sino en tus caminos, cumpliendo tus propósitos en nuestras vidas. Es por eso que nos entregamos a ti para que nos guíes y ayudes a vivir como te agrada.

Obra en nuestras vidas Señor y haz tu voluntad en nosotros. Para ti sea la gloria. Tú eres nuestro Dios, nuestro camino, nuestra fortaleza, anhelo y esperanza. A ti nos rendimos y te damos toda la gloria y el honor.

Oramos en el nombre de Cristo Jesús, suplicándote que día a día ilumines nuestras mentes, y que también, nos ayudes a ser quienes lleven tu luz a la mente de aquellos que nos rodean. Te lo pedimos en el nombre de nuestro Señor y Salvador, amén.

La vanidad de la mente
La vanidad de la mente – Efesios 4.17

Links


A más estudios de Efesios:


Estudio Anterior

Funcionamiento adecuado de cada miembro
Funcionamiento adecuado de cada miembro – Efesios 4.16

Siguiente Estudio

Tienen entenebrecido su entendimiento
Tienen entenebrecido su entendimiento – Efesios 4.18

Links a otros estudios:

También te invitamos a leer reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Anuncio

O si gustas,

Comentarios bíblicos devocionales

Que son explicaciones y estudios exegéticos del texto de distintos libros de la Biblia, pero con una mirada más devocional que técnica.

Si quieres, puedes escribirnos a través de la caja de comentarios.

Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida, utilizando una imagen de Ludwig Westermann.

La vanidad de la mente – Efesios 4.17 – Significado y Aplicación

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio