Categorías
Escuela bíblica

Jesús camina por el agua – Escuela Bíblica para niños

Anuncio

Jesús camina por el agua – Escuela Bíblica para niños – Mateo 14.25-33

Escolares

Tema principal

  • Nuestra fe

Temas Secundarios

  • Dios siempre está cerca para ayudarnos
  • Los miedos
  • Buscar otras salidas y no la ayuda de Dios

Croquis de la clase

  1. Bienvenida
  2. Charla previa con los niños
  3. Oración (Canciones/Ofrenda)
  4. Charla introductoria sobre el tema de la clase
  5. Lectura del texto bíblico
  6. Conclusiones de la lectura
  7. Actividades
  8. Oración
  9. Despedida

Este croquis solo es una guía, cada maestro puede seguir el orden que bien se adecue con las normas de su Iglesia y/o con lo que la clase necesite.

Nota para la/el maestra/o 1

Ya en otras publicaciones de clases bíblicas, hemos hablado sobre la plática inicial con los niños, ésta es una parte fundamental de la clase, la cual colabora con el crecimiento de los lazos de cada niño con el espacio de la misma y con cada uno de los integrantes que la componen.

Te invitamos a leer lo dicho sobre la importancia de la plática inicial a través de los siguientes links:

Para resumir diremos que el conversar con ellos, preguntarles por sus vidas, mostrarles nuestro interés y luego orar por lo que ellos nos comparten, hará que se sientan a gusto, contenidos, valorados y parte de la clase. Ésto es tan importante como que demos bien la lección.

La clase de hoy

La clase de hoy pudiera abarcar múltiples temas, pero el más importante es la necesidad de que nuestra fe en Dios sea firme. 

Además, nos resultará de vital importancia entender que, al buscar a Dios en los momentos difíciles, nos damos la oportunidad de presenciar Su poder y Su amor por nosotros en esos momentos difíciles.

Es en dichos momentos cuando nuestra fe debe afirmarse más y más en Dios (y no en cualquier otro lugar, cosa o persona).

Al final de la clase los niños deberían haber comprendido por lo menos tres cosas:

  1. Que si nuestra fe está firme en el Señor, entonces, con la ayuda de Dios podremos superar cualquier momento difícil que debamos atravesar.
  2. Que si la fe no nos alcanza, o que si desviamos nuestra mirada de Él estaremos en problemas.
  3. Que si nos sucede cualquiera de estas últimas cosas (del punto B), Dios no se esconderá de nosotros, sino que como siempre, Él estará cerca nuestro para ayudarnos (Así como lo hizo con Pedro, también lo hará con nosotros).
  4. Para que esto último suceda, debemos volvernos a Él para buscar su ayuda, con verdadera fe y humildad.

Enumerado así parece más complejo de lo que es en verdad. No te preocupes que no es tan difícil, solo ponte en las manos de Dios y Él te ayudará con la clase como lo ha hecho siempre : ) .

Anuncio

Consejo para la/el maestra/o: Muchas veces los maestros solemos confiarnos mucho cuando tratamos un texto con el cual nos sentimos familiarizados. Pero lo que sucede algunas veces, es que ya en medio de la clase, alguna pregunta nos descoloca. Por tanto, lo mejor que puede sucedernos es que preparemos cada clase con el mismo esmero con el que preparamos el resto.

Plática introductoria

(La siguiente es solo un modelo, deberás adecuarla a tus niños).

Hoy vamos a ver una historia de algo que sucedió con Jesús y sus discípulos. La historia que vamos a leer nos cuenta que Jesús caminó sobre el agua. ¿Se imaginan?

Esto lo hizo porque Él era el hijo de Dios. Jesús tenía el poder como para hacerlo. Así que mientras sus discípulos estaban navegando en un bote, en medio de fuertes vientos y de grandes olas, vieron que Jesús se acercaba a ellos caminando sobre el mar.

¿Se imaginan el susto? Era de madrugada, bien tempranito. Estaba oscuro. Habían navegado toda la noche y ya estaban super cansados y frustrados, porque con las olas tan fuertes no podían avanzar hasta la orilla. 

Cuando vieron a Jesús venir a ellos en la oscuridad, todos pensaron que era un fantasma y se pusieron a gritar (¡Aaaaaaah! ¡Un fantasma!). Pero no. Era Jesús que los venía a ayudar.

¿Qué tal si leemos la historia y luego seguimos conversando? ¿Quién va a leer hoy la historia bíblica?

El texto Bíblico

25 A la cuarta vigilia de la noche (3 a 6 a.m.), Jesús vino a ellos andando sobre el mar.

26 Y los discípulos, al ver a Jesús andar sobre el mar, se turbaron, y decían: «¡Es un fantasma!». Y de miedo, se pusieron a gritar. 27 Pero enseguida Jesús les dijo: «Tengan ánimo, soy Yo; no teman».

Anuncio

28 Y Pedro le respondió: «Señor, si eres Tú, mándame que vaya a Ti sobre las aguas». 29 «Ven», le dijo Jesús. Y descendiendo Pedro de la barca, caminó sobre las aguas, y fue hacia Jesús. 30 Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó: «¡Señor, sálvame!». 31 Al instante Jesús, extendiendo la mano, lo sostuvo y le dijo*: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?».

32 Cuando ellos subieron a la barca, el viento se calmó. 33 Entonces los que estaban en la barca lo adoraron, diciendo: «En verdad eres Hijo de Dios». Mateo 14.25-33 (Puedes leer los relatos paralelos en Marcos 6.45-52 y en Juan 6.15-21)

Conclusiones de la lectura

Como ya hemos dicho, podemos ver varias aristas con diferentes enseñanzas en este texto. Te queremos compartir algunas para que puedas, con la ayuda de Dios, decidir cuáles son más apropiadas para tu clase. 

Es posible que, dependiendo la edad de tus niños, puedas enseñar más de una (aún así, recomendamos tener en cuenta los puntos A, B, C y D que te dejamos bajo el título: “La clase de hoy”, un poco más arriba).

En ella vemos lo siguiente:

A nuestro criterio, lo más importante es que los niños comprendan que Dios siempre estará cerca de ellos en los momentos de necesidad. Seguramente podremos enfatizar que cuando Pedro pidió ayuda, Jesús se la brindó al instante (V31).

Pero también es cierto, y debería quedar bien claro, que Jesús esperaba que Pedro tuviera una fe firme, la cual obviamente no logró mantener (muchas veces creemos que nuestra fe es firme, pero las pruebas y problemas dejan en evidencia hasta dónde llega nuestra fe).

Al mismo tiempo, notemos que Jesús no le reprochó nada en el momento de ayudarlo; sino que lo hizo luego, cuando ya Pedro estaba a salvo y cuando, estando ya más calmado, estuvo en condiciones de comprender que en verdad había estado mal. 

Por otro lado, es importante notar que Pedro tuvo el poder delegado por Jesús para caminar por sobre el agua, pero lo que no sucedió es que el viento y las olas disminuyeran su violencia. 

Dios siempre nos ayuda dándonos todo lo necesario para avanzar en medio de nuestras tormentas, pero no siempre las disipa, es nuestra tarea caminar con Su ayuda a pesar de ellas.

Desde otra perspectiva, debemos notar que Pedro caminó por sobre el agua hasta el punto en que dejó de mirar a Jesús para comenzar a mirar las olas. Cuando dejamos de mirar a Dios todos los problemas parecen más difíciles.

Anuncio

Dejar de mirar a Jesús es permitir que la fe se disipe, que el problema se agrande y que su poder no actúe en nosotros como Él desearía. Pero eso sí: Cuando volvemos a Él por ayuda. Dios siempre está disponible para tendernos una mano amorosa que nos rescate.

¿Qué le enseñamos a los niños?

Podemos decirles algo así (otra vez decimos, esto es sólo una sugerencia):

Ahora que leímos el texto: ¿Qué opinan ustedes, qué enseñanzas nos deja? 

¡Sí, qué bueno!

¿Notaron ustedes que Jesús le permitió a Pedro caminar por el agua? 

¡Sí! Hizo un milagro personal para Pedro (esto es solo una excepción, no sucede muy a menudo). Él pudo caminar por sobre el agua, pero solo hasta que dejó de mirar a Jesús, para comenzar a mirar las olas.

¿Qué pasó en ese momento? ¡Sí claro, comenzó a hundirse! 

Es que cuando quitamos los ojos de Dios, entonces nuestra fe disminuye y ya no nos apoyamos en Él. ¿Le gustará a Dios que nos suceda eso? ¡Claro que no! 

Nuestra fe debe ser firme, no podemos dejar de creer porque algo no nos sale o porque las cosas no suceden como queremos. ¿Ustedes qué creen? 

Sí, muy cierto.

Muchas veces, cuando eso pasa, Dios permite que algunas cosas nos sucedan, pero no porque esté enojado con nosotros, sino porque quiere que aprendamos a buscarle y a confiar en Él.

¿Todos confían en Dios?

Ahora, ¿Ustedes qué creen? ¿Si no buscamos a Dios, Él nos ayuda con nuestros problemas? (Siempre dejar que respondan nuestras preguntas).

Bueno, Dios es demasiado bueno. Así que muchas veces nos ayuda a pesar de que no lo busquemos. ¿Sabían eso?

Pero aún así, la enseñanza de hoy es que:

Anuncio

Siempre debemos buscar a Dios y confiar en Él.

Saben, el versículo 31 nos muestra que Jesús ayudó a Pedro apenas él lo necesitó, apenas se lo pidió.

¡Así es el amor de Dios! 

Él quiere ayudarnos, pero también le gustaría, y espera que nosotros le busquemos. Cuándo lo hacemos, le mostramos que confiamos en, y que dependemos de Él. 

Cuando contamos con la ayuda de Dios, todo es posible y es por eso que podemos atravesar cualquier situación que se presente en nuestra vidas. ¿Sabían eso?

(Si tienes tiempo, da lugar para testimonios, ellos siempre contribuyen para el fortalecimiento de la fe).

Y… Otra pregunta: ¿En qué momentos buscan ustedes a Dios? ¿Solo cuando lo necesitan, o también lo buscan para agradecerle por lo que hace por ustedes y para adorarle?

Ahora, ¿Qué sucede si en medio del problema dejamos de mirar a Dios? ¿Les pasó que a veces les parece que tienen fe, pero cuando las cosas se ponen feas, dudan de que Dios los vaya a ayudar?

¿Y si eso nos sucede, podemos igual pedir Su ayuda? ¡Sí, claro! Eso es lo que hizo Pedro, perdió la fe por un momento, pero cuando lo necesitó, pidió a Jesús Su ayuda y Él lo ayudó.

Eso mismo puede sucedernos a nosotros. ¿Lo sabían?

¿Quién de ustedes va a confiar más en Dios a partir de hoy? 

¿Entienden todo lo que hablamos? 

¿Qué aprendimos hoy? A ver, ¿Quién me puede decir algo que haya aprendido hoy?

Aquí podríamos nombrar motivos de oración y ponernos a orar, o comenzar con las actividades y tener la oración al final de la reunión. ¿Qué es mejor para tu clase?


Jesús camina por el agua – Escuela Bíblica para niños – Mateo 14.25-33

Actividades

Actividad 1

Colorea luego de copiar el siguiente versículo:

Jesús les dijo: “Soy yo, no teman” Juan 6.20

Jesús camina por el agua - Escuela Bíblica para niños
Si ponemos nuestra fe en Dios, Él nos ayuda para encontrar la salida en nuestros momentos difíciles. ¿Confías en Él?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Actividad 2

Encuentra la salida.

Jesús camina por el agua - Escuela Bíblica para niños
Si ponemos nuestra fe en Dios, Él nos ayuda para encontrar la salida en nuestros momentos difíciles. ¿Confías en Él?

Actividad 3

Completa las frases de Mateo 14.25-33:

(V25) Jesús vino a ellos ___________________ sobre el mar.

(V26) Y los discípulos, al ver a Jesús andar sobre el mar, se turbaron, y decían: «¡Es un

_____________!». Y de miedo, se pusieron a _________. (V27) Pero enseguida Jesús les

dijo: «Tengan ____________, soy Yo; no ____________».

(V28) Y _________ le respondió: «Señor, si eres Tú, mándame que _______ a Ti sobre las

_________». 29 «Ven», le dijo Jesús. Y descendiendo Pedro de la _________, caminó

sobre las aguas, y fue hacia _________. (V30) Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo,

y empezando a ____________ gritó: «¡Señor, sálvame!». (V31) Al instante Jesús, extendiendo la mano, lo sostuvo y le dijo*: «Hombre de poca _____, ¿por qué ___________?».

32 Cuando ellos subieron a la barca, el __________ se ____________. (V33) Entonces los

que estaban en la barca lo _____________, diciendo: 

«En verdad eres _________________________».


Actividad 4

Comenta con la clase y responde:

  1. ¿Por qué crees que los discípulos tuvieron miedo? ¿Hubieses tenido miedo si estuvieras en el lugar de ellos?

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  1. ¿Por qué Pedro comenzó a hundirse?

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  1. ¿Podría pasarnos lo mismo a nosotros? (Perder la fe, dejar de mirar a Jesús)

___

  1. ¿Qué deberíamos hacer si eso nos sucediera?

Bus __ __ r   nuevamente a Dios

O __ __ __    para que Él nos ayude, para que nos guíe y dé fortaleza.

Co __ __ i a __    en que Él está a nuestro lado y nunca nos va a abandonar.

O __ ed __ cer    lo que Él nos mande y hacer lo que Él nos pida.

  1. Si estamos en medio de una situación de peligro o de necesidad, ¿Crees que Dios querrá ayudarnos? ¿Por qué?

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  1. Si tienes alguna situación en la que necesites que Dios te ayude, a tí o a tu familia, puedes escribirla aquí abajo y compartirla con la clase para que todos oremos por ella. ¿Estás de acuerdo? Escríbela (Si fuera muy privada, puedes luego hablar con la maestra o el maestro sobre ella, para que oren juntos).

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Oración

Padre Santo que estás en los cielos, queremos agradecerte por estar siempre cerca nuestro en todo momento. Gracias por estar pendiente de nuestras necesidades y gracias por oír nuestras oraciones.

Señor, nos gustaría tener mucha fe y confiar siempre en Ti. Te pedimos que nos ayudes a buscarte y a confiar, a pesar de lo que pueda sucedernos. Te entregamos hoy nuestras vidas y nos ponemos en tus manos.

Te decimos todo esto y te pedimos tu ayuda en el nombre de Jesús, amén.


Esto ha sido todo por esta clase, esperamos que te haya servido, si es así nos gustaría saberlo, por otro lado, si tienes sugerencias o comentarios, por favor déjalos en la caja de comentarios.

¡¡Dios te bendiga mucho a tí y a tus niños!!

Link

Si lo deseas, te invitamos a ver otras clases bíblicas para niños.

Notas

  • La cita bíblica fue tomada con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida sobre la Imagen original de CCXpistiavos en Pixabay

Jesús camina por el agua – Escuela Bíblica para niños – Mateo 14.25-33

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio