Jesús escapa – La multitud espera – Juan 11.54-57

Anuncio

Jesús escapa – La multitud espera – La última pascua se acerca – Juan 11.54-57

Estudio Bíblico para Grupos

Serie:

Momentos previos a la crucifixión de Jesucristo

Tercera parte

Para el maestro

El presente es un estudio bíblico para grupos basado en los Evangelios de Juan y de Lucas. Si bien estamos siguiendo los sucesos según los relatos de Juan, hoy veremos algunas diferencias entre éste y los sinópticos, a través de contratarlo con el evangelio de Lucas.

En el estudio de hoy te presentamos un bosquejo comentado con varios puntos a tener en cuenta, y también, con muchas aplicaciones y/o reflexiones, que entendemos, son muy apropiadas para el pueblo de Cristo. Dejamos el mismo a tu consideración para el uso en tu Iglesia.

Ésta es la tercera de varias publicaciones que haremos sobre este tema. Iremos publicando las otras según tengamos oportunidad.

Como consejo obvio, te recomendamos leer muy bien el texto y orar mucho previamente para que el Señor te muestre cómo adaptar este estudio, y para saber qué quitar y/o qué más agregar, según las necesidades de tus oyentes/congregación.

Esperamos que el mismo sea de bendición primeramente para ti, pero también para tu grupo o iglesia; y que te resulte de apoyo y de ayuda para tu ministerio. Dios te bendiga y llene de gracia y sabiduría; oramos también por tu Iglesia para que siga creciendo en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. En el nombre de Jesús, amén.

Antes de empezar – Introducción

Sería bueno que le des un rápido vistazo a los estudios anteriores, en ellos que hemos visto cómo y porqué se llevó a cabo este Concilio para determinar qué hacer con Jesús, quién habló en el mismo ya que decisión llegaron. 

Estaría muy bien dar una pequeña introducción al momento de comenzar con este estudio, la cual también contenga los conceptos principales de los anteriores:

Anuncio
  • Las circunstancias previas.
  • Cuál fue el milagro determinante.
  • Los miedos de los gobernantes.
  • El papel y la persona de Caifás, el Sumo Sacerdote
  • La decisión del concilio

También sería bueno para tus oyentes, leer los textos de los estudios previos: Juan 11.46-53, más allá del que corresponde al presente estudio: Juan 11.54-57. Dios te guíe y llene de sabiduría. Tú mejor que nadie sabes qué necesita tu pueblo, nosotros solo intentamos brindar un apoyo y esperamos te resulte de utilidad.

Otra cosa que te queremos aconsejar, seguramente demasiado obvia, es que la mejor manera de comenzar cualquier estudio, y/o reunión, es con una oración. No dejes de lado este tan importante componente, ya que el mejor maestro siempre será el Espíritu Santo hablando a las mentes y corazones de tus oyentes.

Introducción – Repaso – Lázaro – entorno – Concilio

Jesús escapa – La multitud espera – La última pascua se acerca – Juan 11.54-57

Lectura del texto bíblico

Juan 11.54-57 (LBLA)

54 Por eso Jesús ya no andaba públicamente entre los judíos, sino que se fue de allí a la región cerca del desierto, a una ciudad llamada Efraín; y se quedó allí con los discípulos. 55 Y estaba cerca la Pascua de los judíos, y muchos de la región subieron a Jerusalén antes de la Pascua para purificarse. 56 Entonces buscaban a Jesús, y estando ellos en el templo, se decían unos a otros: ¿Qué os parece? ¿Que no vendrá a la fiesta? 57 Y los principales sacerdotes y los fariseos habían dado órdenes de que si alguien sabía dónde estaba Jesús, diera aviso para que le prendieran. 

LBLA

Estudio – Bosquejo Comentario

  • Jesús ya no andaba públicamente entre los judíos 
    • El texto bíblico dice que se fue a una ciudad llamada Efraín (54). Si bien no se sabe exactamente la ubicación de la ciudad, en los mapas podemos verla hacia el Nor-Oeste de Jerusalén.
    • Ésta no fue la primera vez que Jesús se escapó de quienes querían matarle
      • Lucas 4.29-30 – Se escapó cuando le intentaron tirar de un despeñadero.
      • Juan 10.40-42 – Se escapó cuando le intentaron apedrear.
    • También se escapó de quienes querían hacerle Rey a la fuerza: Juan 6.14-15
    • Jesús se escapaba de ellos porque en ninguna de todas esas oportunidades, ni era el tiempo de morir, ni el de ser considerado Rey. Jesús seguía los planes y los tiempode de Dios.
      •  El tiempo planificado por Dios era el de la pascua.
  • La fiesta de las pascuas
    • Era una de las 3 fiestas más populares. Multitudes asistían a ellas y para esto se formaban extensas caravanas. Era tiempo de celebración, de cumplimiento de las tradiciones y ordenanzas de Dios, y de pago de impuestos.
    • Para más información sobre las mismas podemos recomendar la lectura de:
    • Quienes podían anticiparse a la llegada de toda aquella masa de gente lo hacía, y eso es lo que vemos en el versículo 55 (55).
      • Estos hombres aprovechaban para realizar todos los preparativos necesarios para obtener la pureza ritual para festejar las pascuas.
  • La gente estaba expectante por ver a Jesús (56)
    • Jesús era un entretenimiento para muchos, había hechos muchísimos milagros (sanado personas, alimentados a miles, devuelto la vista a un ciego de nacimiento y resucitado a Lázaro).
    • Su venida era un gran acontecimiento. Muchos estarían esperando ver qué más haría frente a sus ojos, tal vez otros muchos estarían pensando en beneficiarse de Él. Pero no era esto lo que Jesús venía a hacer. Por lo menos no como ellos esperaban. Jesús vendría a poner su vida por muchos, a salvar lo que se había perdido.
    • Jesús aún no llegaba porque no era el tiempo determinado por Dios.
  • Los líderes del pueblo esperaban para atraparle (57)
    • Sin embargo, cuando Él por fin llegó, no lo hicieron directamente, sino que buscaron la excusa para poder condenarlo en un tribunal sin conseguirlo. Esto lo veremos en el evangelio de Lucas en un momento.

Jesús escapa – La multitud espera – La última pascua se acerca – Juan 11.54-57

Enseñanzas y aplicaciones de este texto

  • Los tiempos de Dios
    • Jesús no se alejaba de quienes querían atraparlo por miedo, sino por la simple razón de que los tiempos designados por Dios todavía no habían llegado.
    • Dios tiene un tiempo para cada cosa, cuando llegó el tiempo envió a su Hijo al mundo (Gálatas 4.4-5) y cuando llegó el tiempo oportuno, Jesús se entregó en rescate por muchos (1 Timoteo 2.6).
    • Esto también es cierto para todos nosotros, Dios tiene un tiempo oportuno y especial para cada cosa, el Kairós de Dios (palabra utilizada para los tiempos en los que Dios actúa) – Él lo tiene todo planificado y todas las cosas están dentro de la esfera de su voluntad (permisiva o volitiva – Ve aquí cómo quieres explicar este tema).
      • Dios tiene un tiempo para responder nuestras oraciones y,
      • Un tiempo para tratar con cada uno de sus hijos.
      • Por tanto no te desanimes cuando tu oración no es respondida, no creas que Dios no te oye. Debes saber que Dios siempre está presente y que siempre se preocupa por ti.
      • El hecho de que una oración no sea respondida, no siempre se debe a que no sabemos pedir bien (Santiago 4.3) o a que no tengamos la fe necesaria (Santiago 1.6-8). Muchas veces tiene que ver con que no es lo apropiado para nosotros en ese momento, y el único que puede saber cuándo es el tiempo correcto es Dios. Por tanto, otra vez:
      • No te desanimes, sigue con fe, espera en Él, encomienda al Señor tu camino y Él hará (Salmos 37.5).
      • Por otro lado, si deseas servir en tu Iglesia y el tiempo no ta ha llegado, si las cosas no se dan como esperabas, no te desesperes. Dios marca y maneja todos los tiempos, Él abrirá las puertas en el momento adecuado para ti y para la Iglesia. No siempre la Iglesia está lista para el ministerio que Dios tiene preparado para ti, y no siempre uno está todo lo preparado que supone. No te desanimes, sigue preparandote y haciendo todo lo que te venga a la mano para hacer (todo es servicio). Aguarda con paciencia.
  • Los propósitos de Dios
    • Dios siempre tiene un propósito definido para todo, y así también lo tuvo Jesús. Es por eso que no se dejó llevar ni por la ansiedad de quienes querían hacerlo Rey (Juan 6.14-15), ni por las asechanzas de sus enemigos, ni tampoco cedió ante las tentaciones del Diablo, quien le propuso ser Rey, adorado por todos y utilizar su poder para suplir sus propias necesidades. 
      • Jesús no cedió y tampoco deberíamos nosotros.
      • Él no se dejó llevar por los demás y ese también debería ser nuestro ejemplo y meta a seguir.
    • También nosotros deberíamos tener metas claras y seguirlas. Jesús nos dejó unas cuantas “pistas” sobre lo que deberíamos tener por metas para nuestras vidas.
      • Desde la gran comisión y hasta mostrar amor para con los hermanos. Nosotros debemos colaborar con la extensión del Reino de Dios y con el crecimiento espiritual de nuestros Hermanos. Eso es lo que Dios espera de nosotros.
      • Otra meta clara que deberíamos tener es la de dar testimonio en cada momento de nuestras vidas. Algunos de nuestros hermanos creen que servir dentro de una Iglesia es todo lo que Dios los llamó a hacer y que con eso basta; pero nadie podrá ver a Dios sino lo encuentra a través nuestro. Él se manifiesta a través de cada uno de nosotros y eso es lo que debemos tener en cuenta.

Veamos ahora dos temas que hacen a nuestro estudio sobre el libro de Juan en relación con los otros escritores de los evangelios y, gracias a la sumatoria de datos en los cuatro, el recorrido de Jesús en su camino hacia Jerusalén, veamos entonces que:

  • Juan complementa a otros escritores
    • A partir de este momento, desde el capítulo siguiente, Juan nos contará distintas cosas que los otros evangelios no cuentan. Es más, la historia de Lázaro sólo se cuenta en el evangelio de Juan.
    • Y a partir del 12 nos contará anécdotas más privadas de la relación de Jesús con los discípulos:
      • Lavamiento de pies – 13 (Capítulo 13)
      • Palabras de consuelo – 14
      • Otras enseñanzas – 15-17 (oración intercesora)
      • Todo esto sucederá entre la entrada triunfal: Jn 12 y la traición y arresto de Jesús Jn 18
    • Pero nada nos contó sobre Su ministerio en Jericó
      • La petición de los hijos de Zebedeo (Mateo 20.20-28
      • La curación de los dos ciegos (Mateo 20.29-34)
      • La historia de Zaqueo (Lucas 19.1-10)
      • La parábola de las minas (Lucas 19.11-27)
    • Ni sobre lo que Jesús hizo estando ya en Jerusalén en relación al pueblo y a los gobernadores de la ciudad. Lucas nos cuenta que procuraban matarle pero no podían (Lc 19.47-48)
      • Por lo tanto buscaban distintas maneras de acusarle (Lc 20.20), y como no podían, buscaban al menos
        • Socavar su autoridad frente al pueblo (Lc 20.1-8)
        • Intentar ponerlo en contra de la autoridad romana o en contra del pensamiento popular del pueblo – Pago de impuestos al césar (Lc 20.19-26)
        • Dejarlo mal parado frente a las creencias o teologías populares – Por ejemplo al preguntarle sobre la resurrección de los muertos (Lc 20.27-40)
    • Pero lo que vemos en los otros evangelios es que Jesús se paseó por Jerusalén enseñando hasta el momento en que fue entregado estando Él en Getsemaní (Lc 22.47)
    • Juan no escribe sus relatos en forma cronológica. Esto lo vemos por ejemplo en el relato de la limpieza del Templo (Jn 2.13-25 – Lc 19.45-46)
  • Veamos ahora el recorrido de Jesús hacia Jerusalén 
    • De Jerusalén se fue a Betania -al otro lado del Jordán- (Juan 10.40, ver Juan 1.28).
    • De allí Fue a Betania -el pueblo donde vivía Lázaro- (Juan 11.1, 7, 18)
    • Luego partió para la ciudad de Efraín (Juan 1.54)
    • De Efraín se fue para Jericó (Lucas 19.1, contrastar también con Mateo 20.17 y 29)
    • Pero luego volvió a Betania, a la casa de Marta, María y Lázaro (Mateo 21.1; Juan 12.1)
    • Y por último subió a Jerusalén (Lucas 19.28; Juan 12.12), pasando por Betfagé (Mateo 21.1)
Jesús escapa - La multitud espera - Juan 11.54-57
Recorrido de Jesús antes de su última semana de ministerio

Otro estudio/herramienta que puede interesarte

Consejos para maestros de clases o estudios bíblicos

Estudio anterior:

Anuncio

La decisión del Concilio de asesinar a Cristo – Juan 11.49-53

Nota

  1. Las Cita Bíblicas fueron tomadas con permiso de LBLA –http://www.lbla.com.
  2. Imagen compuesta por Gracia y Vida, cuyo fondo fue tomado del trabajo de Gerd Altmann en Pixabay.

Jesús escapa – La multitud espera – La última pascua se acerca – Juan 11.54-57

Comparte con quien quieras

2 respuestas a «Jesús escapa – La multitud espera – Juan 11.54-57»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio