Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Conocimiento del Hijo de Dios

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

El presente es un breve estudio bíblico basado en Efesios 4.13.

¿Cuáles son nuestras metas como cuerpo de Cristo para con nuestros hermanos?

Pablo toca aquí este tema, el cual es de vital importancia para nuestra fortaleza y crecimiento espiritual.

Te invitamos a leer este estudio y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo Clave: Efesios 4.13

hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

Contexto bíblico: Efesios 4.1-16

1 Yo, pues, prisionero del Señor, les ruego que ustedes vivan de una manera digna de la vocación con que han sido llamados. 2 Que vivan con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándose unos a otros en amor, 3 esforzándose por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

4 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también ustedes fueron llamados en una misma esperanza de su vocación; 5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, 6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos.

7 Pero a cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo. 8 Por tanto, dice:

«Cuando ascendió a lo alto,
Llevó cautivo un gran número de cautivos,
Y dio dones a los hombres».

9 Esta expresión: «Ascendió», ¿qué significa, sino que Él también había descendido a las profundidades de la tierra? 10 El que descendió es también el mismo que ascendió mucho más arriba de todos los cielos, para poder llenarlo todo.

11 Y Él dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, 12 a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

14 Entonces ya no seremos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error. 15 Más bien, al hablar la verdad en amor, creceremos en todos los aspectos en Aquel que es la cabeza, es decir, Cristo, 

16 de quien todo el cuerpo, estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen, conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor.

Estudio Bíblico Devocional – Reflexión – Explicación: “Conocimiento del Hijo de Dios – Efesios 4.13”

Más allá de adorar y de honrar a nuestro Dios, ¿cuáles son nuestros principales objetivos como cristianos, de las puertas de la iglesia para adentro?

Esa es la pregunta que Pablo está respondiendo en estos versículos.

Anuncio

Como iglesia, más allá de nuestra tarea de evangelizar y representar a Cristo, debemos crecer. Y para esto, Jesús nos da las herramientas apropiadas a través de los dones del Espíritu.

En este versículo, Efesios 4.13, Pablo enfatiza tres puntos:

# Lograr la unidad de la fe.

# Ayudar a nuestros hermanos a conocer más a nuestro Señor y,

# Colaborar, ser de influencia y, utilizar nuestros dones para que todos podamos llegar a ser maduros en la fe.

¿Recuerdas lo que vimos al inicio del capítulo? Pablo resaltaba nuestra unión con el cuerpo de Cristo. La unidad de la fe es vital para que el cuerpo se mantenga unido.

Luego está el objetivo de ayudar a nuestros hermanos a conocer más a nuestro Señor. Y hay dos formas fundamentales de conocer a Jesús, la primera es a través de conocer Su palabra, y la segunda, a través de mantener una relación con Él.

Ambas son personales, pero aún así, podemos incentivar, proveer distintos medios y ponernos a disposición para ayudar a nuestros hermanos en ambas áreas.

Esto es lo que debemos hacer, lo que Dios espera de nosotros.

Anuncio

Pero, claro está, nadie puede dar lo que no tiene. Debemos estudiar para poder enseñar, y debemos tener una verdadera relación con Dios para poder tener autoridad espiritual.

Los conocimientos que podamos tener, por sí mismos son de utilidad, pero el solo conocimiento sin aplicación, nos llevaría a ser iguales a los fariseos de la época de Jesús.

Por tanto, busquemos conocer la Biblia y relacionarnos con Dios para poder ser de ayuda para nuestros hermanos. Ellos también deben lograr ambas cosas y, lógicamente, no podrán solos (como tampoco nosotros podemos solos).

Es en este punto donde tenemos que poner en funcionamiento nuestros dones, los cuales serán de bendición, solo cuando busquemos el bien de los demás.

Para terminar, el último de los objetivos planteados por el apóstol es el de llegar a ser maduros en la fe. Y, ¿cómo se consigue esto? Viviendo el Evangelio como se debe.

Esto lo logra sólo quien se haya entregado con todo su ser al Señor, y quien tenga por meta servirle y glorificar Su nombre.

Todos deberíamos vivir de esta manera, sin embargo, en la práctica, muchos de nuestros hermanos no lo consiguen.

Esto determina que su relación con Dios, su vida espiritual y su fe siempre se mantengan pequeñas, endebles y débiles.

Por eso, todos nosotros estamos llamados a utilizar nuestros dones para ser de bendición para nuestros hermanos. De esta manera, todos iremos creciendo progresivamente.

Al mismo tiempo, no solo el pastor y los líderes están llamados a trabajar en el crecimiento de la iglesia, sino cada uno de nosotros.

Anuncio

Por ende, busquemos la manera de ser de bendición, y utilicemos nuestros dones, los cuales nos fueron dados precisamente con ese objetivo.

La medida de la estatura de la plenitud de Cristo es una meta demasiado grande como para pensar que se la puede alcanzar fácil o rápidamente.

Entonces, lo que debemos comprender es que deberemos mantener estas metas y realizar esta tarea cada día de nuestras vidas, hasta que el Señor venga o hasta que partamos con Él.

Dejemos aquí el tema para seguir luego con el versículo siguiente. Pero sepamos que cada día deberemos poner todo esto en práctica; seamos canales de bendición, ayudando a nuestro cuerpo (la iglesia) a estar más fuerte, más sano y más unido cada día.

Oración

Padre Celestial, gracias te doy por pertenecer al cuerpo de Cristo.

Y gracias porque a través de mis hermanos me estas ayudando a crecer en la fe.

Sé que también yo debo realizar esta tarea y te pido que me dirijas y me ayudes a hacerlo en cada una de estas tres áreas.

Para esto, sé que yo mismo necesito tener más conocimiento del Hijo de Dios y una mejor y mayor relación contigo.

Por favor ayúdame, me entrego a ti, muéstrame y moldea mi corazón. Te pido esto en el nombre de Cristo Jesús, amén.

Conocimiento del Hijo de Dios
Conocimiento del Hijo de Dios – Efesios 4.13

Links


A más estudios de Efesios:


Estudio Anterior

Edificación del cuerpo de Cristo
Edificación del cuerpo de Cristo – Efesios 4.12

Siguiente Estudio

Ya no seremos niños
Ya no seremos niños – Efesios 4.14

Links a otros estudios:

También te invitamos a leer reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Anuncio

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

O si gustas,

Comentarios bíblicos devocionales

Que son explicaciones y estudios exegéticos del texto de distintos libros de la Biblia, pero con una mirada más devocional que técnica.

Si quieres, puedes escribirnos a través de la caja de comentarios.

Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida, utilizando una imagen de Pixabay.

Conocimiento del Hijo de Dios – Efesios 4.13

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio