Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Gracia conforme a la medida

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

El presente es un breve estudio bíblico basado en Efesios 4.7.

Nuestro Dios nos concedió su inmensa gracia en forma más que abundante con diversos propósitos, más allá de concedernos a través de ella nuestra salvación.

Te invitamos a leer este estudio y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras

Versículo Clave: Efesios 4.7

Pero a cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo.

Contexto bíblico: Efesios 4.1-16

1 Yo, pues, prisionero del Señor, les ruego que ustedes vivan de una manera digna de la vocación con que han sido llamados. 2 Que vivan con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándose unos a otros en amor, 3 esforzándose por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

4 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también ustedes fueron llamados en una misma esperanza de su vocación; 5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, 6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos.

7 Pero a cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo. 8 Por tanto, dice:

«Cuando ascendió a lo alto,
Llevó cautivo un gran número de cautivos,
Y dio dones a los hombres».

9 Esta expresión: «Ascendió», ¿qué significa, sino que Él también había descendido a las profundidades de la tierra? 10 El que descendió es también el mismo que ascendió mucho más arriba de todos los cielos, para poder llenarlo todo.

11 Y Él dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, 12 a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

14 Entonces ya no seremos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error. 15 Más bien, al hablar la verdad en amor, creceremos en todos los aspectos en Aquel que es la cabeza, es decir, Cristo, 

16 de quien todo el cuerpo, estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen, conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor.

Estudio Bíblico Devocional – Reflexión – Explicación: “Gracia conforme a la medida del don de Cristo – Efesios 4.7”

La gracia abarca tanto, y se aplica a tantas áreas, que difícilmente se la pueda contemplar en su totalidad.

Cuando decimos que es un regalo inmerecido de parte de Dios, nos quedamos demasiado cortos, ya que es mucho más que eso.

Entre muchas otras cosas, podríamos decir de ella que es el medio a través del cual el amor de Dios puede alcanzarnos.

Que es el túnel que permite que la misericordia de Dios traspase Su justicia, sin atenuarla ni desconocerla, ni dejarla de lado.

Y también, que es Dios acercándose al ser humano con multitud de bendiciones, a pesar de haber sido ofendido y rechazado por nosotros.

Es Cristo tomando carne y llegando a este mundo, luego de haber dejado Su gloria, solo para humillarse aún más en la cruz al morir por nuestros pecados.

¡Y todo por amor!

La gracia nos da la oportunidad de acercarnos nuevamente a Dios, a pesar de nuestra vida de pecado.

Nos permite llegar a ser sus hijos, ser coherederos junto con Cristo, tener una esperanza de gloria, y aún más, ser parte del cuerpo de Cristo.

Por la gracia ya no estamos solos, sin Dios y sin esperanzas en este mundo. Sino que formamos parte de la familia de Dios.

Y como parte de la Iglesia, cada uno de nosotros ya recibido la Gracia de Dios, conforme a la medida del don de Cristo.

Gracia que no solamente nos acerca a Dios, sino que permite que un ex enemigo de Él, ahora pueda luchar en sus filas y permanecer a Su lado.

¡Cuánto podemos hablar de la gracia, y de lo que la gracia hace posible!

Sin embargo, para no extendemos tanto, decimos que el punto principal del argumento de Pablo, en estos versículos, es el siguiente:

Todos nosotros tenemos la posibilidad de servirle, a pesar de lo que hemos sido y, a pesar de la multitud de cambios que todavía necesitamos hacer…

¡Esto también es parte de lo que recibimos por gracia!

Ahora, ¿cómo le serviremos? ¿Con cualquier recurso y de cualquier manera? Y, ¿en qué le servimos? ¿En lo que a nosotros se nos ocurre o en lo que nos viene mejor? ¡Por supuesto que no!

El verdadero servicio a Dios, el que Él valora y el que Él espera, es aquel que se realiza bajo la guía del Espíritu Santo, estando bajo la autoridad de Jesucristo y a través de las herramientas espirituales que el Espíritu reparte según Su voluntad.

Por tanto, ¿Cuán seguros estamos de estar sirviendo a Dios como Él lo espera? Recordemos por un momento Efesios 2.10.

¿Estamos haciendo las obras que Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas?

En los siguientes versículos veremos más sobre este tema, ya que Pablo se dispone a hablar sobre los dones que recibimos de parte de Dios, para el beneficio y el crecimiento de la iglesia.

Pero hasta tanto, Recordemos que “a cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo”.

Y esa medida, la del don de Cristo, es mucho más que abundante de lo que pensamos, y obviamente, sobrepasa en gran manera lo estrictamente necesario.

Dios tiene mucho más para darnos de lo que nosotros podemos imaginar.

Pero, en este caso, no es algo para nuestro beneficio y/o deleite personal, sino que hablamos de recursos dados por Dios a todos aquellos que estamos dispuestos a servirle.

Que Él nos bendiga para tener la sabiduría y el discernimiento necesarios como para utilizar todos esos recursos en lo que verdaderamente es Su voluntad.

Oración:

Padre bendito, gracias te damos por tu preciosa dádiva, tu maravillosa gracia conforme a la medida del don de Cristo.

Gracias porque es más grande y abundante de lo que podamos imaginar, y porque nos la has dado a pesar de no merecerla.

Esperamos ser lo suficientemente agradecidos, ser personas que valoren tus dones y regalos. Esperamos poder ser tus siervos fieles y vivir para tu gloria.

Nos entregamos a ti, confiamos y te amamos. Tú eres nuestro gran y bendito Dios, el único digno de ser adorado.

Para ti sea nuestra vida y todo nuestro ser. Henos aquí Padre, queremos oírte y obedecerte, queremos agradarte y glorificarte.

Hacemos esta humilde oración en el santo nombre de nuestro bendito Señor Jesús, amén.

Gracia conforme a la medida
Gracia conforme a la medida del don de Cristo – Efesios 4.7

Links


A más estudios de Efesios:


Estudio Anterior

Un solo Dios y Padre
Un solo Señor Fe y Bautismo – Efesios 4.5

Siguiente Estudio

Dio dones a los hombres
Dio dones a los hombres – Efesios 4.7

Links a otros estudios:

También te invitamos a leer reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

O si gustas,

Comentarios bíblicos devocionales

Que son explicaciones y estudios exegéticos del texto de distintos libros de la Biblia, pero con una mirada más devocional que técnica.

Si quieres, puedes escribirnos a través de la caja de comentarios.

Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida, utilizando una imagen de Ithalu Dominguez.

Gracia conforme a la medida – Efesios 4.7 – Significado y Aplicación

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *