Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Hermanas mujeres servían al Señor

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 15.40-41.

En la palabra de Dios no encontramos muchas referencias al servicio de las mujeres, sin embargo, siempre estuvieron allí para servir.

Así mismo en nuestra comunidad de fe, nuestra Iglesia ¡Qué gran servicio prestan!

¡Te invitamos a leer el devocional y a pensar juntos en este tema!

Comparte con quien quieras
Anuncio

Texto bíblico base: Marcos 15.40-41

40 Había también unas mujeres mirando de lejos, entre las que estaban María Magdalena, María, la madre de Jacobo el menor y de José, y Salomé, 41 las cuales cuando Jesús estaba en Galilea, lo seguían y le servían; y había muchas otras que habían subido con Él a Jerusalén.

Contexto bíblico: Marcos 15.33-40

33 Cuando llegó la hora sexta, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena. 34 Y a la hora novena Jesús exclamó con fuerte voz: «Eloi, Eloi, ¿lema sabactani?», que traducido significa, «Dios Mío, Dios Mío, ¿por qué me has abandonado?». 

35 Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: «Miren, está llamando a Elías». 36 Entonces uno corrió y empapó una esponja en vinagre, y poniéndola en una caña, dio a Jesús a beber, diciendo: «Dejen, veamos si Elías lo viene a bajar». 

37 Pero Jesús, dando un fuerte grito, expiró. 38 Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.39 Viendo el centurión que estaba frente a Él, la manera en que expiró, dijo: «En verdad este hombre era Hijo de Dios». 

40 Había también unas mujeres mirando de lejos, entre las que estaban María Magdalena, María, la madre de Jacobo el menor y de José, y Salomé, 41 las cuales cuando Jesús estaba en Galilea, lo seguían y le servían; y había muchas otras que habían subido con Él a Jerusalén.

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario

Siempre se habla mucho de Jesús y de sus discípulos, pero, ¡cuán poco se habla de estas mujeres que con tanta fe y amor sirvieron a Jesús!

¿Lo habías notado?

Ellas no se mencionan demasiado en las Escrituras, ni tampoco se nos cuenta mucho lo que hacían.

Pero siempre estaban a Su lado para servirle. Como secundarias a la historia y al ministerio de Jesús, pero sin embargo, siempre presentes, siempre necesarias y valiosas.

Así también en muchas de nuestras iglesias, tal vez con cierta cultura machista, o con interpretaciones no tan correctas de las Escrituras, a las mujeres no se les da demasiado lugar y se las deja un poco relegadas…

¿Lo habrás notado? Difícilmente se nos haya escapado a la mayoría.

Anuncio

Y sin embargo, ¡cuánta fuerza, cuanto empeño y amor encontramos en el servicio realizado por ellas!

Que, aunque no tienen tanto lugar (en muchas Iglesias, más no en todas), igualmente se las apañan para demostrar el carácter de Cristo y cómo ser verdaderas seguidoras y servidoras suyas.

Ahora, si nos fuéramos a la historia de la Iglesia primitiva, encontraríamos que mucha de la mano de obra de la misma fue ejecutada por mujeres, las cuales tuvieron la entrega y la disposición para servir a Cristo, a la par de aquellos primeros padres de la fe y, sin embargo, no se conoce demasiado el nombre de ninguna.

Si has tenido oportunidad de leer algo de historia eclesiástica, ¿nunca te llamó la atención que tengamos a muchos hermanos a los cuales se los ha llamado “padres de la fe”, pero a ninguna hermana que haya sido “madre de la fe”?

Eso también tiene que ver con la cultura machista de los griegos, la cual luego pasó a los romanos, y es comúnmente llamada helenística (hellen=griego), donde sólo los hombres importaban, estudiaban y destacaban.

Por ende, aunque por tantos años no muchas de ellas figuraron en los libros de historia, aún así, siempre estuvieron en la “cocina” del cristianismo, “horneando” muchos ladrillos con los cuales se edificó la Iglesia de Cristo.

Entonces, ¿será hora de que permitamos que nuestras mentes y corazones se abran a la posibilidad de que ellas ocupen más lugares de servicio? ¿Será hora de reconocer y de disfrutar un poco más de la preciosa y necesaria tarea que realizan?

Somos más que bendecidos por su ayuda idónea en nuestros hogares; y entonces, ¿por qué no darles el lugar que corresponde en la Iglesia? ¿Has trabajado alguna vez con alguna sierva de Dios? Es una experiencia que deberías experimentar.

¡Sean sostenidas, fortalecidas y dirigidas por Dios! Benditas mujeres, regalo de Dios para nuestras vidas, y seamos nosotros entendidos frente a Dios para saber qué lugar les corresponde, y tengamos la humildad para saber reconocerlas.

Anuncio

Oración

Padre santo y perfecto, gracias te damos por el servicio tan precioso que brindan nuestras hermanas.

Ayúdanos a oír tu voz en relación a su lugar en nuestra Iglesia, que podamos darle el lugar que corresponde según tu voluntad.

Ayúdanos a servirte junto a ellas cada día, a glorificar tu nombre en cada actividad y cada vez que nos reunamos en tu Nombre.

Para ti sea la gloria, la honra y la alabanza. Nos ponemos en tus manos y te alabamos.

Dejamos esta oración, nuestra vida, la Iglesia y cada cosa que hagamos a tus pies. Glorifícate con todo Señor.

Oramos en el nombre de Cristo Jesús, amén.

Hermanas mujeres servían al Señor
Hermanas mujeres servían al Señor – Marcos 15.40-41

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Anuncio

Si gustas escribirnos, no lo dudes, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios. Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando las imágenes originales de Kingrise.

Hermanas mujeres servían al Señor – Marcos 15.40-41

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio