Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Amarás a tu prójimo

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 12.31.

¿Sabemos cuáles son los dos más grandes mandamientos? Y si los sabemos, ¿los cumplimos?

En este caso hablaremos del segundo de ellos, ya que del primero hablamos en la publicación anterior.

Te invitamos a leer el devocional y a pensar juntos en este tema.

Comparte con quien quieras
Anuncio

Texto bíblico base: Marcos 12.31

El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay otro mandamiento mayor que estos

Contexto Bíblico: Marcos 12.28-34

28 Cuando uno de los escribas se acercó, los oyó discutir, y reconociendo que Jesús les había contestado bien, le preguntó: «¿Cuál mandamiento es el más importante de todos?».

29 Jesús respondió: «El más importante es: “Escucha, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es; 30 y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con toda tu fuerza”. 31 El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay otro mandamiento mayor que estos».

32 Y el escriba le dijo: «Muy bien, Maestro; con verdad has dicho que Él es Uno, y no hay otro además de Él; 33 y que amarle a Él con todo el corazón y con todo el entendimiento y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y los sacrificios».

34 Viendo Jesús que él había respondido sabiamente, le dijo: «No estás lejos del reino de Dios». Y después de eso, nadie se aventuraba a hacer más preguntas.

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario

Este es un texto muy conocido, pero aún así, llama la atención que sea tan poco comprendido y practicado por los hijos de Dios.

Amar al prójimo como a nosotros mismos implica dejar de lado el ego y practicar la empatía. Entonces, ¿por qué crees que nos resulta tan difícil poner en práctica este mandamiento? ¿Tú que crees?

Tal vez sean las propagandas del mundo moderno, las cuales nos hacen vivir mirándonos a nosotros mismos, y/o la sociedad, la cual nos lleva a hacer lo necesario para satisfacer nuestros propios deseos…

O tal vez, que pongamos nuestra propia seguridad, estabilidad y placer, por meta, lo cual nos lleva a mirar muy poco al otro y a olvidarnos de este tan importante mandamiento.

Pero sea lo que fuere, no siempre, y no todos los hijos de Dios hacemos lo que deberíamos en cuanto a este mandamiento… ¿No es cierto?

Ahora, si lo pensamos bien, si pudiéramos poner este mandamiento en práctica, seguramente la mayoría de los problemas interpersonales desaparecerían.

Anuncio

Entonces, ¡cuántos casos hay de entredichos y de discusiones, aún dentro de las Iglesias! ¡Y ni hablar dentro de las familias!

Tal vez quepa la pregunta: ¿Por qué no brindar al hermano, y/o a la persona que tanto amamos y que vive con nosotros, ese amor que se merece, el que en verdad deberíamos poder ofrecer?

Y por otro lado, ¿por qué no poner en práctica la paciencia necesaria (la que se necesite/requiera), la que Dios nos concede y es una parte del Fruto del Espíritu (Gálatas 5.22-23)?

El Señor nos ayude a vivir en amor, a andar en paz con todos y a representar el Reino de Dios como corresponde (Juan 13.35).

Y por las dudas, antes de que alguno diga algo sobre los mandamientos del AT y de la nueva dispensación, qué tal si leemos estos dos versículos dichos por el mismo Jesús:

34 “Un mandamiento nuevo les doy: “que se amen los unos a los otros”; que como Yo los he amado, así también se amen los unos a los otros. 35 En esto conocerán todos que son Mis discípulos, si se tienen amor los unos a los otros”.

Juan 13.34 y 35

¡Dios te bendiga, dirija y ayude en este tema tan vital para la vida cristiana!

Oración

Padre celestial, quiero adorarte por tu gran amor. Gracias porque tú nos amaste primero. Gracias porque de no ser así, no habríamos podido obtener la salvación por tu Gracia.

Padre, me encantaría poder tener esa misma clase de amor por mis hermanos y familia, aunque también entiendo que cuando tu palabra habla de “prójimo” habla de cualquier persona. Ayúdame Padre a tener ese amor.

Sabes que me cuesta tener la empatía necesaria, la paciencia suficiente y el amor requerido, pero me pongo en tus manos para que obres en mí y para que me ayudes a ser un poco más como Jesucristo cada día.

Anuncio

Te suplico que me ayudes cada día. Me entrego a ti, te ofrezco mi vida y todo mi ser, sé que me has comprado para que te represente y eso mismo quiero hacer en todo tiempo.

Te alabo Padre y te adoro, y hago esta oración en el nombre de Cristo Jesús, amén.

Amarás a tu prójimo
Amarás a tu prójimo como a ti mismo – Marcos 12.31

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Si gustas escribirnos, no lo dudes, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios. Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando las imágenes originales de Nicole Michalou.

Amarás a tu prójimo como a ti mismo – Marcos 12.31

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio