Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Dios espera que tengas fe

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 16.14.

Así como los discípulos, también nosotros pasamos por muchas pruebas en la vida, pero a pesar de ellas, Dios espera que tengas fe, que confíes en Él y que sigas adelante.

¡Te invitamos a leer el devocional y a pensar juntos en este tema!

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo base: Marcos 16.14

Después Jesús se apareció a los once discípulos cuando estaban sentados a la mesa, y los reprendió por su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado. 

Contexto bíblico: Marcos 16.9-18

9 Después de haber resucitado, muy temprano el primer día de la semana, Jesús se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado fuera siete demonios.

10 Y ella fue y se lo comunicó a los que habían estado con Él, que estaban lamentándose y llorando. 11 Cuando ellos oyeron que Jesús estaba vivo y que ella lo había visto, se negaron a creerlo.

14 Después Jesús se apareció a los once discípulos cuando estaban sentados a la mesa, y los reprendió por su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado. 

15 Y les dijo: «Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura. 16 El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado. 

17 Y estas señales acompañarán a los que han creído: en Mi nombre echarán fuera demonios, hablarán en nuevas lenguas; 18 tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien».

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario: Dios espera que tengas fe

¿Has notado cuántas veces reprendió Jesús a Sus discípulos por no tener fe?

Evidentemente fueron muchas las veces, pero lo bueno es que siempre, vez tras vez, les dio una nueva oportunidad.

Lo mismo pasa con nosotros en distintas oportunidades, una cosa es lo que Él espera, y otra cosa es lo que terminamos haciendo.

Pero aún así, Dios no deja de trabajar en nosotros, de darnos nuevas oportunidades, de hablarnos, de sostenernos y guiarnos.

Dios es demasiado paciente, demasiado bueno, y tiene demasiado amor. ¿Cierto?

Anuncio

Eso no implica que no se frustre alguna que otra vez, o que nos diga, o haga entender, de alguna manera, que nos equivocamos y que desperdiciamos la oportunidad que nos dio.

En el caso de los discípulos, Jesús los reprendió por su incredulidad y dureza de corazón.

Ya que antes de aquella oportunidad se les había aparecido a varios, quienes a su vez, les llevaron el mensaje y les contaron lo que vieron.

Pero aún así, ellos no creyeron. Esto, de seguro fue una prueba para ellos.

¿No crees que Jesús podría haberles aparecido primero a ellos, antes que a los demás?

Por supuesto que sí, pero de seguro fue una prueba de fe.

Probablemente Jesús quería ver cuánta fe tenían y cuánto confiaban en Sus enseñanzas.

Ya que antes de lo sucedido en la cruz, Jesús les había dicho claramente que debía morir y que luego iba a resucitar.

Pero ellos no asimilaron sus enseñanzas como hubiesen debido.

Anuncio

Y al final, el resultado de su prueba terminó en un reto, cuando en vez de eso hubiesen podido recibir una felicitación.

Lo que sucedió con ellos, obviamente no es el caso ideal, pero qué podemos decir nosotros si es lo que también nos sucede en muchas ocasiones…

Dios nos habla, nos enseña, nos guía, pero al momento de la prueba, no hacemos lo que hubiésemos debido…

¿A quién no le pasó?

Pero, sin embargo, el terminar la prueba en fracaso nunca fue el final. A pesar del resultado, Dios no se dio por vencido.

Siguió trabajando en nuestras vidas y lo seguirá haciendo.

Por eso, debemos saber que Dios espera que asimilemos las enseñanzas contenidas en Su palabra, que veamos los ejemplos, tanto los buenos, como los malos, y que aprendamos de todos ellos.

Por ende, estudiemos Su palabra, aprendamos, confiemos, crezcamos y reflejemos la luz de Cristo cada día.

Dios espera que tengas fe y que camines por la vida sostenido por ella. ¿Lo harás? ¡Él espera que así sea!

Oración

Padre celestial, gracias por tanto amor que nos tienes. Gracias por ayudarnos a crecer espiritualmente, por todos los recursos que tenemos y por el Espíritu Santo obrando en nuestras vidas.

Anuncio

Padre yo quiero vivir por fe, quiero aprender a confiar en ti, estudiar tu palabra y hacerme más fuerte cada día.

Perdón por todos mis pecados, errores y debilidades. Fortaléceme Padre, para que pueda agradarte cada día y reflejar que vives en mí, que obras y que vivo una vida distinta a partir de tu presencia en mí.

A ti quiero darte toda la gloria y toda mi vida. Te alabo Señor mío, bendito seas por siempre.

Dejo esta oración a tus pies, esperando me respondas como siempre lo haces y confiando en ti con todo mi corazón. Te pido todo esto en el nombre de mi Señor Jesús, amén.

Dios espera que tengas fe
Dios espera que tengas fe – Marcos 16.14

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Si gustas escribirnos, no lo dudes, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios. Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando las imágenes originales de Liza Summer.

Dios espera que tengas fe a pesar de las pruebas y circunstancias difíciles de la vida- Marcos 16.14

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio