Dios puede ayudarte a entender la salvación

Nuestra gran ayuda, el Espíritu Santo

Cuando hablamos de cosas espirituales como por ejemplo el significado del pecado, sus consecuencias; la mediación de Cristo; la necesidad de arrepentimiento y otras muchas cosas, entender tales conceptos, tal vez nos resulte complicado.

Lejos de desanimarnos, lo que debemos hacer es pedir la asistencia del Espíritu Santo. La razón por la cual nos cuesta mucho entender tales cosas es que son verdades espirituales que no solo requieren inteligencia o conocimientos terrenales, sino un discernimiento espiritual.

Una buena noticia para todos nosotros es que tenemos a alguien que quiere ayudarnos a entender; esa persona es el Espíritu Santo. Es a través de Él que Dios el Padre nos enseña todas las cosas.

Veamos ahora que hay muchos pasajes bíblicos que nos hablan de este tema y que nos ayudarán a comprenderlo un poco mejor la obra del Santo Espíritu y nuestra necesidad de recibir su ayuda.

Una aclaración importante

De igual manera, más allá de cualquiera explicación que podamos leer tanto aquí como en cualquier otro estudio o comentario, algo fundamental que siempre debemos tener en cuenta es que la oración es fundamental y que lo que debemos pedir a la hora de entender una verdad espiritual es discernimiento espiritual.

Leamos ahora los

Textos bíblicos

En el primer pasaje que les invito a leer vemos que Jesús prometió que tendríamos la asistencia del Espíritu Santo. La función del mismo sería la de guiarnos hacia toda verdad, veamos:

Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; (…) 


(Juan 16.13 – LBLA)

Jesús estaba por terminar su ministerio aquí en la tierra y estaba por partir para estar con el Padre; pero no iba a dejarnos solos, Él sabía que necesitaríamos ayuda, es por eso que el Espíritu nos fue enviado.

Leamos ahora esta misma verdad pero desde las palabras del apóstol Pablo. Este otro pasaje es un poco más largo pero nos ayuda a entender un poco más, he marcado en “negritas” dos cosas muy importantes, pero antes de comentarlas, leamos el texto:

Pablo dice:

Sino como está escrito: Cosas que ojo no vio , ni oído oyó , Ni han entrado al corazón del hombre , son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman . Pero Dios nos las reveló por medio del Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios. Porque entre los hombres, ¿quién conoce los pensamientos de un hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Asimismo, nadie conoce los pensamientos de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros hemos recibido, no el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para que conozcamos lo que Dios nos ha dado gratuitamente, de lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las enseñadas por el Espíritu, combinando pensamientos espirituales con palabras espirituales. Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente


(1 Corintios 2:9‭-‬14 – LBLA)

¿Que podemos entender a través de estos textos?

Lo primero que debemos destacar es que el Espíritu está preparado y listo para revelarnos las verdades espirituales de Dios. Y lo segundo es que estas verdades solo se disciernen espiritualmente.

Así que pudiéramos invertir cualquier cantidad de tiempo y todas las palabras del mundo en intentar explicar muchas cosas, pero sin la ayuda del Espíritu no lograríamos que nadie las comprenda.

(En la comprensión del autor de este micro estudio, las discusiones acaloradas y las argumentaciones muy extensas nunca llevan a buen puerto. Si Dios no revela, las personas no entienden. Por eso, antes de hablar con alguien acerca de Dios siempre deberíamos poder orar por la persona a quien le queramos presentar el evangelio.)

A la hora de preguntarnos por qué no se entienden estas verdades, hay muchas cosas que podríamos agregar a lo ya visto. De paso, también es necesario decir que hay muchísimos más versículos que hubiésemos podido analizar, pero por brevedad, elegimos solo estos dos.

Una de las verdades más importantes que deberíamos mencionar es que las personas tenemos el entendimiento velado por el diablo. Esto hace imposible que podamos entender las cosas espirituales. Veamos ahora brevemente que:

Dios puede ayudarte a entender la salvación
El Espíritu Santo te ayuda a entender las cosas de Dios

Dios ilumina nuestro entendimiento

Dios, en su gran amor para con nosotros, hace algo maravilloso a través del Espíritu, ilumina nuestro entendimiento. Esta es otra verdad espiritual que debemos conocer. De no ser iluminados, nuestro entendimiento estará entenebrecido y oscuro.

Por medio de esta acción denominada “iluminación”, todo lo que es espiritual y que no nos resulta tan comprensible, se hace fácil de entender gracias al obrar del Espíritu Santo en nuestra mente y corazón.

Veamos en los siguientes textos lo siguiente: En el primero, que el entendimiento de esta verdad es lo que llevó a Pablo a orar por los receptores de su carta a los efesios, vemos por qué oró:

La oración de Pablo

Mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados para que sepáis lo que es la esperanza de su llamamiento, son son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos 


(Efesios 1.18 – LBLA)

Y en el segundo, que esta iluminación alumbra nuestros corazones para entender quién es realmente Jesucristo o quién debería ser para nosotros. Leamos:

Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para la iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo.


 (2 corintios 4.6 – LBLA)

En estos versículos y en muchos otros vemos esta obra de Dios a nuestro favor. Si quieres seguir leyendo sobre este tema, te dejo un link a otra página en donde se ve este tema de la iluminación con un poco más detenimiento:

Para ir terminando, me gustaría decirte que, si decides acercarte a Dios, Él mismo te ayudará a comprender todas sus verdades y te dará su ayuda para que puedas dar todos los pasos para lograrlo de la manera más sencilla para tí.

Lo único que debes hacer es acercarte a Él con la voluntad de conocerle. Así es que si lo deseas, puedes entregarle tu vida ahora mismo y comenzar a vivir una nueva vida con Dios. Si no sabes cómo hacerlo, puedes leer:

En el siguiente link se encuentra una explicación de qué debemos hacer para acercarnos a Dios, en la publicación también encontrarás algunos otros temas espirituales explicados en forma sencilla desde una perspectiva bíblica.

Me despido ahora, pero si deseas escribirme, no dudes en hacerlo.

¡Dios te bendiga mucho!


Dios puede ayudarte a entender la salvación


Nota:

Todas las Citas Bíblicas fueron tomadas con permiso de LBLA – http://www.lbla.com


¡Haz click si te gusta! (Si no estás viendo los íconos para compartir o para indicar que te ha gustado la publicación es porque tu detector de publicidades los está filtrando. Si deseas compartir el contenido en tus redes solo debes pausar el filtro de publicidades y recargar la página. Luego de compartir ya lo puedes habilitar nuevamente.)
Comparte con quien lo desees

Publicado por Gracia y Vida

Muchas gracias por habernos visitado¡Que Dios te bendiga mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *