Categorías
Reflexiones sobre la vida Cristiana Reflexiones sobre la oración

Debo orar por las autoridades

Anuncio

Debo orar por las autoridades


¿Oramos por quienes nos gobiernan?

Muchos cristianos normalmente oramos por nuestras necesidades básicas. También por la necesidad de alguien a quien queremos, por nuestra iglesia y por sus miembros.

Pero lo que no hacemos con continuidad es orar por las personas que están en eminencia.

El consejo de Pablo

Al escribir su primera carta a Timoteo, Pablo era víctima del imperio romano.

El cristianismo todo tenía muchas dificultades con las autoridades, quienes les daban muerte a quienes no abandonaban su fe, pero aún así el apóstol le escribe:

1Exhorto, pues, ante todo que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad (1 Timoteo 2:1-2 – LBLA)

William Barclay, en su comentario sobre las pastorales dice:

“…La Iglesia Cristiana nunca, ni siquiera en los tiempos cuando la estaban persiguiendo con el más cruel sadismo, dejó de orar por ellos.”

Y da, además varios ejemplos de siervos de Dios que a pesar de la situación que debían atravesar, tenían bien claro lo que el Señor quería. Leamos los dos siguientes:

Tertuliano

“insiste en que los cristianos piden a Dios para el emperador «una larga vida, un dominio seguro, un hogar pacífico, un senado fiel, un pueblo íntegro y un mundo en paz» (Apología 30).

Debo orar por las autoridades
Tertuliano

Justino Mártir escribe:

«Adoramos solamente a Dios, pero en todas las otras cosas te servimos alegremente, estamos contentos de servirte, reconociendo a los reyes y a los gobernadores de los hombres, y orando para que sean hallados actuando conforme a la verdadera razón con su poder real» (Apología 1:14,17).”

¿Y qué sobre nosotros?

Si ellos lo hacían, por qué no nosotros.

Oremos pues por todos los que están en eminencia sabiendo que Dios así lo quiere. Teniendo por cierto que es lo mejor para ellos, pero que también es lo mejor para nosotros.

Oración:

Padre Santo, te agradezco por tu presencia en mi vida, por tus cuidados y tu amor. También quisiera pedirte que me sigas cuidando y bendiciendo.

Ahora Padre, específicamente quiero pedirte por mis autoridades, por el presidente, los gobernadores y cada persona que esté en autoridad.

Te suplico que les des sabiduría, ayúdalos en sus responsabilidades diarias y también en sus vidas.

Anuncio

Por sobre todo te pido que te conozcan, para que lleguen a ser tus hijos y disfruten de tu presencia cada día.

En el nombre de Cristo Jesús, amén.

Nota:

A esta oración le faltan motivos concretos como ser por ejemplo, situaciones a resolverse o leyes que se estén tratando en el congreso (Dios escucha a sus hijos), esos motivos debes agregarlos tú.


Debo orar por las autoridades


Nota:

Las Cita Bíblica fue tomada con permiso de LBLA – http://www.lbla.com


Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio