El pecado

En el presente estudio intentaremos encontrar el significado del pecado a través del estudio de la Biblia. Tocaremos también un tema que nos incumbe y mucho: nuestra tendencia a pecar; y algo que se deriva de este tema: que el pecado es universal; es decir, que todos lo hemos hecho y lo seguimos haciendo…

En otros estudios que estarán enlazados y que le seguirán a este, veremos los siguientes temas:

Las consecuencias del pecado, cómo se ve afectada nuestra relación con Dios cuando vivimos en pecado; la relación entre la muerte de Jesucristo y el pecado; la provisión de Dios para que podamos lidiar con el mismo y varios temas más que tienen que ver con éstos; como por ejemplo, los pecados de los cristianos.

Comencemos ahora a tratar la definición de la palabra pecado:

Concepto de pecado

El pecado según la Biblia es un hecho, pensamiento o sentimiento que no se corresponde con la voluntad, el plan o el propósito de Dios para nuestras vidas. De surgir en nosotros estos pensamientos o sentimientos o, de realizar alguna acción que nos aleje del camino que Dios preparó para nosotros, de seguro estaremos pecando.

Es por eso que algunas de las consecuencias del mismo, que nombraremos a priori, son: Que el pecado es algo que nos aleja de Dios; que todos los seres humanos hemos pecado; y que este tema, del pecado, es algo que debería ser “tratado” antes de intentar tener una verdadera relación con Dios.

Les invito ahora a leer algunos versículos que nos hablan sobre el pecado y que nos ayudan a entender qué significa.

En el primero que les presento, Jesús nos lo define de la siguiente manera:

Jesús dijo

Lo que sale de la persona es lo que la contamina. Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad. Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona.


 Marcos 7:20-23 – NVI

Cuando Jesús dice que “vienen de adentro”, es porque en el contexto de estos versículos, se está hablando de cosas “externas” que contaminan la pereza «ritual» de las personas. Pero Jesús aprovechó la ocasión para enseñar qué es lo que verdaderamente contamina al ser humano.

En este contexto Jesús quiso referirse a la espiritualidad de los seres humanos, lo cual era más importante; ya que, dicha contaminación levanta una barrera que afecta nuestra relación con Dios.

En los próximos dos textos bíblicos veremos que el pecado no se limita solo a un hecho consumado. En su sermón del monte, Jesús nos dejó esta enseñanza la cual marcaba un verdadero contraste entre lo que se creía popularmente en su tiempo que era el pecado y cuál era el verdadero alcance del mismo desde la mirada de Dios, leamos:

Dos enseñanzas más de Jesucristo

21 Habéis oído que se dijo a los antepasados: “No matarás” y: “Cualquiera que cometa homicidio será culpable ante la corte.” 22 Pero yo os digo que todo aquel que esté enojado con su hermano será culpable ante la corte; 


Mateo 5.21-22 – LBLA

27 Habéis oído que se dijo: “No cometerás adulterio.” 28 Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón


Mateo 5.27-28 – LBLA

Vemos entonces que los pensamientos también pueden ser pecados. Ahora, si esto nos pareció demasiado, me gustaría mostrarles un versículo que va todavía más allá. En el siguiente pasaje vemos que elegir deliberadamente no hacer un bien que hubiésemos podido, es algo que se considera pecado.

A aquel, pues, que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado. 


(Santiago 4.17 – LBLA)
El pecado
Lo que sale es lo que contamina

Consideraciones según lo dicho hasta aquí

Podemos pecar entonces por tener malos sentimientos, mala conducta, deseos incorrectos o hasta inclusive por no hacer lo apropiado en el momento adecuado. Tal vez te estés diciendo a tí mismo: Si esto es verdaderamente así, entonces no hay nadie que no peque. Lamento decirte que, si estás pensando en esto, estás en lo correcto.

Entonces, habiendo visto esta realidad según la Biblia, quizás te preguntes: ¿Entonces, hay forma de tener una buena relación con Dios? ¿Debo sentirme culpable todo el tiempo? ¿Hay manera de vivir tranquilos con nuestras conciencias? ¿Hay alguna cosa que hagamos que no sea pecado? ¿Dios me juzga todo el tiempo?

Todo esto nos pudiera generar intranquilidad a nuestras mentes y corazones, pero permíteme decirte que Dios ha hecho todos los arreglos necesarios como para que no tengamos que preocuparnos desmedidamente. Ya iremos viendo todo esto a medida que avancemos con nuestro estudio, pero por ahora, ten paz.

Lo fundamental que debes saber es que el amor de Dios es más grande que cualquier pecado que puedas cometer; y que su voluntad de tener una relación de amor cotidiana contigo, supera todo lo que puedas imaginarte como posible. Éste es el Dios al cual deberías conocer. Pero antes de seguir estos temas, te propongo que veamos qué hace que pequemos.

Nuestra tendencia a pecar

Los seres humanos tenemos la tendencia a pecar. Esto se debe a lo que la Biblia denomina “vieja naturaleza” o “naturaleza de pecado”. Podemos ver cómo esto es mencionado y tratado por la misma en los siguientes versículos; que les invito a buscar y leer:

Salmos 51:5 Hemos nacido con esta vieja naturaleza (Ver también Salmos 58.3).

Gálatas 5:19-21 La cual se identifica con y nos lleva al pecado.

1 Corintios 2:14 Y no permite que entendamos las cosas de Dios. (Por ende)

Efesios 4.22 Debemos despojarnos del viejo hombre (al comenzar una nueva vida con Dios. Y si decidimos hacerlo, podemos considerar que:)

Romanos 6.6 Nuestro viejo hombre fue crucificado (y por tanto, llegaremos a lasiguiente situación:)

Colosenses 3.9 Hemos desechado al viejo hombre.

Más allá del arreglo presentado, en el cual intenté odenar los versículos en forma temática, lo que vemos en ellos es la existencia de la vieja naturaleza y la importancia que la Biblia le da al tema.

Según la palabra de Dios, es gracias a ella que nosotros tenemos esta tendencia a pecar.

Ningún ser humano se puede escapar de esto, es por eso que a través de toda la Biblia nos encontramos con la siguiente afirmación:

Todos hemos pecado

Intentaré ordenar unos cuantos versículos para que podamos entender la universalidad del pecado. La Biblia declara que:

Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque


Eclesiastés 7:20 – RVR1960

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. 


Romanos 5:12 – RVR1960

Pero la Escritura declara que todo el mundo es prisionero del pecado, para que mediante la fe en Jesucristo lo prometido se les conceda a los que creen. 


Gálatas 3:22 – NVI

6 Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paz; 7 ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo, 8 y los que están en la carne no pueden agradar a Dios.


Romanos 8:6-8 – LBLA

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no hay verdad en nosotros 


1 Juan 1:8 – DHH

Consideraciones finales

Con ayuda de estos versículos vemos que el hombre peca no sólo por voluntad y por gusto, lo hace porque el pecado lo domina. Ésta es una verdad que permanecerá indefectiblemente para con todos los seres humanos; es por eso que no hay hombre que no pueda pecar.  

Eso es lo que llevó a Dios a intervenir para ayudarnos con algo que para nosotros hubiese sido imposible: Comenzar a ganar el control sobre el pecado. Pero eso no es todo lo que desea hacer por nosotros. Él nos proveyó los medios para que pudiéramos ser limpios de todo pecado; y para que podamos tener una relación de hijos a Padre con Él.

Todo esto lo iremos viendo al seguir los distintos links que aparecerán en breve en este lugar. Hasta ese momento me despido esperando que hayas encontrado un poco más de luz sobre el significado del pecado.  De no ser así, te invito a que me escribas; intentaré ser de utilidad en todo lo que esté a mi alcance.

¡Dios te bendiga mucho!


El pecado


Te dejo algunos links por si estuvieras interesado en conocer más a Dios y ser su hija/o:

El siguiente link es te ayudará a entender las consecuencias del pecado


Nota:

Todas las Citas Bíblicas identificadas con LBLA fueron tomadas con permiso de LBLA – http://www.lbla.com

Las identificadas como NVI, fueron tomadas de:

Escritura de la Santa Biblia, NEW INTERNATIONAL VERSION®, NIV® Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 por Biblica, Inc.® Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Las identificadas como RVR1960, fueron tomadas de:

la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.

Las identificadas como DHH, fueron tomadas con permiso de:

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996


¡Haz click si te gusta! (Si no estás viendo los íconos para compartir o para indicar que te ha gustado la publicación es porque tu detector de publicidades los está filtrando. Si deseas compartir el contenido en tus redes solo debes pausar el filtro de publicidades y recargar la página. Luego de compartir ya lo puedes habilitar nuevamente.)
Comparte con quien lo desees

Publicado por Gracia y Vida

Muchas gracias por habernos visitado¡Que Dios te bendiga mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *