Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Cabeza sobre todas las cosas

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión cristiana, basada en el texto bíblico de Efesios 1.22-23.

Después de resucitar de los muertos, Jesús se sentó a la diestra del Padre, y desde allí ejerce el rol de ser la cabeza de la Iglesia, su máxima autoridad y quien la guía para que pueda hacer la voluntad del Padre.

¿Será que como miembros de la Iglesia reflejamos y ejecutamos la voluntad de Dios en nuestras vidas?

Te invitamos a leer este estudio y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo Base: Efesios 1.22-23

22 Y todo lo sometió bajo Sus pies, y a Él lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es Su cuerpo, la plenitud de Aquel que lo llena todo en todo.

Contexto Bíblico: Efesios 1.17-23

17 pido que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, les dé espíritu de sabiduría y de revelación en un mejor conocimiento de Él.

18 Mi oración es que los ojos de su corazón les sean iluminados, para que sepan cuál es la esperanza de Su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de Su herencia en los santos, 19 y cuál es la extraordinaria grandeza de Su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la eficacia de la fuerza de Su poder.

20 Ese poder obró en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a Su diestra en los lugares celestiales, 21 muy por encima de todo principado, autoridad, poder, dominio y de todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo sino también en el venidero.

22 Y todo lo sometió bajo Sus pies, y a Él lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es Su cuerpo, la plenitud de Aquel que lo llena todo en todo.

Estudio Bíblico Devocional – Reflexión – Explicación: “Cabeza sobre todas las cosas”

La del cuerpo es una hermosa figura para ejemplificar nuestra relación, no sólo con Cristo, sino también entre cada uno de los hijos de Dios.

¿Recuerdas la oración de Jesús en dónde le pedía al Padre que seamos uno como ellos son uno?

20 »Pero no ruego solo por estos, sino también por los que han de creer en Mí por la palabra de ellos, 21 para que todos sean uno. Como Tú, oh Padre, estás en Mí y Yo en Ti, que también ellos estén en Nosotros, para que el mundo crea que Tú me enviaste. (Juan 17.20-21)

Esta oración se cumple hermosa y perfectamente en la Iglesia de Cristo, ya que todos somos como un cuerpo, el cual tiene una sola cabeza y una unidad de propósito.

Ya todo fue sometido por Dios bajo los pies de Cristo. Nadie tiene más poder, ni mayor autoridad que Él.

Así que ahora, habiendo salvado a Su pueblo, Jesús se sentó a la diestra de Dios, y desde allí ejerce la función de cabeza para Su cuerpo (la ekklesía), ordenando sus pasos y llevándola al cumplimiento de la voluntad del Padre.

Ahora, no solo que es la cabeza de la iglesia, sino que el texto dice que Dios lo puso por cabeza sobre TODAS las cosas a la iglesia, lo cual indica que tiene total dominio por sobre todo lo demás, pero sobre todo de la Iglesia.

Anuncio

La plenitud de Aquel que lo llena todo en todo, tiene que ver también con esto: Su poder está por sobre todo lo que existe (que es lo que decían los versículos previos).

Pero esta plenitud de Jesucristo implica mucho más que eso, en especial para nosotros que somos Sus hijos.

El cuerpo no tiene sentido sin su cabeza, y nosotros, Su cuerpo, tampoco lo tenemos fuera de Cristo.

Él es la plenitud de vida, de propósito, de autoridad, de esperanza, de fortaleza, de amor, y más, y más, y aún más.

Pero allí no se acaban las implicancias de Su plenitud.

El propósito final de Dios es unir todas las cosas en Cristo (v10). La plenitud de todo lo creado tendrá unidad en Él, a través de Él, por Él y para Él.

Como también lo dice Pablo en Colosenses:

16 Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él.

17 Y Él es antes de todas las cosas, y en Él todas las cosas permanecen. 18 Él es también la cabeza del cuerpo que es la iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, a fin de que Él tenga en todo la primacía.

19 Porque agradó al Padre que en Él habitara toda la plenitud, 20 y por medio de Él reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de Su cruz, por medio de Él, repito, ya sean las que están en la tierra o las que están en los cielos. (Colosenses 1.16-20)

Que aún todo esto no sea visible al cien por ciento, tiene que ver con el cumplimiento de los tiempos que sólo el Padre conoce. Pero pronto se verá tan claro como el Sol de la mañana.

Y hasta que todo esto sea palpable para toda la creación, nuestra tarea consiste en obedecer a nuestra cabeza que es Cristo.

Anuncio

Por tanto, cumplamos bien con nuestro propósito como Su cuerpo. Hagamos la voluntad de Dios y esperemos en Él.

Ya todo está a punto de ser revelado. Pronto todo encajará en su justo lugar.

Estemos desde ahora en el lugar y en la función que nos corresponde. Tengamos plena comunión con el cuerpo, en total sujeción a la cabeza, y cumpliendo con la parte que nos toca.

En complemento con todo lo dicho, ¿Podrías leer 1 Corintios 12:21-26?

Que no logremos ser el cuerpo perfecto que el Señor espera que seamos, responde únicamente a nuestra carnalidad, a nuestra falta de sujeción a nuestra cabeza…

¡Dios nos bendiga para que podamos comprender bien todo lo que el Señor nos enseña y lo que espera de nosotros, y que, como consecuencia, logremos vivir de esa manera!

Oración

Padre de gracia y misericordia, gracias te damos por tanto amor y poder puestos en función de nuestra salvación. Gracias por la muerte y resurrección de Jesucristo y por haberlo puesto por cabeza sobre todas las cosas.

Gracias porque hoy pertenecemos a tu cuerpo, a la Iglesia y porque nos has permitido tener la posibilidad de servirte. Esperamos hacerlo como tú lo espera, de una manera que te agrade.

Padre, esperamos el regreso de tu Hijo, y hasta que venga por nosotros esperamos portar tu luz para que muchas almas sean iluminadas. Te adoramos Padre y alabamos tu nombre.

Nos entregamos a ti y esperamos agradarte siempre. Hacemos esta oración en el nombre de Cristo Jesús, amén.

Anuncio
Cabeza sobre todas las cosas
Cabeza sobre todas las cosas – Efesios 1.22-23

Links


A más estudios de Efesios:


Estudio Anterior

Poder que obró en Jesús
Poder que obró en Jesús – Efesios 1.20-21

Siguiente Estudio

Muertos en delitos y pecados
Muertos en delitos y pecados – Efesios 2.1

Otros estudios:

También te invitamos a leer reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

O si gustas,

Comentarios bíblicos devocionales

Que son explicaciones y estudios exegéticos del texto de distintos libros de la Biblia, pero con una mirada más devocional que técnica.

Si quieres, puedes escribirnos, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios.

Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada corresponde a un trabajo de Gracia y Vida, utilizando una imagen de Pixabay.

Cabeza sobre todas las cosas – Efesios 1.22-23 – Significado y Aplicación

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio