Jesús usa su poder para ayudarnos

Devocional diario – Reflexión Cristiana basado en Marcos 2.11 y 12 – Jesús Utiliza su poder para ayudarnos

Comparte con quien quieras
Anuncio

Jesús usa su poder para ayudarnos – Devocional Diario – Marcos 2.11-12

¡Bienvenidos! En el devocional de hoy veremos que nuestro Señor tiene poder y que lo utiliza para ayudar a sus hijos. 

También pensaremos juntos en que a veces “se tarda” para usarlo, y que otras tantas la respuesta no nos llega. ¿Cuál debería ser nuestra actitud en cada caso? Pero,

Qué tal si antes de comenzar nos tomamos unos instantes para orar

¿Lo has hecho? Excelente, una vez que hemos orado, ahora sí podemos leer el 

Texto base para el devocional – Marcos 2.11 y 12

11 «A ti te digo: levántate, toma tu camilla y vete a tu casa».12 Y él se levantó, y tomando al instante la camilla, salió a la vista de todos, de manera que todos estaban asombrados, y glorificaban a Dios, diciendo: «Jamás hemos visto cosa semejante».

Marcos 2.11-12 – NBLA

Aclaración:

Hemos estado tratando muchos de los versículos que corresponden a esta historia en otros devocionales. Para leer la historia completa te invitamos a buscar en tu Biblia: Marcos 2.1-12 o también Mateo 9.1-8 o Lucas 5.17-26. Ahora sí,

Pensemos juntos

Contexto de la historia

Jesús ha obrado de manera especial con el hombre paralítico, pero también hizo lo necesario para con los escribas. Su conocimiento de todas las cosas le permitió darle a uno el perdón de sus pecados y a otros la oportunidad de conocer la esencia divina en Él.

Ahora, y a la vista de todos, Jesús se dispone a obrar el milagro que motivó a aquel hombre postrado, y a sus amigos, a hacer tal despliegue de fe. Jesús obviamente sabía a qué habían venido y de ninguna manera iba a permitir que se fueran sin obtenerlo. 

Por lo tanto, en medio de la incredulidad de algunos, del asombro de otros y de la incertidumbre de muchos, Jesús le dijo al paralítico: “A ti te digo: levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”.

¿Habrá sentido aquel hombre cómo la parálisis se iba de su cuerpo? ¿Habrá pensado en si debía intentar moverse o no (después de recibir la orden de Jesús)? ¡Cuánto nos gustaría saber esas respuestas! ¿Cierto?

Lo cierto es que dicho hombre, después de tanto tiempo de aflicción, por fin vio el gran poder de Dios manifestado en su vida. Y lo más maravilloso, lo más grande de esta historia es saber que el poder de Dios sigue vigente y disponible para nosotros.

Anuncio

Pensando en nosotros

¿Puedes tú glorificar a Dios con nosotros al saber que su poder sigue vigente y que está disponible?

Es claro que habrán algunos que en este punto puedan argumentar que Dios no obró de la misma manera en ellos o en algún ser querido. Sí, estamos conscientes de que eso es posible.

Jamás diremos, que eso no es posible, o que si no les llegó el milagro es porque ellos no han tenido fe o porque estuvieron en pecado, o en fin, todas esas argumentaciones que normalmente escuchamos de muchos. No. No haremos eso.

En lugar de ello, lo que sí diremos es que Dios tiene un propósito y una meta para cada uno de nosotros, y que obra de distinta manera con cada uno de sus hijos. Yo mismo he visto el poder de Dios obrando en mi familia. Les cuento muy por encima:

Una experiencia personal

Cuando todo era más que imposible para la ciencia, Dios obró en la familia, y nos dejó más que sorprendidos. No porque no creyéramos que podía hacerlo, sino porque después de tanto tiempo, de tantos intentos, después de tantos tratamientos y tantos especialistas…

Cuando ya todo era imposible, Él se rió de las posibilidades nulas que nos daba la ciencia, nos guiñó un ojo, y nos dijo: ¡Ahora sí, acá está el milagro tan deseado! Yo sigo siendo Dios y sigo estando al control (no puedo escribir esto sin que se me llenen los ojos de lágrimas).

Ahora, habiendo dicho todo esto, también he visto con mis propios ojos cómo Dios se llevaba a personas buenas, a hermanos queridos a su presencia, y también he visto cómo otros tantos hermanos han esperado un milagro por años sin haberlo recibido.

Yo mismo sigo esperando otro milagro en mi familia, y luego de tantos años orando, más de veinticinco ya, sigo aguardando, orando y creyendo que todo está en Sus manos. Sí, está en sus manos y en eso descanso (aunque no siempre es fácil. Sé que sabes de qué hablo).

Jesús usa su poder para ayudarnos
Jesús usa su poder para ayudarnos – Devocional Diario – Marcos 2.11-12

Dios es soberano

Dios utiliza su poder en forma soberana, no sabremos cuándo ha de hacer un milagro ni tampoco podemos estar seguros de que lo hará. Pero tal como aquel hombre paralítico, no debemos darnos por vencidos, debemos intentar estar en la presencia del Señor.

Anuncio

Seguir confiando, seguir pidiendo, seguir esperando, eso es lo que a nosotros nos toca. No porque Él no nos escuche, sino porque eso nos hace más dependientes, porque eso hace que nuestra fe se ponga en marcha cada día. Y eso es lo que Él espera de nosotros.

Sin embargo, ante nuestro Dios y Señor debemos presentarnos con humildad, teniendo en cuenta que Él es nuestro Padre, claro, pero también que la decisión es suya, que sólo Él conoce el por qué de cada cosa y que a nosotros nos toca el humillarnos frente a Él.

Cualquier postura compatible con el reclamo o la imposición seguramente será tomada como la de alguien que todavía no comprendió quién es Dios y cuál es la posición que ocupamos frente a Él.

Para concluir

Muchas veces bien decimos al llamarlo Señor, y otras tantas le hablamos como si Él debiera obedecer a nuestros caprichos y pedidos. Una cosa es saber que somos sus hijos y otra es sentir que tenemos el derecho de exigir.

Como padres, sabemos qué se siente cuando un hijo exige cosas, muchas veces incluso con razón (tengo hambre, tengo frío, quiero ir a casa), incluso nos ponemos en su lugar y decimos: “pobre hija/o, tiene razón”. 

Pero que nos lo exijan, no nos obliga a actuar en consecuencia, lo que sí lo hace es nuestra responsabilidad, nuestro rol de padres y nuestro amor por ellos. Intentamos decir que Dios nos comprende muy bien, pero que aún así Él no está obligado.

Aún así, en Su gran amor siempre nos entiende, ayuda y también siempre obra, a pesar de que nosotros no siempre recibamos lo que pedimos… Pero entonces: 

¿Debemos dejar de tener fe porque alguna petición no sea respondida en el tiempo que esperamos? Por supuesto que no. Debemos seguir con fe. 

Por eso: ¿De cuánta fe dispones tú? Pónla en la persona de Jesús, en poder del Padre y en el obrar del Espíritu Santo. Él sabrá obrar y darnos lo que necesitamos, y/o en todo caso, nos fortalecerá hasta que sea el tiempo de la respuesta.

Oremos

Padre celestial hoy queremos ponernos en tus manos y entregarte nuestras vidas. Sólo tú sabes qué sentimos y por qué situaciones estamos pasando. Señor solo en ti confiamos. Auxílianos y fortalécenos.

Anuncio

Señor te pedimos que obres en nuestro favor, y que nos ayudes en cada área de nuestra vida diaria. Necesitamos más de ti, por favor, obra Señor. Aquí estamos en tu presencia con nuestras cargas y nuestras heridas. Te suplicamos tu presencia.

Sabemos Padre que nos ayudarás y que obrarás como lo has hecho en otros y por eso queremos agradecerte. Te pedimos que nos sutentes hasta que tu respuesta nos llegue y que podamos estar firmes, por eso guárdanos de todo mal y de caer en la tentación. 

En el nombre de Jesús te pedimos todo esto, nos ponemos nuevamente en tus manos y te adoramos, amén.

Saludo y despedida

Con todo nuestro corazón anhelamos que Dios responda tu pedido y que obre en tu vida ayudándote en cada área y con cada cosa. 

Sabemos que lo hace, pero también sabemos que la vida puede ser muy dura. Eso es así para todos. El ser de Cristo no nos evita el pasar por circunstancias duras…

Esperamos que tu fe siempre sea/esté firme y que puedas sostenerte en medio de las tormentas de la vida. Ten por cierto que a pesar de ellas, nunca estarás sola/o. Dios siempre estará a tu lado.

Sabemos que Él va a seguir obrando en ti, y que ha de continuar manifestándose a tu vida. Tenemos la certeza de que Él te ama, y sabemos que tú también sabes. ¿Cierto?

Esperamos que Él te guíe y que te ayude cada día a buscarlo, a leer Su palabra y a obrar según Su voluntad. ¿Lo harás?

Por otro lado, por si te es útil, te dejamos dos Índices para que puedas buscar más devocionales:

Y además, queremos que sepas que si quieres comunicarte con nosotros, te estaremos esperando. ¡Que Dios te bendiga mucho!

Notas

La Cita Bíblica fue tomada con permiso de Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation

La imagen corresponde a un trabajo de Gracia y Vida sobre la imagen original de Jérôme Hernández  descargada de Pixabay.

Jesús usa su poder para ayudarnos – Devocional Diario – Marcos 2.11 – Marcos 2.12

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio