Juan 4.27-42 – Jesús y la mujer samaritana 2 de 2

Anuncio

Juan 4.27-42 – Jesús y la mujer samaritana 2 de 2 – Estudio bíblico para grupos

Estudio bíblico para grupos

El presente estudio sobre Jesús y la mujer samaritana le enseñará al grupo:

  • El impacto que Jesús crea en las personas.
  • Que las metas de Jesús son más altas que sus necesidades.
  • Que todos somos parte de la misma labor.
  • Los efectos de un testimonio que impacta.
  • Que quienes se acercan a Jesús encuentran la fe y el agua de vida eterna.

Sobre el estudio de Gracia y Vida

Éste es un estudio bíblico del evangelio de Juan, que tiene por objetivo brindar una herramienta útil a los maestros de la Biblia o a quien quiera estudiar e interpretar el texto.

En el mismo encontraremos el texto bíblico; un bosquejo del estudio, que nos ayudará a explicar y a compartir el texto; y las distintas referencias bíblicas complementarias, las cuales son necesarias para abordar la enseñanza.

Nota: Esta es la segunda parte del estudio de Jesús y la mujer samaritana. Para acceder al primero puedes hacer clic en el enlace. En la primera parte hemos visto los siguientes temas:

  • Que Jesús tiene un propósito que va más allá de lo que nosotros podemos ver.
  • Que Él se interesa por todas las personas, sin distinciones sexuales o raciales.
  • Un método Evangelístico.
  • Quién es Jesús y qué tiene para ofrecernos.
  • Varios otros temas más, que por brevedad no nombramos.

Alcance

Este estudio está pensado para grupos de estudio de la Biblia, tanto para jóvenes como para adultos.

El maestro verá la necesidad y/o el énfasis que le dará según la necesidad de su propio grupo.

Juan 4.27-42 – Jesús y la mujer samaritana 2 de 2 – Estudio bíblico para grupos

El texto

Llegan sus discípulos y la mujer se va

27 En esto llegaron sus discípulos y se admiraron de que hablara con una mujer, pero ninguno le preguntó: ¿Qué tratas de averiguar? o: ¿Por qué hablas con ella? 28 Entonces la mujer dejó su cántaro, fue a la ciudad y dijo a los hombres: 29 Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo lo que yo he hecho. ¿No será éste el Cristo? 30 Y salieron de la ciudad e iban a Él.

Un pequeño paréntesis, una comida muy especial

31 Mientras tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come. 32 Pero Él les dijo: Yo tengo para comer una comida que vosotros no sabéis. 33 Los discípulos entonces se decían entre sí: ¿Le habrá traído alguien de comer? 34 Jesús les dijo: Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y llevar a cabo su obra.

Campos blancos para la siega

35 ¿No decís vosotros: “Todavía faltan cuatro meses, y después viene la siega”? He aquí, yo os digo: Alzad vuestros ojos y ved los campos que ya están blancos para la siega. 36 Ya el segador recibe salario y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra se regocije juntamente con el que siega. 37 Porque en este caso el dicho es verdadero: “Uno es el que siembra y otro el que siega.” 38 Yo os envié a segar lo que no habéis trabajado; otros han trabajado y vosotros habéis entrado en su labor.

El final de la historia, muchos creen en Él

39 Y de aquella ciudad, muchos de los samaritanos creyeron en Él por la palabra de la mujer que daba testimonio, diciendo: El me dijo todo lo que yo he hecho. 40 De modo que cuando los samaritanos vinieron a Él, le rogaban que se quedara con ellos; y se quedó allí dos días. 41 Y muchos más creyeron por su palabra, 42 y decían a la mujer: Ya no creemos por lo que tú has dicho, porque nosotros mismos le hemos oído, y sabemos que éste es en verdad el Salvador del mundo.

Juan 4.27-42 – LBLA

Juan 4.27-42 – Jesús y la mujer samaritana 2 de 2 – Estudio bíblico para grupos

Estudio

Llegan sus discípulos y la mujer se va

  • La llegada de sus discípulos (27) – Volvían de comprar comida (8)
    • Obviamente se sorprendieron por ver a Jesús hablar con ella (ver v9 y nota)
    • Ninguno le preguntó. A pesar de su asombro no se animaron.
  • La mujer se va al pueblo con un gran propósito
    • Dejando su cántaro (28) – Lo espiritual tiene más valor que cualquier cosa material, tal elemento vital no lo es tanto en comparación con lo que Jesús ofrece
    • Le dijo a los hombres (28) – Habló con quienes pudo sin importar nada más, había hallado a alguien más importante que ella misma y lo que de ella pensarían!
    • Venid y ved (29) – Cuando no sabemos qué decir, dejemos que Él hable. Más importante que cualquier palabra es acercar a otros a una relación directa con Jesús.
    • Un hombre que me ha dicho todo (29) – Jesús omnisciente (característica/atributo de la deidad), en este caso se la relaciona con la profecía.
    • ¿No será éste el Cristo? (29) – Todavía no lo había decidido en su corazón, pero el proceso había comenzado.
    • Y salieron de la ciudad e iban a Él. (30) – Un testimonio sincero es más que efectivo. Ella no estaba todavía segura sobre Jesús, pero algo sí sabía, valía la pena contarlo. No se lo podía guardar. ¿Qué tal nosotros?

Un pequeño paréntesis, una comida muy especial

  • Mientras tanto los discípulos le rogaban que coma (31) – Se preocupaban por Él
    • Todavía no sabían qué estaba pasando. (32-33) – Sus planes están más allá de nuestra corta vista.
    • Todavía le llamaban rabí. Más adelante lo llamarían Señor.
  • La respuesta de Jesús
    • La comida de Jesús no era sólo material, sino espiritual y tenía que ver con su propósito. ¿Cuánta importancia le damos a nuestros propósitos?
    • Hacer la voluntad del que me envió. (34) – Una gran enseñanza para nosotros, Su voluntad y no la nuestra. Pidamos discernimiento divino.
    • Llevar a cabo su obra. (34) – Su obra, de nadie más. Todos somos siervos, ninguno el dueño de la obra.

Campos blancos para la siega

  • ¿No decís vosotros …? (35) – Jesús nos muestra nuestra falta natural de visión espiritual. No nos entristezcamos solo oremos pidiendo que el Señor nos la conceda.
  • Alzad vuestros ojos y ved. (35) – Solo es cuestión de saber mirar y de entender nuestro propósito.
  • Los campos que ya están blancos para la siega. (35) – Es el tiempo de ponernos a trabajar. Ellos están listos, ¿Qué de nosotros?
  • Ya el segador recibe salario y recoge fruto. (36) – Podemos interpretar que Jesús es ese segador, quien recibe salario, porque ya está en sus labores; no va a venir más tarde, ya está trabajando.
    • Fruto para vida eterna. (36) – La palabra sembrada en el corazón de las personas hace crecer este eterno fruto.
    • Para que el que siembra se regocije juntamente con el que siega. (36) – Todos trabajamos con un solo fin, extender el reino; esto es independiente de qué haga cada cual.
    • Uno es el que siembra y otro el que siega (37) – No todos haremos lo mismo, ni tampoco nadie lo hará todo, el trabajo es muy grande para que alguno se crea que le es posible.
    • Yo os envié a segar lo que no habéis trabajado; otros han trabajado y vosotros habéis entrado en su labor. (38) – Ya muchos han venido trabajando. Ni somos los primeros ni seremos los últimos. Intentemos esforzarnos en este trabajo conjunto; seamos responsables en llegar con la posta hasta las próximas manos (imagen de una carrera de postas); este trabajo proseguirá hasta la venida de Cristo.

Juan 4.27-42 – Jesús y la mujer samaritana 2 de 2 – Estudio bíblico para grupos

El final de la historia, muchos creen en Él

  • De aquella ciudad (39) – La de la mujer.
  • Muchos de los samaritanos creyeron en Él (39) – Contrastar con lo que pasó en la ciudad de Jesús en Mateo 13.53-58. No es a quien se le predique sino qué disposición haya en él.
    • Creyeron en Él por la palabra de la mujer que daba testimonio (39) – Más allá de la reputación de la mujer, su testimonio fue veraz y creíble.
      • Su convicción llamó la atención; ni siquiera ella era salva hasta el momento, pero sí supo qué hacer con la información que había obtenido. Un mensaje es escuchado cuando la convicción es grande. ¿Qué tal la nuestra?
    • Diciendo: El me dijo todo lo que yo he hecho (39)
      • No era la elocuencia del mensaje, tampoco qué se dijo. Ella anunció lo que pudo. Eso bastó. La preparación teológica es recomendable, pero no un requisito para llevar el mensaje. Quien va con Dios es utilizado sepa cuanto sepa.
      • Dios utiliza a cualquiera que esté dispuesto a llevar el mensaje, sea nuevo en el camino o una persona con años de creyente. Solo importa la disposición. ¿Tienes tu lo necesario?
    • Le rogaban que se quedara con ellos (40) –
      • A diferencia de los nazarenos, los samaritanos quisieron que Jesús se quedara con ellos. Quien conoce verdaderamente a Jesús no quiere separarse de Él.
      • Y se quedó allí dos días (41) – Jesús no rechaza la invitación de quien lo invita a su vida. (Llamado al arrepentimiento y conversión).
    • Muchos más creyeron por su palabra (41)
      • El resultado de toda verdadera predicación cristocéntrica. ¿A quién predicas?
      • El testimonio de alguien puede atraer a muchos, pero la predicación consistente atraerá a muchos más. (42) Necesitamos prepararnos.
      • Éste es en verdad el Salvador del mundo (42) – Luego de escuchar a Jesús, ya estaban listos para dar testimonio ellos mismos. Su convicción era mucho mayor a la de la mujer. Ella lo vio en un primer momento como tan solo un profeta, pero ellos como el Salvador del mundo.
      • Evidentemente, ellos ya habían bebido del agua de vida eterna. ¡Demos testimonio como ellos lo hicieron!

Para el maestro

Respecto al estudio en cuestión

Hasta aquí el estudio de hoy, hay tantos temas que es preferible incluso dividir el presente en dos o tres partes si se necesita. Cada maestro verá qué es apropiado para su grupo.

Anuncio

Como ya se dijo, esta es la continuación del estudio de los versículos 4.1-26, que contienen el comienzo de la historia de Jesús y la Mujer Samaritana. Obviamente es muy recomendable y conveniente iniciar por el principio.

Consejos útiles

Siempre será conveniente leer algún estudio bíblico primeramente, antes de ponerse al frente de una clase, pero que allá de esto, es totalmente indispensable poder conocer y entender cada detalle de la historia, para lo cual necesitarás leer el texto bíblico varias veces.

Si tienes otros estudios, Biblias de estudio, mapas, concordancias u otros materiales, busca en ellos y utilízalos. Son herramientas más que necesarias. Si tienes dudas, consulta con el pastor, otro maestro o con quien puedas hacerlo con confianza. (Si lo deseas comunícate con nosotros desde la caja de comentarios más abajo).

Por otro lado, Gracia y Vida pone a tu disposición algunos consejos útiles para todo maestro de la Biblia. Entendemos que pueden de ser de ayuda para ti, así que, si lo deseas, haz clic en el enlace para acceder a ellos.

Dios te bendiga mucho y te llene de sabiduría y conocimiento espiritual. Amén.

Links

A continuación te dejamos dos links a otros estudios que te servirán como herramientas para poder entender mejor el texto:

En el siguiente link hallarás cómo aplicar la historia de Jesús y la mujer Samaritana al Evangelismo Personal:

Método Evangelístico de Jesús – Evangelismo personal

Si quieres volver a la primer parte del estudio puedes hacerlo desde aquí:

Anuncio

Nota sobre el texto citado

Todas las Citas Bíblicas fueron tomadas con permiso de LBLA – http://www.lbla.com

Juan 4.27-42 – Jesús y la mujer samaritana 2 de 2 – Estudio bíblico para grupos

Comparte con quien quieras

4 respuestas a «Juan 4.27-42 – Jesús y la mujer samaritana 2 de 2»

Quiero agradecerles de todo corazon por estas herramientas que ustedes hacen disponibles para, no solo, continuar conociendo de Jesus, sino tambien para compartir con los demas. Me siento bendecido de haberlos encontrado en el espacio cibernetico. Inicie un Grupo de Oracion en Junio 2020, con 4 personas (hoy somos 26); en Agosto Dios me impulso a compartir el Evangelio de Juan. Mas tarde, alrededor de Octubre, llego a ustedes, hasta el dia de hoy. Y seguire con ustedes. Estamos en Juan 4:26; noto que ustedes aun estan trabajando en los siguientes versiculos. Ojala y sea pronto. Yo no soy un predicador, ni un profesor; simplemente un seguidor de Cristo compartiendo la Buena Nueva. Mi grupo esta formado de Catolicos, el 98% (26 personas). Va a ser una bendicion escuchar de ustedes. Dios los bendiga grandemente!

Hola OZ, qué palabras más inspiradoras, muchas gracias!!

Cuanto lamentamos estar en un impasse en este momento… No estamos logrando administrar nuestro tiempo como para seguir con los estudios. Necesitamos más sabiduría y nos haría bien que ore por nosotros.

Le agradecemos mucho nuevamente y lo alentamos a continuar con su tarea, es verdaderamente importante!

Por nuestra cuenta, anhelamos poder continuar lo antes posible. Dios le bendiga mucho!!

Anuncio

Hermanos, estos comentarios bíblicos son en verdad profundos y han bendecido ricamente mi vida devocional. Por favor sigan subiendo los siguientes capítulos de Juan. Como familia estamos estudiando el Evangelio de Juan también. Muchas gracias, el Señor les siga animando a continuar con esta obra.

Hola Carmen, muchas gracias por alentarnos. Seguimos la tarea aunque no vayamos tan rápido como quisiéramos. Por favor ore por nosotros. Si están estudiando el Evangelio de Juan, tal vez les sea de utilidad nuestro comentario bíblico, el cual es más profundo y detallado que el presente. ¡Dios la bendiga mucho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio