Categorías
Comentarios Devocionales de la Biblia Devocionales Diarios Reflexiones sobre la vida Cristiana

Abandonado por Dios

¡Muy bienvenidos a Gracia y Vida!

La presente es una breve reflexión basada en el texto bíblico de Marcos 15.34

Dios siempre está cerca nuestro y siempre se preocupa por nosotros pero, ¿por qué en ocasiones no sentimos su presencia?

¡Te invitamos a leer el devocional y a pensar juntos en este tema!

Comparte con quien quieras
Anuncio

Versículo base: Marcos 15.34

Y a la hora novena Jesús exclamó con fuerte voz: «Eloi, Eloi, ¿lema sabactani?», que traducido significa, «Dios Mío, Dios Mío, ¿por qué me has abandonado?».

Contexto bíblico: Marcos 15.25-39

25 Era la hora tercera cuando lo crucificaron. 26 La inscripción de la acusación contra Él decía: «EL REY DE LOS JUDÍOS». 

27 Crucificaron con Él a dos ladrones; uno a Su derecha y otro a Su izquierda. 28 Y se cumplió la Escritura que dice: «Y con los transgresores fue contado».

29 Los que pasaban lo injuriaban, meneando la cabeza y diciendo: «¡Bah! Tú que destruyes el templo y en tres días lo reedificas, 30 ¡sálvate a Ti mismo descendiendo de la cruz!». 

31 De igual manera, también los principales sacerdotes junto con los escribas, burlándose de Él entre ellos, decían: «A otros salvó, Él mismo no se puede salvar. 32 Que este Cristo, el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y creamos». Y los que estaban crucificados con Él también lo insultaban.

33 Cuando llegó la hora sexta, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena. 34 Y a la hora novena Jesús exclamó con fuerte voz: «Eloi, Eloi, ¿lema sabactani?», que traducido significa, «Dios Mío, Dios Mío, ¿por qué me has abandonado?». 

35 Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: «Miren, está llamando a Elías». 36 Entonces uno corrió y empapó una esponja en vinagre, y poniéndola en una caña, dio a Jesús a beber, diciendo: «Dejen, veamos si Elías lo viene a bajar». 

37 Pero Jesús, dando un fuerte grito, expiró. 38 Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.

39 Viendo el centurión que estaba frente a Él, la manera en que expiró, dijo: «En verdad este hombre era Hijo de Dios».

Reflexión Bíblica – Meditación Cristiana – Devocional Diario

¿Te has sentido abandonado por Dios?

Si bien existen momentos muy especiales, en los cuales Dios se mantiene en silencio, Él, por lo general, está muy cerca de cada uno de Sus hijos para oírlos y acompañarlos.

Anuncio

Tal vez cegados por la aflicción que nos causan nuestros problemas, tal vez por estar un poco alejados por nuestros pecados, SOMOS NOSOTROS los que no logramos oírlo; o tal vez, no podemos percibir Su presencia.

Pero en cualquier caso, lo que debemos saber es que Dios siempre está cerca, y que quiere hablarnos y ayudarnos en cada momento de nuestras vidas.

¡No creas que Dios no sabe lo que estás pasando!

Por eso, lo que debemos hacer es buscarlo aún más, y acercarnos más y más a Él.

En cuanto lo hagas, ya verás que Él trae solución a tus problemas, o tal vez, y más posiblemente, te dará la fuerza necesaria como para pasar por la situación, saliendo victoriosa/o de la misma.

Entonces, ¿qué tal si lo buscas en oración y a través de Su Palabra? Y también, ¿qué tal si vuelves a congregarte? ¿Sabías que Él espera todo eso de cada uno de nosotros?

¡Sepamos que Dios nunca se aleja de Sus hijos! No lo hace porque nos ama.

Normalmente somos nosotros los que nos alejamos de Él y luego nos quejamos de que Él está lejos. ¿Has considerado esa posibilidad?

Por eso, acércate a Dios y Él responderá, te oirá y obrará en tu vida. ¡Búscalo!

Anuncio

¡Dios te ama!

Ahora, otro tema muy distinto es pasar por un momento particular, en el cual Dios hace silencio.

Existen momentos excepcionales, que solamente pasan los hijos de Dios que son un poco más maduros en la fe. Hombres y mujeres quienes permanecen cerca de Él, quienes le sirven y obedecen fielmente.

Momentos en los cuales Dios guarda silencio en medio de alguna situación de prueba.

En dichos momentos, nosotros, quienes estamos acostumbrados a Su presencia, nos sentimos perdidos, y nos preguntamos:

¿Qué está sucediendo?

Son momentos de prueba diferentes de otros que ya hemos vivido, dado que en estos momentos Dios espera ver cómo nos desenvolvemos sin que Él esté necesariamente hablándonos y supliéndolo todo.

Será en esos momentos en los cuales deberemos aplicar todo aquello que ya aprendimos, y utilizar todos los recursos espirituales que ya tenemos, para mantenernos firmes, a pesar de la prueba y del silencio de Dios.

¿Has vivido ya alguna situación así?

Si estás pasando por uno de esos momentos, tal vez te sirva leer la siguiente publicación:

Anuncio

Los silencios de Dios

Te referimos a ella porque no es posible tratar el tema por completo aquí, ya que se haría muy larga la publicación.

Pero por favor, no te asustes si te sucede, ya que si pasa es porque Él considera que puedes, que estás lista/o. Que estás suficientemente madura/o como para pasar por dicha prueba.

El silencio no significa que esté lejos, sino que solamente no te responde como siempre.

Si te sucede no te preocupes, recuerda que Pedro se hundió muy cerca de los brazos del Señor, y esa es más o menos la situación.

Si fallas, Él no dejará que te ahogues. Te ama demasiado como para perderte. Falles o salgas victoriosa/o, Él siempre estará muy cerca. No lo dudes.

¡Dios te bendiga mucho!

Oración

Padre Santo, en el nombre de Jesús, te doy gracias por tu amor y por la salvación que me has dado.

Padre yo sé que estás cerca mío, y que te preocupas por mí, solo que en este tiempo no estoy pudiendo sentir tu presencia.

Necesito que me bendigas, que me ayudes para poder verte actuar, quiero sentir que estás aquí conmigo.

Por favor, te pido que me perdones por mis pecados y que me ayudes a ser fuerte y a ser sabio para alejarme de ellos.

Te entrego mi vida, te necesito, y espero en ti. Por favor ayúdame en todas las situaciones que no sé resolver en mi vida.

Bendíceme en este tiempo de silencio, ayúdame a ser fuerte y a estar firme en la fe a pesar de la situación.

Que pueda yo hacer tu voluntad, que pueda agradarte y servirte. que pueda hacer lo necesario para que estés orgulloso de mí.

Padre te adoro y te alabo, y en el nombre de Jesús te pido todas estas cosas, yo sé muy bien que tú lo sabes todo y me entrego a ti. Amén.

Anuncio
Abandonado por Dios
¿Te has sentido abandonado por Dios? – Marcos 15.34

Links

Te invitamos a continuar leyendo más reflexiones cortas a través de los siguientes links:

Devocionales Diarios

Devocional diario: El ministerio de Jesús

Devocionales basados en el evangelio de Marcos

Si gustas escribirnos, no lo dudes, puedes hacerlo a través de la caja de comentarios. Estamos a tu disposición hasta donde nos sea posible, esperamos poder ser útiles para tu vida espiritual. ¡Dios te bendiga en todo!

Notas

  • Las citas bíblicas fueron tomadas con permiso de la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) © 2005 by The Lockman Foundation.
  • La imagen de portada es un trabajo de Gracia y Vida utilizando las imágenes originales de Pixabay.

¿Te has sentido abandonado por Dios? – Marcos 15.34

Comparte con quien quieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio